lamarea.com

viernes 14 diciembre 2018

Opinión

La ciencia no es divertida, debe ser desapasionada y a veces resulta muy poco rigurosa

Para el autor, la ciencia es ‘indagar en ‘lo desconocido’, y “eso es lo más humano que tenemos”, asegura

06 octubre 2015
10:06
Compartir
La ciencia no es divertida, debe ser desapasionada y a veces resulta muy poco rigurosa
Una investigadora en el Instituto Broad del MIT y Harvard / Len Rubenstein

Justo lo contrario de lo que dice en un titular Patricia Fernández de Lis, periodista en El País (http://blogs.elpais.com/que-hacemos/)

Primero, y esto es importante, lo que se denomina ciencia es un entramado complejo cuyo último resultado es el conocimiento científico: saber contrastado e intersubjetivo. La ciencia, como sistema de producción de conocimiento incluye muchas cosas, científicos, técnicos, auxiliares, administrativos, editores, fabricantes de materiales de laboratorio y de campo, sociólogos y un largo, largo etc.

Que al hablar de ciencia imaginemos exclusivamente a un ser pensante o “cacharreante” con bata, es una abstracción injusta, más producto de factorías tipo Disney que reflejos de la realidad. Sí, sin técnicos que dejan sus horas en los laboratorios, sin administrativos que procesan los complejos sistemas de flujos de dinero y justificaciones, amén de otro personal de apoyo que sería laborioso de  enumerar, no habría producción de conocimiento científico.

La tan manida frase “a hombros de gigantes” que el historiador Carlos Solís ha puesto en su contexto adecuado[i] -y tan diferente al que se usa- habría que enfocarla hacia toda esa muchedumbre que hace posible que simples ideas o intuiciones se terminen  convirtiendo en productos  del conocimiento sólidos. No sé si hay necesidad de singularizar, pero la música científica es producto de una banda, nunca de un/a solista, aunque éste/a se termine convirtiendo en la imagen pública del concierto.

No sé de dónde saca de Lis que la ciencia es divertida. Puede que ella se divierta mucho con la lectura de trabajos científicos y escribiendo notas para un público general. Pero le puedo asegurar que tras cualquier trabajo científico hay muchas horas de tedio, de mediciones rigurosas, de comprobaciones rutinarias. Que las realizadas en el laboratorio, suele incluir muchas tareas rutinarias que hay que realizar con cuidado y gran concentración y aquellas que implican trabajo de campo, a veces se dan en  días soleados pero no son raros los días  de  lluvias intensas o temperaturas extremas, con mosquitos llamando a tu epidermis o sencillamente  molestos  estreñimientos por cambio de dieta en una expedición científica. No, la ciencia no es divertida. Para divertirse hay que ir al cine o al circo.

Pero, además, la ciencia es desapasionada. Nada más perjudicial para el conocimiento científico que apasionarse con una teoría, hipótesis, o intuición. No, al conocimiento hay que acercarse fríamente, templado, distante. Puede que una hipótesis sea cierta o no. Pero uno no pone en ella más que el interés de comprobarla. Lo demás es religión, soflama populachera o política. Tener la ‘certeza’ de que uno tiene razón, es el camino más seguro para errar en la senda del conocimiento objetivo y el más seguro para llegar al de las verdades reveladas,  aquellas en las que uno está en posesión de la verdad y todos los demás equivocados. Un caso palmario ha sido Linus Pauling, dos veces premio Nobel, y su “pasión” por la vitamina C para curar el catarro o el cáncer[ii].

Pero además, la ciencia a veces no es nada rigurosa. La Fundación MacArthur americana subvenciona una base de datos que registra los principales fraudes científicos y todos los trabajos ‘retractados’ de las revistas. En esta base de datos, hay un español que tiene el discutible mérito de estar entre los treinta primeros defraudadores del mundo. Investigadores que han engañado manipulando datos en publicaciones  científicas[iii].

Pero si la ciencia no es divertida, ni apasionante y a veces no es  rigurosa, sin embargo tiene algo que no queda singularizado en el rimbombante titular de El País. La ciencia es ‘indagar en lo desconocido, y eso es lo más humano que tenemos.

Much@s investigadores se irán tranquilos a la tumba, sin angustias existenciales, porque han estado toda su vida intentando preguntar o rehaciendo preguntas a la naturaleza. Saben que, en cómo formular una pregunta puede estar el 50% de la respuesta. Y que, aunque hay muchas cosas que todavía no sabemos cómo preguntar,  sus discípulas o los discípulos de sus discípulas sabrán hacerlo. Ese es el homenaje que el conocimiento científico, parejo al que nos conceden las humanidades y el arte, ofrecen a las sociedades que los apoyan: formas de interrogar al mundo, formas de responderlo, formas de situarnos en él.  Y ahí es dónde está la clave del quehacer científico.

Pero en un determinado momento del día, se apagan las luces, se cierra el laboratorio y se vuelve uno a casa con su familia o queda con unos amig@s a tomar una cervecita. Como la conductora de autobús, el carnicero o quien te vende los periódicos. Al fin y al cabo investigar es una tarea de personas, para bien y para mal. La dignidad social de l@s científic@s es que son un@s ciudadan@s más y como tales se debe respetar su imagen real y no trasmitir la idea de que son seres de otro mundo.

———————————————-

[i] Carlos Solís, 2011 La medicina magnética. Fondo de Cultura Económica

[ii] El último meta – análisis, Hermilä, H. & Chalker, E. 2013 Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database Syst Rev (2013) 1:CD000980. doi:10.1002/14651858.CD000980.pub4, concluye “…altas dosis de vitamina C no han mostrado un efecto consistente sobre la duración o severidad de los síntomas del catarro común”.

[iii] http://retractionwatch.com/the-retraction-watch-leaderboard/

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio G. Valdecasas

Antonio G. Valdecasas

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM66 – Diciembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

¿Es tan sorprendente?

Reflexión tras las elecciones andaluzas: "Lo peor es que la izquierda no se plantea en profundidad los motivos de ese resurgir de la extrema derecha".