lamarea.com

sábado 24 febrero 2018

Opinión

Me llamo Cristo, me van a matar

No lo entiendo. Se supone que soy Dios. Y sin embargo hoy cuelgo de una cruz como si fuera un criminal.

<em>Me llamo Cristo, me van a matar</em>
Escena de la película 'La pasión de Cristo' (2004), dirigida por Mel Gibson.

No lo entiendo. Se supone que soy Dios. Dios. No “un dios”, y menos un dios cualquiera. No. Soy Dios, Todopoderoso, y Todoamoroso. Yo soy amor. Y sin embargo hoy cuelgo de una cruz como si fuera un criminal. ¿A ver si es que he hecho algo malo de lo que no me acuerdo?

Cuando expulsé a Adán y Eva y los condené a ellos y a los suyos a muerte fue porque me desobedecieron. Arrasé toda la humanidad menos a ocho personas con el diluvio, pero es que eran muy malos.

Destruí Sodoma y Gomorra con todos sus habitantes dentro, niños incluídos, pero fue debido a que no me hacían caso. Torturé a los egipcios con mis plagas y los anegué en el Mar Rojo, pero es que eran muy obstinados y no dejaban marchar a mi pueblo. No habían leído la parte en que digo que sólo mi pueblo elegido puede tener esclavos. Ordené que pasasen a cuchillo a todos los habitantes de Yabés en Galaad, incluidos mujeres y niños, pero salvé a las vírgenes.

Hice que David y sus hombres peleasen contra los guesuritas, guergueseos y los amalecitas, y que no dejasen absolutamente a nadie con vida, pero como decía David, “no sea que hablen contra nosotros y nos denuncien a los filisteos”. Pues claro.

Envié a unos osos que despedazaron a 42 niños, pero era porque le habían llamado “calvo” a mi profeta Eliseo. Hablando de profetas, siguiendo mis dictados otro profeta, su mentor Elías, degolló con sus propias manos a más de 400 personas, pero eran profetas de otro dios, así que ¡fue en defensa propia! Si a un dios le dejas de rezar, desaparece.

Siguiendo mis instrucciones mi elegido Josué masacró a toda la ciudad de Jericó, incluídos como tantas otras veces viejos, mujeres y niños, pero salvé a una ramera, que fue la que nos entregó la ciudad, con lo que demostré que soy agradecido.

Y me cargué a mucha más gente, a veces en forma de tribu entera, y otras a través de asesinatos selectivos, pero siempre por una buena razón.

Así que de verdad, de verdad, que no lo entiendo. Menos mal que yo sí resucito.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Dios tuitero

Dios tuitero

5 comentarios

  1. Chorche
    Chorche 10/04/2015, 21:25

    Oligarquía económica, ejército, iglesia, medios de comunicación fieles a la voz del que paga,desde siempre han cabalgado unidos.
    Los resultados de esa unión: Explotadores, explotados, ignorancia y pobreza.

    Responder a este comentario
  2. Johannes
    Johannes 07/04/2015, 16:31

    Cristo murió condenado por el establishment sacerdotal judío. Fue la casta judía la que lo condenó, pues su mensaje de amor radical y de inclusión sin límites chocaba directamente con sus intereses y sus privilegios. Jesús lanzó una crítica radical contra toda la casta de aquél tiempo: los ricos, los sumos sacerdotes, todos los poderosos, etc. Y su muerte en la cruz fue la consecuencia de su compromiso incondicional con los más desfavorecidos y marginados: enfermos, prostitutas, recaudadores de impuestos, etc. Y su núcleo duro lo conformaba gente ‘muy de los de abajo’: ningún académico, ningún hombre de prestigio, sino ´mas bien pescadores, grupos de mujeres, etc. Jesús no nació en un palacio sino todo lo contrario, en un pesebre y murió como un delincuente de su época. Porque Dios no está en el lujo, en el poder o e prestigio sino en la sencillez y en la humildad de corazón. Y Dios lo resucitó para recordarnos que las muertes diarias (incomprensiones, críticas, ataques, soledad, etc) a las que nos enfrentamos cuando actuamos escuchando su voz en nuestro corazón no son el final, sino el comienzo de una nueva vida, mucho más plena y grande; una resurrección en el camino de la Resurrección final, una vez muramos y pasemos a la dimensión atemporal y a-espacial de Dios. Jesús es el ejemplo para todos los cristianos. Él es el camino y la vida.

    Responder a este comentario
  3. ateo666666
    ateo666666 06/04/2015, 20:25

    ¿Por qué tenemos que respetar la religión, su ignorancia, su superstición, sus comportamientos antidemocráticos, discriminadores y alienantes? En el mundo no podemos hacer dejación y debemos aplicar los derechos humanos más elementales a los segmentos de población más débiles, mujeres y niños que son el principal blanco de discriminación y alienación de todas las religiones. Como bien dice el famoso comediante ateo Pat Condell en este video debemos ser intransigentes con los que llevan siglos imponiendo su intransigencia al resto de la sociedad. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/10/pat-condell-en-defensa-del-ateismo.html

    Responder a este comentario
  4. maqueda
    maqueda 03/04/2015, 16:33

    Es muy triste ver todo el paro que hay en España

    Responder a este comentario
  5. Pelusa
    Pelusa 03/04/2015, 10:50

    Buen artículo.
    Aquí dejo un enlace con todos los amorosos asesinatos de Dios, un “must view” :

    http://ateismoparacristianos.blogspot.com.es/2010/04/los-asesinatos-de-dios.html

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.