lamarea.com

martes 13 noviembre 2018

Internacional

“Marruecos también practica devoluciones en caliente con españoles”

Entrevista a Luca Gervasoni, codirector de Novact y compañero de la delegada expulsada el miércoles de Marruecos.
Denuncia el trato degradante de las autoridades y la ilegalidad de la expulsión

05 junio 2015
19:12
Compartir
“Marruecos también practica devoluciones en caliente con españoles”
Una mujer marroquí durante una manifestación en Rabat. DANIEL AYLLÓN.

Luca Gervasoni es codirector de la ONG Instituto Internacional para la Acción Noviolenta (Novact). Su pareja y compañera en la organización, delegada de Novact en Marruecos, fue expulsada este miércoles del país acusada de atentar contra la moral marroquí. El motivo, el trabajo que realiza la entidad en defensa de la comunidad homosexual. Tras haber recibido un ‘aviso’ después de los actos realizados en motivo del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, L. V. fue detenida en plena calle y expulsada a escondidas de las autoridades españolas en Marruecos y de sus propios compañeros. “No pudo recoger su ropa, y la dejaron sin dinero y sin móvil en Algeciras”, explica Gervasoni, que atiende a La Marea desde Marruecos vía telefónica.

¿Cómo fue la detención?

Volvíamos del trabajo cuando la pararon policías de paisano por la calle y la subieron a un coche sin darnos ninguna información. Además, forzando la situación porque se negaron a que les acompañase. Les insistí en que era el responsable de la ONG y que si había algún problema con nuestro trabajo me ofrecía a aclararlo.

¿Os informaron de dónde se la llevaban?

Me dijeron que se la llevaban a una comisaría de Rabat, pero cuando fui para allí resultó que no estaba. Era falso. Entonces comenzó un proceso surrealista que duró desde las 18.00 horas hasta 12 horas después.

¿Contactasteis con la embajada española?

Sí, nos pusimos en contacto con la embajada y con el cónsul en Rabat, que nos dijo que según les habían informado la tenían en la comisaría central de la ciudad Estuvimos esperando allí, acompañados del cónsul y un asistente de la embajada, hasta las 4 de la madrugada. Al cónsul no es que no le dejaran pasar a verla, es que no le permitieron ni entrar a la comisaría. A las 5.30 nos llama ella diciendo que estaba en Algeciras. Nos llamó desde un teléfono que había tenido que pedir allí, porque incluso le quitaron el suyo.

Luca Gervasoni i Vila(1)Así que mientras esperabais en la comisaría la estaban deportando…

Estuvo poco tiempo detenida, la estuvieron interrogando durante una hora sobre la actividad que llevamos a cabo en la ONG, sin poder ir al servicio, y la expulsaron sin que pudiese recoger sus cosas, sin ropa ni dinero, y la dejaron en Algeciras. Además de ser un trato degradante, es ilegal. No puedes negarle asistencia letrada, tampoco no dejarle tiempo para recoger su ropa. Es lo que se llama una devolución en caliente, que tanto denunciamos. Es importante que se sepa, que Marruecos también practica devoluciones en caliente de ciudadanos españoles.

A todo esto, ¿qué os dijo el cónsul?

Pues por su parte también hubo impotencia, estaban igual que nosotros. Tenían una estrategia deliberada para negarle la asistencia diplomática, para que nadie supiese que se la estaban llevando ilegalmente a Algeciras.

¿Ha habido algún pronunciamiento oficial de las autoridades españolas?

Ninguna ha dicho nada. Me parece muy grave. Es una ciudadana más, pero es que además estaba implementando acciones de cooperación previstas en los acuerdos entre España y Marruecos. Esto crea un precedente muy negativo, y que a cualquier persona que trabaje en derechos humanos la puedan coger y expulsarla, violando sus derechos.

Según el régimen marroquí, estaba “apoyando acciones que pervierten la moral”.

El ministro de Interior marroquí en persona lo afirmaba en un comunicado público, en el que profería acusaciones graves contra nosotros. Además, acusan a España de haberle suministrado a ella una identidad falsa para entrar ilegalmente en el país. Este viernes, asociaciones marroquíes han organizado una manifestación de protesta por este tema ante la embajada española en Rabat. Es absolutamente falso, y puedo rebatirlo, pero le toca a la embajada española decir que esto es mentira.

Anteriormente ya habíais recibido un ‘aviso’ y ella tuvo que salir del país…

Fue después de organizar una serie de actos para el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. Realizamos un acto con embajadas de varios países, entre ellos la de España y la de Estados Unidos, el 15 de mayo, y el mismo 17 de mayo, otro con asociaciones de allí. Ella, como delegada, tuvo un papel importante en la organización. Cuatro días después la pararon por la calle seis policías de paisano y le comunicaron que el gobernador de Rabat había emitido una orden en la que se le invitaba a abandonar el país. La propia policía afirmó desconocer el motivo, dijo que sería por alguna cuestión administrativa, y que no tendría ningún problema en volver.

