lamarea.com

miércoles 14 noviembre 2018

LA UNI EN LA CALLE

‘Coño azul’, de Isla Correyero, o del cuerpo espiritualizado en el capitalismo tardío

El cuerpo espiritual sin amor, sin alma-deseo, se convierte en un simple fetiche mercantil

06 junio 2015
17:24
Compartir
‘Coño azul’, de Isla Correyero, o del cuerpo espiritualizado en el capitalismo tardío
La escritora Isla Correyero.

A través del análisis del poema Coño azul, perteneciente al libro Amor tirano (Barcelona, DVD, 2003) de Isla Correyero (Cáceres, 1957), se reflexiona sobre la condición del cuerpo espiritualizado en la sociedad actual, es decir, un cuerpo que, en su condición de mercancía, emite alma, esto es, plusvalor, y se constituye, contradictoria y dolorosamente, en instancia principal de subjetividad y representación.

El poema de Isla Correyero expresa el dolor y las dudas de quien se enfrenta a su propio cuerpo como fetiche erótico en el mercado del deseo amoroso. El “coño azul” que contempla y sobre el que reflexiona el yo poético es un coño que, a causa de la dolorosa soledad y como sede del deseo, se ha sobreespiritualizado, sobreimpregnado de alma. “Azul” adquiere así hondas connotaciones darinianas como inscripción del Espíritu en la materia, siendo lo espiritual para la autora lo marginal, lo doloroso, lo callejero, es decir, lo más “vivo”, lo que lleva a una estética cercana al “realismo sucio”. Una estética en la que lo puro y lo impuro son inseparables y la experiencia estética es la experiencia “sucia” del dolor cotidiano y no un proceso de depuración o estilización de la misma.

Tanto en el lenguaje poético como en el cuerpo físico, lo material se espiritualiza y lo espiritual se materializa, en consonancia con la privatización del ámbito público (la desustancialización de la política) propia del capitalismo tardío. En este horizonte ideológico, el poema muestra la dolorosa contradicción de fondo que atenaza al cuerpo femenino en su doble espiritualización, como fetiche mercantil (representación frente a los demás) al tiempo que como sede de la subjetividad (impregnado de alma-deseo). Si el cuerpo se seca de alma solo le queda la alienación y la violencia del fetiche mercantil, o, como dice el poema, “Aislado del amor / cualquier coño es violento”.

El capitalismo tardío, al dificultar la concepción de una materia no espiritual (sin el aura mercantil y financiera), hace que la falta de amor en el cuerpo espiritualizado sea una contradicción insoportable. El cuerpo espiritual sin amor, sin alma-deseo, se convierte en un simple fetiche mercantil en el que lo espiritual, el surplus de significado, no es más que la representación, la imagen-objeto de deseo que indefectiblemente debe exteriorizar los modelos impuestos, la agresividad y competitividad, la violencia del mercado erótico de los cuerpos.

———————-

Juan Varela-Portas de Orduña es director del Departamento de Filología Italiana de la Universidad Complutense de Madrid. Epecialista en literatura italiana medieval, sobre todo en Dante Alighieri. Desarrolla su labor de investigación con los instrumentos del análisis filológico y de la crítica marxista de la ideología. Ha sido durante veinte años profesor de enseñanza secundaria en la escuela pública.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Juan Varela-Portas de Orduña

Juan Varela-Portas de Orduña

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".