lamarea.com

jueves 19 julio 2018

Tus artículos

No es la economía imbécil: curso de ética política 3.0

O como el derecho a voto puede dejar de ser una opción política para convertirse en una responsabilidad quirúrgica

21 mayo 2015
12:11
Compartir

No me gusta especialmente hablar sobre política actual, sin embargo hoy tampoco lo haré aunque lo pueda parecer, porque esta no es una cuestión política, puede ser una cuestión ética, legal, de principios, exorcismos, valores, pero no política. No hablaré de mis preferencias políticas, sino de lo que hace que un voto deje de ser un instrumento de elección política, para transmigrarse, cual alma libre y sempiterna, en una cuestión de coherencia, valores, integridad o de la aplicación del sentido común a lo anterior.

Hay una serie de características que, hoy en día, convierten unas determinadas opciones políticas en nefando pecado (incompatibilidad con la vida). Por lo tanto y como Zola hizo con el bueno de Dreyfus, j’accuse…¡:

  • A la corrupción sistémica integral.
  • La financiación ilegal semiperpetua.
  • La connivencia con el desarrollo de la antieuropa de Maastrich y del Tratado de Lisboa.
  • La cobertura legal a los diversos fraudes de los grandes actores del sector eléctrico en su totalidad, las estafas de la moratoria nuclear, del déficit tarifario, del impuesto al sol, de la estafa de los contadores mediante el BOE, el fraude de las subastas energéticas. Como resultado tenemos la 3ª electricidad mas cara y pagamos la factura mas alta de Europa, teniendo nuestras empresas beneficios que doblan la competencia europea. Y aún debemos 30.000 millones de euros a la eléctricas…
  • El uso de políticas monetarias contractivas en situación de crisis con repercusiones nefastas, lo que en la historia ha tenido simpáticos resultados: agudizó la gran depresión, la crisis japonesa, la crisis asiática, la latinoamericana y la práctica totalidad de los países donde se han aplicado políticas de recortes en situación de crisis.
  • El rescate a la banca que no se devuelve ni se devolverá, al menos en gran parte.
  • La conversión de deuda privada de los bancos en deuda pública: Privatizar las ganancias y socializar las perdidas.
  • El cambio del articulo 135 de la constitución para priorizar pago de deuda sobre todas las cosas: Palabra de Dios.
  • La legitimación al BCE para que sea el “banco central” mas opaco, independiente, antidemocrático, por encima de los intereses de la UE o de cualquier estado y un lobby de la banca en lugar de un banco central real con capacidad de política monetaria y no únicamente de control de la inflación.
  • Deuda publica gracias al punto anterior: Pudiendo el BCE prestar al 1% a los bancos y estos al 6 o 7% al estado, se demuestra la grandeza de la intermediación causando que la deuda pública suponga el 100% del PIB cuando podría ser, según varios estudios, del entorno del 17-24% si el BCE prestase a los estados en lugar de exclusivamente a los bancos.
  • Políticas fiscales regresivas en lugar de progresivas.
  • La permisividad fiscal del estado hacia las “IBEX” en cuanto a política fiscal y, lo que es mas grave, en cuanto a la presencia de más del 90% de estas empresas de forma directa o indirecta en paraísos fiscales.
  • Amnistías fiscales.
  • El PIB como único talismán, piedra angular y todopoderoso indicador de que España va bien.
  • La inacción de sucesivos gobiernos ante la propia existencia de los paraísos fiscales antes mencionados.
  • Apoyo al TTIP, CETA, TISA y sus consecuencias para la salud, la economía, el entorno, la política, el medio ambiente, la agricultura y la práctica totalidad de los ámbitos que nos afectan.
  • Apoyo a la fractura hidráulica y nunca a la eficiencia energética: Lo que supone un claro ejemplo de los últimos estertores de un sistema de mentalidad cortoplacista y de control oligopolístico del poder, que sigue sacrificando lo esencial para producir lo superfluo.
  • La protección política y legal al corrupto. Leyes para robagallinas que sustentan una justicia que, como las serpientes, muerden solo a los descalzos (Galeano dixit)
  • Privatizaciones de empresas de sectores estratégicos a precio bajo Mercado. AENA el último ejemplo.
  • Desmontar la sanidad, la educación y la investigación: Pilares básicos del futuro de una sociedad.
  • La degradación social y las miles de muertes que provocan los recortes a la dependencia, aunque cierto es que, mirando el lado bueno, se acortan las listas de espera…
  • El estado: Un paraíso fiscal para la Iglesia, con derecho de pernada.
  • Evidente carencia democrática en un sistema en el que el ciudadano, además de renunciar a la autoridad, ha dejado de tener el poder: De las 77 iniciativas legislativas populares que ha habido en la democracia, única vía que tiene el ciudadano como vehículo legislativo directo, el estado ha desechado 76 y la única que ha prosperado, ha quedado sin efecto.
  • Control y concentración de unos medios de comunicación fuertemente endeudados como herramientas de propaganda de un refinamiento tan sutil que ya los quisiera el mismísimo amigo Goebbels si levantara la cabeza.
  • La ley antiterrorista y la ley de seguridad ciudadana o ley mordaza y sus consecuencias, denunciadas y condenadas por la ONU y varias instituciones, organismos y medios internacionales de dudosa vitola como el New York Times.

