Tsipras convoca a los griegos ante el «ultimátum y chantaje»

El Parlamento griego aprueba la celebración de una consulta el 5 de julio sobre las exigencias de ajuste. Los ministros del Eurogrupo se niegan a seguir con el apoyo financiero a Grecia

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció el viernes la convocatoria de un referéndum para que el pueblo griego decida si acepta las exigencias planteadas por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para continuar con la ayuda financiera. El Parlamento heleno aprobó el sábado la consulta con los votos de Syriza, su socio de gobierno, Anel, y los diputados neonazis de Amanecer Dorado, un total de 179 apoyos frente a los 120 del resto del arco parlamentario.

El referéndum se celebrará el 5 de julio, cinco días después de que finalice el plazo fijado por las condiciones de la asistencia financiera para devolver casi 1.600 millones de euros al FMI. Tras la convocatoria de la consulta, el Eurogrupo ha cerrado la puerta a seguir otorgando apoyo económico a Grecia. El BCE celebra una reunión este domingo para decidir si sigue apoyando a los bancos del país.

“Las propuestas de las instituciones incluyen medidas que llevarían a una mayor fragmentación del mercado laboral, recortes de pensiones, nuevas reducciones en los salarios del sector público y un aumento del IVA en alimentos, restaurantes y turismo, con la eliminación de las deducciones fiscales en las islas”, explicó Tsipras en su discurso de anuncio del referéndum. “Estas propuestas claramente violan las normas sociales europeas y el derecho fundamental al trabajo, la igualdad y la dignidad”, subrayó el líder de Syriza, que denunció que los acreedores buscan “la humillación de todo el pueblo griego” y calificó las exigencias de «ultimátum y chantaje». El Gobierno griego ha pedido el voto por el “no”.

El jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, sostuvo este sábado que el acuerdo aún era posible, hasta que el gobierno griego decidió preguntar a sus ciudadanos. “No habían sido discutidas formalmente por el Eurogrupo pero el Gobierno griego decidió romper el proceso, rechazar las propuestas y someterlas de forma injusta al pueblo griego con una recomendación negativa”, señaló Dijsselbloem.

Pese a que la situación parece haber llegado a un punto límite, el presidente del Eurogrupo matizó que seguirán “trabajando con Grecia” y que el proceso “no ha terminado”. El ministro de finanzas heleno, Yanis Varoufakis, afirmó que el Ejecutivo griego todavía puede cambiar su recomendación de voto si los acreedores mejoran su propuesta.

La Marea, Suscripción, Revista

aportacion la marea

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.