lamarea.com

viernes 19 octubre 2018

Política

El gobierno de Camps se somete a juicio

Arranca el juicio de la primera de las seis piezas que vinculan al PP valenciano y al gobierno de Francisco Camps con el caso Gürtel

31 marzo 2015
09:33
Compartir
El gobierno de Camps se somete a juicio
El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps junto a Milagrosa Martínez en la celebración del 9 d'octubre en 2008. CARLES MARÍ

¿Dónde fue a parar y cómo se decidió el pago de cinco millonesde euros a las empresas de Francisco Correa y Álvaro Pérez, ya más conocido como el Bigotes? Esto es lo que intentará aclarar desde este martes el Tibunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en el primer juicio al que se somete el entonces gobierno de Francisco Camps por la conocida como “trama valenciana” del caso Gürtel.

En concreto, a partir de hoy, y hasta el mes de octubre, se sentarán en el banquillo de los acusados dos exconsejeras de Camps, Milagrosa Martínez y Angélica Such, acusadas de haber manipulado las contrataciones públicas para la feria Fitur de Madrid entre los años 2005 y 2009. Según la Fiscalía, estas contrataciones a la empresa Orange Market, propiedad de Correa y Pérez, superan los cinco millones de euros, además de un sobrecoste cercano a los 300.000 euros.

Martínez y Such eran las responsables de la cartera de Turismo durante esos años. En el juicio declarará como testigo el expresidente y antiguo líder del PP valenciano Francisco Camps y otros miembros de su gabinete. La Fiscalía pide once años de prisión para Martínez, el jefe de gabinete del presidente, Rafael Betoret, y el número dos de la trama, Pablo Crespo; diez años de cárcel para Correa y Pérez y nueve años de inhabilitación para Such.

Quién es quién en la trama Gürtel

Milagrosa Martínez: Consejera de Turismo de 2004 a 2007, año en el que pasa a ocupar la presidencia de Les Corts Valencianes durante cuatro años. Antes había sido alcaldesa de la ciudad alicantina de Novelda. Fue la responsable última de adjudicar los contratos a Orange Market del pabellón valenciano en la feria Fitur, pese a ser de las ofertas más caras. Se le acusa de prevaricación administrativa, soborno, malversación de fondos públicos y tráfico de influencias. Según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), recibió como regalo de Orange Market un reloj valorado en 2.400 euros y un pañuelo de la marca Loewe.

Angélica Such: Una colaboradora fija en los gabinetes de Camps, como directora general y secretaria del gobierno, hasta llegar a la consejería de Turismo (2007-2009) y Bienestar Social (2009-2011). Está acusada de prevaricación administrativa y la Fiscalñía pide para ella una pena de nueve años de inhabilitación.

Rafael Betoret: Fue condenado en el caso de los trajes de Camps al firmar la conformidad con la acusación antes de que se celebrase el juicio. El Ministerio Fiscal le considera responsable de las irregularidades cometidas por la Agencia Valenciana de Turismo. Para evitar someterse a este juicio apuntó a presidencia de la Generalitat Valenciana como la responsable de contratar con la trama. En su escrito para evitar la vista, asegura que había un “conocimiento generalizado de que el citado [Álvaro Pérez] gozaba de una estrecha amistad y de toda la confianza del presidente de la Generalitat, lo que le convertía en un interlocutor totalmente fiable”.

Francisco Correa: Su apellido, Gürtel en alemán, da nombre a la trama. Para el Ministerio Fiscal es el cabecilla. El origen de sus ingresos, según la Fiscalía Anticorrupción, procede de la obtención de contratos públicos para sus empresas o las de terceros o bien mediante “el apoderamiento directo de fondos de entidades públicas”.

Pablo Crespo: Número 2 de la trama. Fue secretario de organización del Partido Popular en Galicia, partido del que fue expulsado, presidía la empresa Special Events, dedicada a la organización de campañas publicitarias y eventos.

Álvaro Pérez, el Bigotes: “Amiguito del alma” de Francisco Camps, aparece en multitud de grabaciones telefónicas con el entonces presidente valenciano que le confesaba que le “quería un huevo” ytambién a su mujer. Era el hombre de Francisco Correa en Valencia.

Financiación ilegal, el Papa y Cotino

El juicio que comienza este martes es sólo uno de los seis a los que se enfrenta el Partido Popular de Camps y en el que se juzgarán hechos constitutivos de delito electoral, falsedad documental y prevaricación.

Tras la causa de los trajes, de la que fue absuelto Camps, deberán juzgarse las contrataciones de Radio Televisión Valenciana (RTVV) por la visita del Papa en 2006 a Valencia para el V Encuentro Mundial de las Familias, y en la que está imputado el expresidente de las Corts, Juan Cotino.

Las otras piezas se refieren a la presunta financiación irregular del PP en el País Valenciano y en ella están imputados exaltos cargos como Ricardo Costa o Yolanda García.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

1 comentario

  1. womanwithframe
    womanwithframe 04/04/2015, 11:42

    Hermosa foto de personajes-salvo el militar-, que deberían haber sido juzgados ya hace tiempo, y, deberían estar donde les correspondería cumplir pena , por sus latrocinios sin fin.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".