La existencia de esta gloriosa lista, llevada a cabo por dos instituciones, una de cada color, demuestran la podredumbre de un sistema oligopólico de alternancia en el poder que ha permitido que la política y por tanto la sociedad, estén al servicio de poderes económicos. Estas acciones son rechazadas por la mayoría de la población según dice mi encuesta demostática a pie de urna, sin embargo, se han aplicado, se aplican y están plenamente vigentes, por lo tanto, la lectura es meridianamente simple: La democracia no existe

Por lo menos con Franco y Ho Chi Minh sabíamos a que atenernos, o no, o yo que se, yo ni estaba, ni se me esperaba…

Y es que aquel que da su voto a ladrones y corruptos les da carta blanca para delinquir, porque estos se harán conscientes de que sus actos no tienen consecuencias políticas; aquel que da su voto a quienes traicionan el contrato que supone el programa electoral y sus promesas, les legitima, siendo golfo apandador y cómplice

Después nos encontramos a aquel que no le interesa esta guerra: El analfabeto político, que es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales, ya lo dijo un tal Bertolt Brecht que aunque le cortaban el pelo con un orinal en la cabeza, era un tipo muy listo.

Si tu aportación política se limita a un voto cada cuatro años, no esperes que ningún partido que defienda ese sistema de participación ciudadana, se preocupe por ti, ni te sorprendas de lo contrario, pues seguirás perteneciendo al ya mítico rebaño desconcertado. La esencia de la frase que más he escuchado cuando se toca el muy manido tema de que el mundo es una augusta bazofia es ¿pero que puedo hacer yo, si solo soy una gota de agua límpida en esta letrina oceánica y abisal?

Nos hemos convertido en una sociedad en la que algunos clásicos como Orwell o Huxley, no hubieran necesitado de imaginación ni talento para crear sus grandes obras, superando la realidad a la ficción, sociedad en la que la ignorancia, la incultura, la abulia, la indolencia, la indiferencia, la incapacidad para conocer y recordar la historia, así como donde el triunfo de los valores de subyugamiento a la autoridad y el miedo constante a perder lo que tenemos o a no conseguir lo que deseamos, nos ha vuelto imbéciles tras navegar profusamente, como espíritus zozobrantes, por los mares de la indiferencia.

En resumen y viendo las encuestas del CIS, he llegado gracias a mi profunda y vasta erudición en casi nada, a la siguiente conclusión, fruto de años de reflexión: Semos como Abundio, que vendió la barca para comprar los remos, siendo esta la mejor alegoría que mi formación en lírica, prosa, dramaturgia y poética ha podido comprar.

Por último, e interpretando cual falible oráculo nuestra cruda realidad: Tenemos a los políticos que nos merecemos y son, como la cara (o el culo, según el caso), reflejo de nuestra alma, porque son los políticos que permitimos. No olvidemos que si bien ellos tienen la autoridad, nosotros deberíamos tener el poder, salvo que, como en nuestro caso, lo hayamos donado en vida, al igual que nuestros cerebelos, a la ciencia. Terminemos con la clásica cita de aquellos que fueron más listos: y diche Shakespeare, el peor pecado hacia nuestros semejantes no es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia; esta es la esencia de la humanidad.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Santiago Galán

Santiago Galán

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.