Y sale de Marruecos.

La semana que estuvo en Barcelona nos mantuvimos en contacto con la embajada española y constatamos que no había nada irregular. Entendimos que se trataba de un aviso. Decidimos volver, y como ella tenía el pasaporte bastante deteriorado, para evitar problemas decidió renovarlo. Entramos con normalidad al país, hasta que la vuelven a arrestar. Marruecos afirma en su comunicado que ya había sido expulsada. La habían acompañado policías hasta el aeropuerto, pero el acompañamiento a frontera es muy distinto que una orden de expulsión, que implica que no puedes volver. La narrativa que mantiene Marruecos es que se la expulsó, y que es una espía que volvió a entrar con identidad falsa. Supongo que esperaban que cesáramos las actividades.

¿Os lo planteáis?

No vamos a cambiar. El problema surge por una de las cinco líneas de trabajo que tenemos allí, que ni siquiera es la principal, de defensa de los derechos y libertades individuales. Hemos establecido un observatorio, financiado por el Ayuntamiento de Barcelona, en el que monitoreamos casos de personas que son arrestadas por su condición sexual, en aplicación de los artículos 489 y 490 del Código Penal marroquí, porque no existe información al respecto. Realizamos un análisis legal sobre las reformas del Código Penal que se están haciendo y preparamos informes, como el que publicaremos dentro de poco.

Os limitáis a poner el foco sobre las detenciones…

Que se explique cómo se aplica su misma legislación creo que es algo que ni siquiera a Marruecos le debería molestar especialmente. A menos que no quieran que se sepa que se están arrestando personas por su condición sexual.

¿Vais a reorganizar el grupo en Marruecos con una nueva delegada?

Ahora mismo estamos un poco a la espera. Ella ahora tiene una orden en firme por la cual no se le permite volver. Pero se la ha expulsado ilegalmente del país, violando no sólo las convenciones internacionales, sino la propia legislación marroquí, así que estudiaremos medidas legales para defender el caso.

La Marea, Suscripción, Revista

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Brais Benítez

Brais Benítez

3 comentarios

  1. Mar
    Mar 06/06/2015, 19:30

    No estoy de acuerdo con este comentario… me parece bastante malintencionado.

    Responder a este comentario
  2. chusa
    chusa 06/06/2015, 15:49

    No se si en algún articulo o declaración al respecto se ha mencionado que NOVACT no esta todavía legalizada en Marruecos como ONG a pesar de que lleva ejecutando actividdaes desde hace ya un tiempo. Y que la persona expulsada trabaja en Marruecos sin permiso de residencia (ya que no es turista de paso) también desde hace ya un tiempo. No lo tiene porque no lo ha pedido, es todo. Con esto, sólo
    intento aportar más elementos que ayuden a comprender mejor la situación. Me permito esto ya que trabajo desde 2003 en Rabat, Marruecos en el sector de ayuda al desarrollo / OSC e intento que el tema no lleve a mas malentendidos que perjudiquen a otros (sobre todo a la comunidad LGTB marroquí). Sed cautelosos. Saludos y os animo a buscar otras fuentes que completen la información. No os deis noticias como si fuerais en prensa amarilla.

    Responder a este comentario
    • Luca Gervasoni
      Luca Gervasoni 06/06/2015, 19:00

      Estimada Chusa,

      Sinceramente me cuesta un poco entender cual es tu motivación al escribir este comentario. Duele un poco que ante las dificultades, encontrarse compañeros que parezcan buscar hacer daño más que mostrar solidaridad.Si te preocupa que la situación administrativa de nuestra Delegada haya afectado a los sucesos de los últimos días, te comento:

      1. Nuestra Delegada ha sido expulsada de Marruecos por haber dado apoyo a “organizaciones que promueven la desviación moral en Marruecos” y ha sido declarada “persona non grata” en el país. Esta acusación hace referencia a que uno de los ejes de trabajo de Novact en el país es la defensa de los derechos y libertades individuales (LGBTI). Es decir: nuestra delegada ha sido expulsada por causas políticas, no administrativas. No lo digo yo: lo dice el Ministro de Interior de Marruecos.

      2. Independientemente de tu opinión personal sobre la conveniencia de trabajar en temas de Derechos Humanos y LGBT en Marruecos, tendrás que estar de acuerdo conmigo en que es una línea de trabajo oficial de la cooperación española. Tan oficial y administrativamente válida como dedicarse a salvar a la naturaleza.

      Te deseo todo lo mejor en tu trabajo.

      Un abrazo desde el equipo de Novact.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".