lamarea.com

miércoles 21 febrero 2018

Cultura

Una escopeta nacional al borde del campanario

‘Desde aquí veo sucia la plaza’ recurre a la España más profunda para plantear un debate sobre la tortura a los animales

07 septiembre 2015
14:05
Compartir
Una escopeta nacional al borde del campanario

MADRID // Imaginen un pueblo cualquiera en la España del siglo XXI con las tradiciones del siglo XIX. Imaginen a un alcalde cacique, un señorito en silla de ruedas, un político corrupto, un vulgo aborregado y una tradición, ¿tradición?, de años que consiste en tirar a una cabra de lo alto del campanario. Imaginen un vídeo de Youtube y a la Unión Europea pidiendo a España la supresión de esa barbarie. Imaginen el final.

Estos son los personajes y la acción de la obra Desde aquí veo sucia la plaza, que este domingo se representó en el Teatro del Barrio de Madrid y al que volverá este mes de septiembre en dos nuevas funciones.

Font García, Vito Sanz y Juan Vinuesa llevan a escena un texto en el que se encadenan los gags como en una producción de Berlanga sin fin. Ellos hacen todo. Del oficio de los actores hay que agradecer el cambio de registro y su capacidad para mostrarnos arquetipos sin que chirríe. Así, el espectador pasa de ver una cabra a que aparezca en escena una señora mayor o el tonto del pueblo, sin más artificio que una chaqueta del revés o unos pequeños cuernos.

Pese a los nervios del estreno, la obra se había representado en el festival Frinje anteriormente, el espectáculo está bien resuelto a falta de pulir ciertos matices de la puesta en escena. Quizás hay que imputarles un exceso de compleijidad escénica y demasiados cambios  sobre las tablas, producto de querer indagar en una trama con muchas voces y que termina por ensuciar la actuación.

El público del Teatro del barrio, siempre predispuesto a la comedia con fuerte carga política-social, como es el caso, se lo pasó en grande. En algunos momentos, las risas contagiaban a todo el patio de butacas e incluso los actores debían hacer un sobreesfuerzo para contenerse ante las ocurrencias del texto que firma Club Caníbal. Mención aparte merece el músico Pablo Peña quien, si sigue en esa racha de buen hacer, debe ir tomando más protagonismo en sucesivas actuaciones.

bannernewsletter

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".