lamarea.com

jueves 19 julio 2018

Economía

TTIP

Los socialistas europeos justifican su giro ante la votación sobre el TTIP

El PSOE y el SPD alemán reciben críticas por aceptar una versión reformada de los controvertidos tribunales de arbitraje. La Eurocámara vota el 10 de junio sobre su posición respecto al TTIP

01 junio 2015
23:54
Compartir
Los socialistas europeos justifican su giro ante la votación sobre el TTIP
La Eurocámara se reúne 12 veces al año en su sede en Estrasburgo. CONSILIUM

A una semana de que el Parlamento Europeo vote sobre una posición común frente a las controvertidas negociaciones de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y EEUU crece la presión sobre los socialdemócratas. El giro de los partidos del grupo Socialistas y Demócratas (S&D), entre ellos el PSOE, a favor del polémico mecanismo de arbitraje privado entre empresas y Estados ha provocado un gran malestar entre sus bases y otras partes de la ciudadanía.

El jueves pasado los representantes socialdemócratas –con una excepción- votaron a favor de un informe sobre el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP, en sus siglas en inglés) en la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (INTA). Este documento prevé crear una “solución permanente para la resolución de controversias entre inversores y Estados que esté sujeta a los principios y el control democrático”.

Los lobbies industriales a ambos lados del Atlántico, pero especialmente en EEUU, están presionando para que las empresas tengan la posibilidad de recurrir decisiones soberanas de los gobiernos, como cambiar leyes, eliminar subvenciones etc, fuera del sistema de Justicia de estos países. Bajo el plan original, en el TTIP todos los países se comprometerían a respetar estos tribunales de arbitraje de carácter privado bajo una cláusula llamada ISDS en sus siglas en inglés.

La nueva propuesta habla ahora de crear un mecanismo de arbitraje con jueces públicos y más transparencia, según subrayan desde el grupo S&D. Sin embargo, para los detractores del TTIP esta nueva versión del ISDS, que se basa en una reforma presentada por la comisaria europea de Comercio Celia Malmström, no es muy diferente a los mecanismos de arbitraje de los que se hablaba hasta ahora y a los que los socialistas europeos se habían opuesto con rotundidad.

El problema de fondo sigue siendo que el TTIP brindaría a los inversores extranjeros la posibilidad de demandar a gobiernos y a otras instituciones nacionales por supuestos perjuicios fuera del sistema de Justicia del país en cuestión. Los críticos lo consideran un ataque a los fundamentos democráticos.

“Hemos enviado al ISDS al basurero de la historia”, comentó eufórico Bernd Lange, eurodiputado del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y presidente de la Comisión INTA. Sin embargo, no todo el mundo comparte esta evaluación. En la página web de Lange hay varios comentarios de lectores que se identifican como militantes del SPD y acusan a Lange y los suyos de haber traicionado sus propios principios.

Los socialdemócratas alemanes han aprobado en sus congresos que el partido se debe oponer a la inclusión de estos mecanismos de arbitraje. El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, lleva meses intentando persuadir a los suyos para que no sean un obstáculo para aprobar el TTIP. El también vicecanciller y ministro de Economía es un defensor del Tratado de Libre Comercio con EEUU. En una cumbre de líderes socialistas en Madrid en febrero, Gabriel presentó a sus socios un documento base que debería consensuar una posición común frente al TTIP.

También en el PSOE están nerviosos por el disgusto que causó su voto a favor de la propuesta en la Comisión INTA. Desde la sede de Ferraz se ha mandado un correo electrónico a los afiliados en el que se justifica la posición de sus eurodiputados. “Hemos logrado que el Parlamento Europeo apoye nuestra exigencia de parar el ISDS (un sistema de arbitraje privado entre empresas y Estados). Pero además de pararlo, hemos avanzado para que el Europarlamento defienda tribunales públicos (primero de los Estados y luego, en última instancia, internacional)”, reza el mensaje.

En contra de los esfuerzos del PSOE y el SPD alemán, los socialistas franceses consideran “insatisfactorio” haber apoyado la propuesta la semana pasada. El eurodiputado francés Emmanuel Maurel fue el único miembro socialista de la Comisión que votó en contra, junto con los Verdes y el grupo Izquierda Unitaria Europea (al que pertenecen Die Linke, Syriza, Izquierda Unida y Podemos, entre otros).

Tanto PSOE como SPD subrayan que han conseguido introducir otros elementos en el documento que supuestamente protegen ciertos servicios públicos de una futura privatización y dan garantías laborales y medioambientales. Business Europe, el principal y poderoso lobby de las empresas europeas en Bruselas, se felicitó en un comunicado porque se habían “reconocido los derechos de los inversores”. Pero también admitía estar “preocupado por la petición de excluir los servicios públicos”.

La votación del próximo miércoles 10 de junio sobre la posición respecto al TTIP en el Parlamento Europeo no tiene carácter vinculante. Los negociadores de Bruselas y Washington pueden llegar a conclusiones bien distintas. Pero el texto final del acuerdo –si llega a haberlo- sí que necesitaría pasar por la Eurocámara.

Probablemente, el asunto no terminaría ahí. Varios parlamentos nacionales ya han decidido que deben pronunciarse también sobre el TTIP. Y en última instancia quedaría la vía judicial. En Alemania se han hecho informes que concluyen que los mecanismos de arbitraje, tal y como estaban previsto bajo el ISDS, podrían vulnerar la Constitución.

La Marea, Suscripción, Revista

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Thilo Schäfer

Thilo Schäfer

5 comentarios

  1. Cristian
    Cristian 03/06/2015, 22:03

    Esto no habría que perdonárselo a los socialistas. Europa se va a la ruina por culpa de estos tremendos traidores que se hacen llamar de izquierdas.

    Responder a este comentario
  2. andin
    andin 03/06/2015, 21:02

    Por fortuna, parece que hay activistas al otro lado del atlántico en contra. Ya tienen el precedente del NAFTA.

    Responder a este comentario
  3. santaklaus
    santaklaus 02/06/2015, 21:10

    ¿Veis lo que pasa por votar a unos traidores vendidos a la banca? No solo traicionan a sus votantes, traicionan a toda Europa, los muy impresentables.

    Responder a este comentario
  4. Ana Conda
    Ana Conda 02/06/2015, 16:28

    Bien! Entonces aún hay tiempo y oportunidades de arreglarlo.
    La presión quizá pueda funcionar.

    Responder a este comentario
  5. María R.
    María R. 02/06/2015, 15:52

    La mordida del escorpión dicen que está en la condición del PSOE. Van de demócratas y de izquierdas y hacen políticas de derechas.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.