lamarea.com

martes 18 septiembre 2018

Opinión

Rato y la pieza que falta en el puzle

“Tras esa foto que le puso ayer a Rodrigo Rato el sello de cadáver político, se esconde una pieza de un puzle que no somos capaces de entender aún y que probablemente sea la pieza fundamental para comprender ante qué estamos”, asegura el autor

<em>Rato y la pieza que falta en el puzle</em>
La Oficina Antifraude acusa a Rodrigo Rato de no declarar casi siete millones de euros.

¿Se imaginan llegar de visita el domingo a casa de la abuela y encontrar que, de la pared de la que colgaban las fotos de la primera comunión de todos los nietos, ahora cuelgan de repente láminas con grafitis de Banksy y un póster del cantante de Lori Meyers? ¿Y esto, abuela? Nada, ¿qué pasa? ¿¡Cómo que qué pasa, abuela!?

Un cambio de paisaje similar hemos vivido en el caso de la detención de Rodrigo Rato. Un Gobierno y un partido de gobierno que nos tienen acostumbrados a esperpentos como la destrucción del disco duro del ordenador de Bárcenas. Un Gobierno que niega que haya nada podrido en la nevera cuando los vecinos del bloque llaman al timbre quejándose del mal olor que viene de dentro. Un Gobierno que ha hecho de maniobrar para apartar a jueces incómodos una práctica cotidiana, se levanta un buen día y decide echarse a las espaldas, mediante la Agencia Tributaria, la detención de, ni más ni menos, su exministro y compañero Rodrigo Rato. Todo esto ante las cámaras y en horario prime time. Y a un mes de las elecciones. ¿Y esto, abuela? Nada, ¿qué pasa? ¿¡Cómo que qué pasa!?

La detención de Rodrigo Rato la impulsa la Agencia Tributaria, dependiente del Ministerio de Hacienda de Montoro. Rato es detenido en una actuación nada ortodoxa en la que Hacienda se salta a la Fiscalía Anticorrupción, órgano competente en este tipo de asuntos. Se le detiene para ponerlo en libertad horas después en el seno de una investigación que había empezado hacía tres años, cuando Rodrigo Rato blanqueó dinero mediante la amnistía fiscal impulsada por los mismos que ayer impulsaron la fotografía del político, banquero y compañero entrando al coche policial con la mano de un agente sobre su cabeza.

Algo es seguro. Nada de lo que ayer pasó fue consecuencia de la senda natural de la justicia, a la que el PP presume de no haber cortado el paso a pesar de ser Rodrigo Rato Uno De Los Nuestros. Lo de ayer es una acción dirigida y medida, un disparo en el que vemos el impacto de la bala pero no la azotea desde la que se dispara el rifle. Tras la mano que se posa sobre la cabeza del exministro al entrar al coche, tras la presencia de periodistas ante su despacho antes de que llegaran los propios agentes de Aduanas, tras esa foto que le puso ayer a Rodrigo Rato el sello de cadáver político, se esconde una pieza de un puzle que no somos capaces de entender aún y que probablemente sea la pieza fundamental para comprender ante qué estamos.

Perdidos en este presente que no entendemos, sólo podemos mirar hacia atrás y hacia adelante. Mirando atrás nos encontramos a un fiel compañero, referente político y económico cuyo prestigio o desprestigio van de la mano del prestigio o desprestigio de su partido y al que su partido ha empujado hacia el abismo. Mirando hacia adelante nos encontramos un futuro juicio que deja en migajas las acusaciones que hoy recaen sobre Rato. Un juicio en el que cuando Rato sea preguntado por Bankia, él responderá que una obra de tal magnitud no la hace un hombre solo.

Si somos malpensados, el vicesecretario general del PP, González Pons daba sin quererlo una pista fundamental, alejándose del habitual argumentario de enrocamiento que marcan los cánones: “La detención de Rato le hace muchísimo daño al PP. Es estrafalario pensar que al PP le viene bien la detención de Rato”. La detención que hemos propiciado, le faltó añadir.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Gerardo Tecé

Gerardo Tecé

Modelo y actriz. Escribe, pinta y colorea cosas en sitios desde que tiene uso de Internet. También en Carne Cruda, Vice, CTXT, 20 Minutos y Atresmedia, entre otros.

4 comentarios

  1. Flanagan
    Flanagan 19/04/2015, 21:41

    El Pepé cuando pega una patada en los huevos a alguien, la recibe él mismo.
    Desde el primer momento al ver toda la parafernalia montada para detener a un tipo que va desarmado aunque sea mas peligroso que el EBOLA, nos pareció exagerado tanto número de policías, para al final dejar al tipo en libertad.
    Esto me recuerda el atentado presuntamente simulado contra Aznar de ETA en 1995, en vísperas de la campaña electoral.
    El Pepé puede que no tenga gente capacitada para gobernar ni para ninguna otra cosa, pero lo que si tiene son unos grandes guionistas que le escriben los argumentos y las parrafadas que ha de leer el disléxico Mariano.

    Responder a este comentario
  2. karapuchinha
    karapuchinha 19/04/2015, 18:01

    Saltándose a la Fiscalía y a una posible detención por parte de la Guardia Civil o Policía Nacional controlan mucho más todo el proceso. Quienes le detuvieron son funcionarios del mismo ministerio que dirige el que fuera secretario de Estado con Rato y amigo de esos que están contigo en todo momento. Es sólo juntar las piezas y ver que sí señor, algo no cuadra en este caso

    Responder a este comentario
  3. eugenio
    eugenio 19/04/2015, 15:46

    Buen artículo Tecé, pero creo que si el pp ha querido apuntarse un tanto, este ha sido en propia meta. Despues de la detención se oía a todo el peperío la misma cantinela, que si estaban avergonzados, aturdidos, etc. algo muy diferente a la actitud que usan con Bárcenas. En el caso Rato, nadie decía aquello de que este señor ya no está enel pp, o no lo representa, o cosas por el estilo. Ya se sabe que en el pp todos están muy aleccionados y repiten cual loritos bien educados todo aquello que se les dice que digan, pero es cierto que este cambio de actitud (¿estrategia?) no deja de sorprendernos. En todo caso lo cierto es que Rato despues de lo de Bankia y las targetas negras era ya un cadáver por lo que tampoco costaba demasiado el sacrificarlo; pero francamente, si en el pp creen que con esto limpian su imagen, entregando la cabeza de uno de los que fueron sus buques insignia, pienso que están muy equivocados. A estas alturas al pp no lo limpia ni todo el desinfectante del mundo.

    Responder a este comentario
  4. gmirapela
    gmirapela 19/04/2015, 03:01

    Es de sentido común, aunque sea el menos común de los sentidos, si se saltaron la fiscaliza anticorrupción es por que así es hacienda quien recoge los papeles y puede seleccionar este si, este no, este si, este no y luego te los paso y con una de parra tapo otra…

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".