lamarea.com

jueves 22 febrero 2018

Economía

Los huelguistas de Telefónica mantendrán la protesta pese a la retirada de CCOO y UGT

Los sindicatos mayoritarios han desconvocado el paro tras alcanzar un acuerdo con las contratas. Sin embargo, los trabajadores organizados en asambleas seguirán con las movilizaciones

06 mayo 2015
14:38
Compartir
Los huelguistas de Telefónica mantendrán la protesta pese a la retirada de CCOO y UGT
Manifestación de trabajadores de contratas y subcontratas de Telefónica. Javier Hernández / DISO Press

BARCELONA // Los sindicatos UGT y CCOO han alcanzado un acuerdo con las empresas subcontratadas por Telefónica y han decidido desconvocar la protesta contra la multinacional. Los dos sindicatos mayoritarios se desmarcan así del paro que desde hace 40 días mantienen trabajadores de las subcontratas en protesta por la progresiva degradación de sus condiciones laborales, un hecho que ha sido recibido con indignación por los trabajadores que llevan más de un mes en huelga, y que pretenden continuar.

El paro comenzó en Madrid el pasado 28 de marzo, y el 7 de abril se extendió al resto de territorios. Desde entonces, los trabajadores se han organizado en asambleas abiertas con el asesoramiento de sindicatos minoritarios (AST, CGT y Co.Bas), con el objetivo de mantener una huelga indefinida hasta que su empleador final, Telefónica-Movistar, acepte sus condiciones: la derogación de los contratos bucle –que la empresa renueva cada tres años con las subcontratas y que ha supuesto una constante bajada de los baremos–, igualar salarios por un mismo trabajo, y que todos aquellos trabajadores que lo deseen puedan integrarse en la plantilla.

UGT y CCOO se unieron posteriormente a la protesta convocando paros de 48 horas, que pretendían ampliar esta semana con una huelga de siete días, si bien rebajando las peticiones. Finalmente, tras el acuerdo alcanzado por estos dos sindicatos con las subcontratas y la patronal Ademi, UGT y CCOO han desconvocado el paro. “Las decisiones deben ser democráticas y votadas por la gente, y no de esta manera”, critica Josep Bel, miembro de Co.Bas.

El pacto de CCOO y UGT con las empresas de instalación que trabajan para Telefónica llega después de que estas compañías se comprometan a regular la cadena de subcontratación y las jornadas laborales, si bien se establece la creación de una Comisión Paritaria que deberá desarrollar la negociación. Además, el acuerdo incluye aumentar la paga por productividad un 10% y mantener el volumen de empleo durante la vigencia del contrato con la multinacional.

Según ha explicado la federación del Metal de UGT (MCA-UGT), los contratos realizados en el sector “mayoritariamente” corresponderán a jornadas de 8 horas, y se eliminarán los trabajos de fin de semana y festivos “como método habitual de trabajo”. El sindicato resalta la “importancia de este acuerdo”, que, defiende, impulsará una “rotunda mejora” de las condiciones de los trabajadores, si bien admite que es “un primer paso para dignificar su situación laboral”.

“Más viva que nunca”

Después de un mes de lucha y tras un empoderamiento colectivo que ha animado a miles de empleados a ir hasta el final para acabar con la precariedad, estos acuerdos, valora Bel, “son una miseria”. El sindicalista afirma que entre los huelguistas hay un gran enfado con los sindicatos mayoritarios, “que no han querido venir a las asambleas y ahora pactan por la espalda”. Admite que el pacto de UGT y CCOO con las subcontratas puede hacer disminuir la movilización: “Tendrá influencia. Algunos han decidido que con estos traidores no vale la pena luchar, pero más del 50% continuamos”.

Sin embargo, Aitzol Ruiz de Azúa, presidente del Comité de Empresa de Cotronic –una de las empresas subcontratadas-, asevera que “la huelga está más viva que nunca”. “Ya no es lo que comenzó como una huelga de subcontratas, el pueblo la ha hecho suya y es la huelga de los movimientos sociales y obreros contra la precariedad y la esclavitud de las multinacionales en el siglo XXI”, subraya.

Ruiz de Azúa es muy crítico con UGT y CCOO: “No nos representan desde el principio. En ningún momento han querido saber nada de nuestras reivindicaciones, lo cual se demuestra en que en su convocatoria de huelga pedían cosas distintas de las que solicitábamos los huelguistas que estamos sufriendo la situación”. “No son los sindicatos de los trabajadores, tienen otros intereses”, sentencia el representante de los trabajadores de Cotronic, que subraya que el apoyo popular que ha obtenido la protesta “está logrando llenar las cajas de resistencia, lo que hace posible que continuemos”.

Este martes, representantes de los comités de huelga se entrevistaron con miembros de Podemos en el Parlamento Europeo, que les trasladaron su apoyo. También cuentan con el soporte de los grupos parlamentarios en Cataluña de la CUP e ICV-EUiA. “Seguimos con fuerza”, resume Bel.

La Marea, Suscripción, Revista

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Brais Benítez

Brais Benítez

1 comentario

  1. josema
    josema 10/05/2015, 20:57

    Una piedra más en el camino que se está construyendo para que el bisindicalismo vaya desapareciendo y con ellos los privilegios y prebendas vergonzosas que los mantiene.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.