Casi la mitad de las personas sin hogar en España ha sufrido delitos de odio

Las mujeres sin hogar son más vulnerables que los hombres a las agresiones sexuales.

El 47% de las personas que se encuentra sin hogar ha sufrido, al menos, un incidente o delito de odio y, entre éstos, un 81,3% habría pasado por esta experiencia en más ocasiones. Entre las formas de victimización más comunes, se encuentran los insultos, el trato discriminatorio, las agresiones físicas, el acoso y el robo de sus pertenencias.

Estos son algunos de los resultados que desprende la investigación del Observatorio Hatento. El objetivo de este informe, coordinado por RAIS Fundación, es alertar de la vulnerabilidad en la que se encuentran las personas sin hogar. Luis Perea, director de comunicación del Observatorio, denuncia que “estas personas siguen siendo invisibles y no se les percibe como víctimas” y señala que “detrás de un delito de odio hay siempre un prejuicio”.

El informe de la investigación recoge que existen varios factores que determinan el grado de vulnerabilidad de las personas sin hogar. Mientras que un 44,1% de hombres entrevistados informa de al menos un delito de odio, este porcentaje asciende a un 60,4% en el caso de las mujeres. Según Maribel Ramos, coordinadora del Observatorio, hay un claro sesgo entre ambos sexos, “ya que las mujeres tienen una mayor probabilidad de sufrir agresiones sexuales frente a la que presentan los hombres”.

El origen también juega un papel discriminante: un 57,8% de personas de origen español ha sido víctima de delitos de odio, frente a un 33,3% de personas sin hogar extranjeras. También han sido analizadas las variables vinculadas con el estado de salud, ya que los problemas de consumo de alcohol son uno de los símbolos más estigmatizantes, que relegan a las personas sin hogar a una situación de mayor vulnerabilidad.

Los agresores son principalmente varones de entre 18 y 35 años, que en un 28% de los casos estaba de fiesta. Un 10% de los entrevistados denuncia haber sufrido humillaciones e intimidaciones por parte de la policía, un 7% por personas de ideología nazi y un 6% ha sido agredido por agentes de seguridad.

Otro de los puntos que preocupa al Observatorio Hatento es el bajo porcentaje de denuncias. Un 63% de las personas sin hogar no acude a ningún tipo de servicio u organización especializada ya sea porque consideran que no sirve de nada o porque no confían en ningún servicio. De entre aquellos que sí acudieron a algún servicio para denunciar la agresión, un 68,4% considera que la atención de los servicios policiales no fue satisfactoria porque no les creyeron o no les ofrecieron soluciones.

Alba Mareca

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.