lamarea.com

viernes 23 febrero 2018

Internacional

Tsipras sube la apuesta

El Gobierno de Syriza intenta ampliar el terreno de juego de las negociaciones sobre el rescate con el acercamiento a Moscú y las reclamaciones a Alemania

<em>Tsipras sube la apuesta</em>
El primer ministro griego, Alexis Tsipras.

No se puede acusar a Alexis Tsipras de falta de iniciativa y creatividad. Los movimientos tácticos del primer ministro griego han sorprendido, desconcertado e incluso enfadado a muchos de sus socios europeos. Las últimas movidas del líder del partido de izquierda Syriza esta semana son un viaje a Moscú y la exigencia de que Alemania pague por los crímenes y destrozos durante la ocupación nazi de Grecia en la Segunda Guerra Mundial. Ambas cosas hay que entenderlas en el contexto de las negociaciones entre Atenas y Bruselas por las condiciones y la continuación del rescate financiero del país. Las instituciones que componen lo que antes se conocía como ‘troika’ exigen al líder de Syriza una serie de reformas que chocan con muchos elementos del programa electoral con el que ganó las elecciones de enero. Pero si no satisface las condiciones de los socios acreedores, Grecia estará abocada a la bancarrota. Es una partida que no puede ganar si se plantea en estos términos. Pero mientras los anteriores gobiernos griegos se resignaban a aceptar las reglas de juego establecidas, Tsipras intenta ampliar el campo de batalla introduciendo nuevas variables.

Este miércoles en el Kremlin, el dirigente griego profundizó su buena relación con el presidente Vladimir Putin. A cambio de su condena a las sanciones europeas como represalia por el conflicto en Ucrania –que Grecia apoyó en su día–, Tsipras consiguió la promesa de que Rusia podría excluir a Grecia de las contrasanciones contra la importación de productos europeos. El acercamiento a Moscú viene en un momento de máxima tensión entre la Unión Europea y Rusia. Tsipras intenta de este modo crear una componente geopolítica que debería influir en su contencioso con los socios por el rescate.

El otro componente pretende ser de carácter moral. Esta semana, una comisión del Parlamento griego calculó en exactamente 278.700 millones de euros lo que Alemania debería pagar por la ocupación nazi, lo que viene a ser más o menos la deuda de Atenas por los dos rescates recibidos. Hay un argumento de peso en el hecho de que Hitler recibió un préstamo forzado del Banco de Grecia que nunca fue devuelto y cuyo importe con intereses a precios de hoy podría ascender a 11.000 millones de euros. Reclamar más de esta cantidad tiene un dudoso valor ético, por muy bárbaro que fuera el comportamiento de las tropas alemanas. De los responsables de entonces apenas queda nadie vivo, y no se entiende por qué las generaciones de alemanes de hoy deberían asumir esa deuda moral. Tsipras pretende aprovechar los resentimientos que despierta el gobierno de la canciller Ángela Merkel en muchas partes de Europa para formar un frente anti-Berlín.

Con estos nuevos componentes, Atenas espera poder estirar al máximo de la flexibilidad prometida por los socios en la solución del rescate. Por las reacciones, no parece que estas maniobras estén dando resultado, pero Tsipras, por lo menos, puede mostrar ante sus votantes que no se queda con los brazos cruzados ante el atolladero de la deuda.

Artículo publicado en El Heraldo (Colombia)

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Thilo Schäfer

Thilo Schäfer

8 comentarios

  1. AMADEUS
    AMADEUS 13/04/2015, 15:38

    Me parece escandaloso el argumento y frivolizar con los crímenes de guerra de ayer y con la miseria de hoy provocada, una vez más, por la bota alemana.

    Si los nietos alemanes de hoy no son responsables de los crímenes de sus abuelos y sus deudas, morales y económicas, no les conciernen, que renuncien a toda la herencia, también a las riquezas y privilegios de los que disfrutan gracias a esos mismos abuelos asesinos (que votaron y jalearon en masa a Hitler): plan Marshall, parar al comunismo lo más al este posible y ayudar al levantamiento de Alemania, condonación de deuda, no juzgar a casi toda la población alemana, nazi por colaboración u omisión (entre otros, cantidad de responsables políticos durante decenios).

    A lo mejor, se tendría que haber hecho un embargo tipo Cuba a Alemania durante 50 años por sus crímenes contra la Humanidad. Un país con poca materia prima y pocos recursos naturales. Así, quizá, los nietos alemanes de hoy no estarían en la misma situación de privilegio y tendrían más humildad.

    Responder a este comentario
  2. Dostoyevski
    Dostoyevski 11/04/2015, 15:38

    Es increíble leer un artículo como este en un medio del pueblo. Vomitivo que se critique las exigencias de Grecia con respecto a Alemania y no se haga lo mismo con las exigencias de Merkel con Grecia. De verdad, si algunos artículos rozaban el ridículo, este es la gota que colma el vaso, en mi puta vida me suscribiré a un periódico como este.

    Responder a este comentario
  3. Zana
    Zana 11/04/2015, 09:31

    O sea, que las generaciones actuales alemanas no tienen que pagar lo que las anteriores hicieron, pero las siguientes griegas sí tienen que pagar lo que estás de ahora han hecho???? pues vaya…

    Responder a este comentario
  4. BlueArrow
    BlueArrow 11/04/2015, 05:26

    “Reclamar más de esta cantidad tiene un dudoso valor ético, por muy bárbaro que fuera el comportamiento de las tropas alemanas. De los responsables de entonces apenas queda nadie vivo, y no se entiende por qué las generaciones de alemanes de hoy deberían asumir esa deuda moral”

    Entonces todas las naciones acreedoras deberían perdonar la deuda externa contraida por las naciones deudoras hace 70 años o más…

    Por cierto, todabía quedan alemanes vivos que lucharon en la 2ª guerra mundial.

    Yo creo que la reclamación griega es, no solo válida, sino moralmente imperativa.

    Alemania ya ha causado 2 guerras mundiales. ¿Causará una tercera?

    Responder a este comentario
  5. Malick
    Malick 10/04/2015, 16:57

    “Reclamar más de esta cantidad tiene un dudoso valor ético, por muy bárbaro que fuera el comportamiento de las tropas alemanas. De los responsables de entonces apenas queda nadie vivo, y no se entiende por qué las generaciones de alemanes de hoy deberían asumir esa deuda moral”

    Me parece vergonzoao este artículo mezclando información con opiniones políticas y personales como la anterior. La generación actual alemana, emperrada en hundir en la miseria al pueblo griego, tiene una rsponsabilidad moral absoluta por la masacre y la barbarie cometida por sus abuelos en Grecia.

    Responder a este comentario
  6. Trolls a mogollón
    Trolls a mogollón 10/04/2015, 14:19

    Thilo, te pierde tu nacionalidad. 😉

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.