lamarea.com

viernes 19 octubre 2018

Política

Rivera e Iglesias, en La Moncloa: mismo escenario, distintas lecturas

Los líderes de Ciudadanos y Podemos han acudido este viernes a la llamada de Mariano Rajoy en La Moncloa para abordar la cuestión catalana

30 octubre 2015
18:46
Compartir
Rivera e Iglesias, en La Moncloa: mismo escenario, distintas lecturas
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. LA MONCLOA

La noticia se conoció ayer: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llamaba a los dos líderes de los principales partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, para mantener una reunión en La Moncloa en la que tratar la cuestión catalana. Lo hacía citándoles con algo menos de tres horas de diferencia (Albert Rivera a las 13h, Pablo Iglesias pasadas las 15.30h), y dos días después de reunirse con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Aunque el desarrollo de ambos encuentros ha sido similar en cuanto a formas y duración, las conclusiones han sido bien distintas. A su salida de la reunión, el líder Ciudadanos dejaba clara la buena sintonía y las coincidencias con el Gobierno en lo fundamental: la unidad de España y el artículo 1 de la Constitución deben quedar blindados “gobierne quien gobierne”.

En ese sentido, Rivera ha planteado a Rajoy su propuesta frente al conflicto catalán, que se resume en cinco puntos fundamentales: la defensa de la soberanía nacional, que reside en los españoles, la unidad territorial, la Constitución como único marco, la apuesta por la integración europea y el compromiso de no forjar alianzas de gobierno con los partidos nacionalistas. Con dicho acuerdo, Rivera quiere poner de manifiesto que “España no está en juego y que no se rompe”.

“No estamos de acuerdo en casi nada”

Por su parte, Pablo Iglesias ha manifestado sus profundas discrepancias con Rajoy. A la salida del encuentro, ha resumido el mismo con una frase elocuente: “No estamos de acuerdo en casi nada”. El líder de Podemos ha criticado “el inmovilismo del PP y sus aliados, PSOE y Ciudadanos”, lo que, a su juicio, “no es adecuado para trabajar y avanzar para que la situación mejore”. “Les percibo bunkerizados, y esa gran coalición que pretenden formar no ayuda. Estamos en tiempos de tender puentes y diálogos”, ha apuntado el líder de Podemos. A su juicio, es “muy difícil” llegar a algún acuerdo tanto con Rajoy como con el PSOE y Ciudadanos porque, a su juicio, dichas formaciones “apuestan por el enfrentamiento”, una fórmula “que no ha funcionado”.

De cara a tratar de solucionar el problema, Pablo Iglesias ha llevado a Rajoy cinco propuestas para una reforma de la Constitución que recoja un cambio en la ley electoral, una reforma de la justicia, una garantía constitucional respecto a la corrupción, blindar los derechos sociales y un acuerdo territorial fundamentado en la democracia, lo que significa “que los ciudadanos puedan votar”.

Iglesias, que llegó a La Moncloa acompañado por el responsable Político de Podemos, Íñigo Errejón, la secretaria de coordinación, Irene Montero, y su equipo de comunicación, regaló a Mariano Rajoy un libro (Juan de Mairena, de Antonio Machado).

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Cabezas

Dani Cabezas

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".