Tsipras gana los comicios de la frustración

Syriza revalida la victoria que logró en enero con la losa de gestionar un rescate con unas condiciones durísimas

MADRID// Syriza ha vuelto a ganar las elecciones en Grecia. La participación baja y el poco ánimo de sus seguidores en la celebración han evidenciado la frustración con la que se han acogido estos comicios en contraposición con la ola de entusiasmo que provocó su victoria el pasado mes de enero. Alexis Tsipras necesitará de un socio de gobierno y todo apunta a que serán nuevamente los derechistas de ANEL, con los que ya formó gobierno en enero, y que ya han mantenido conversaciones para este nuevo periodo.

Syriza superaba claramente a los conservadores de Nueva Democracia, según los primeros recuentos.

El líder de Syriza sale reforzado de estas elecciones pero tendrá que gestionar el exigente rescate que su mismo gobierno firmó a espaldas del mandato que sus ciudadanos le dieron en el referéndum. Un rescate de 86.000 millones de euros en tres años con unas condiciones de austeridad durísimas. Gestionar ese desencanto, la frustración y la ausencia de un futuro estimulante serán los grandes problemas a los que se tenga que enfrentar el renovado presidente griego. En contraposición está el fracaso absoluto del partido “Unidad Popular” escindido de Syriza y comandado por Panagiotis Lazafanis y con el apoyo de Yanis Varoufakis, el exministro de Economía, que, por el momento hasta el final del recuento, se queda sin representación parlamentaria.

La ciudadanía griega ha optado por seguir dando su apoyo a Alexis Tsipras entre la decepción por lo ocurrido durante la negociación con Europa y la necesidad de mantener en el gobierno a un líder con conciencia social que administre los recortes impuestos con la mayor humanidad posible.

La noticia más triste de estas elecciones es el tercer puesto de Amanecer Dorado. Los nazis de Nikos Michaloliakos han logrado casi un 7% de los votos y tendrán 19 diputados. Una negra nueva que puede empeorar viendo las previsiones de futuro del partido de extrema derecha. Son la opción preferida entre los jóvenes de 18 a 24 años y el partido más votado entre los desempleados. Dos caladeros de votos que pueden seguir creciendo bajo la bota de la austeridad y que Alexis Tsipras tendrá que tener muy en cuenta para que AD no pase de amenaza a realidad.

faldon_noticias

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner