lamarea.com

martes 20 noviembre 2018

Política

“Juego de Tronos es Barrio Sésamo si lo comparamos con Ferraz”

Dos militantes socialistas conversan sobre la situación del PSOE, un partido -dicen- con el que no se sienten identificados en este momento

26 febrero 2015
23:43
Compartir
“Juego de Tronos es Barrio Sésamo si lo comparamos con Ferraz”

Manolo y Cristina quedan en una hamburguesería. “Mira a quién me encontré en Berlín. ¡A Mike McCready!”, muestra Manolo en una foto en su móvil. Cristina se pide una coca cola. “Estoy sedienta”, dice. Estudiante de Filología Hispánica, acaba de salir de trabajar -prácticas universitarias a la hora de cobrar, es decir, 0 euros-. “Hubiera sido ya la leche encontrarme a Eddie Vedder”, continúa Manolo, empleado de banca. Pero no han quedado para charlar de música, ni de viajes, ni de Pearl Jam. “Bueno, qué, ¿hablamos del PSOE?”, dicen ambos riéndose. Los dos son militantes sevillanos -apoyaron a José Antonio Pérez Tapias como candidato a la secretaría general- . Los dos están profundamente desencantados con su partido. Y los dos creen que lo único que puede salvar al PSOE es socialismo, socialismo y más socialismo.

Manolo García (38 años): Yo lo veo negro y la sensación que tengo es que esto va a ser el Pasok. Y no es intención de ser pesimista. Aquí en Andalucía se vende optimismo, unidad, aunque luego no hay tanto optimismo ni unidad en las agrupaciones. De hecho, la fuga de militantes está siendo grande. En Andalucía quizá menos porque está el efecto Susana.

Cristina Bermúdez (27 años): Yo no es que lo vea negro. El problema es que lo veo poco rojo.

Manolo: La tendencia en las encuestas es negativa por nuestra culpa, es culpa del propio partido. Porque son las mismas caras de siempre, en todos los estamentos, en todos los estados y el partido ha perdido capacidad de crítica. Ya no hay debates, hay loas. Y tú hablas y criticas y automáticamente eres el apestado de la agrupación, sólo por decir cosas tan obvias como pedir democracia interna o algo tan básico como vamos a ser socialistas, vamos a hacer políticas de izquierdas. Porque el problema del PSOE es la incoherencia. Los intereses particulares de los dirigentes están a años luz de los intereses de la sociedad. Aunque también hay que decirlo. El PSOE ha hecho mucho bien a esta sociedad.

Cristina: Nosotros, por ejemplo, nos hemos beneficiado de las políticas del PSOE. En cuanto a educación, Andalucía hoy por hoy aún guarda algo de esas políticas. Aquí los libros de texto son gratuitos, por poner un ejemplo.

Manolo: Sí, la derecha no cree en el acceso a la educación universal. Hay estamentos sociales que la derecha siempre ha tenido guardados para sus hijos. El acceso a una educación universal es obra del Partido Socialista.

Cristina: Y la sanidad universal. Yo tengo pareja mujer y en Andalucía se permite hacer inseminación artificial por vía pública si eres lesbiana. Aquí no se considera un impedimento. Yo todavía no me he beneficiado de eso pero probablemente en el futuro lo agradezca.

Manolo: Yo me siento orgulloso de todos esos avances sociales y estoy orgulloso también de decir que pertenezco a un partido político que ha permitido que el hijo de un obrero tenga las mismas oportunidades de ser médico que el hijo de un gran empresario. Pero luego están las otras cuestiones, sobre todo en materia económica, en las que el PSOE ha perdido el norte ideológico. Ha sido una cosa progresiva. Felipe González en Suresnes elimina lo que es el marxismo del ideario político, hablamos del centro político entonces como la única posibilidad de ganar elecciones, pero ya hemos traspasado una serie de barreras. 2010 probablemente sea la barrera más clara.

Cristina: Antes de 2010 había más políticos válidos de izquierda en el PSOE.

Manolo: Bueno, yo a Bono nunca lo he considerado un político de izquierda.

Cristina: No me refiero ahí arriba.

Manolo: Las mieles del neoliberalismo las empieza a saborear en los 90 la cúpula del PSOE. Las primeras privatizaciones las hizo el PSOE. El PSOE tiene sus luces, pero también sus sombras. Tuvo su Filesa y ha hecho cosas que son inadmisibles. Hay que tener tolerancia cero con la corrupción. Y en el PSOE hay corrupción y se tapa. Han imputado a Griñán y a Chaves. Es que no habría ni que pedir la dimisión. Griñán y Chaves deberían ser expulsados del partido ya y no puede haber un senador o parlamentario imputado.

Cristina: Eso pasa aquí en todos los partidos. En otros países a ti te imputan y estás fuera.

Manolo: Aunque aún no se les haya imputado ningún delito. Es que la mujer del césar no sólo tiene que ser honrada sino parecerlo. A los ojos de cualquier persona, hoy por hoy, no pueden seguir. Lo mismo que pasa con Tomás Gómez. A estas personas no les prestaría ni diez euros porque no sé si me los van a devolver, así de claro. ¿Y cómo puedo yo como ciudadano confiar en que gestionen unos presupuestos de miles de millones de euros? Sobre el que haya sospechas de una mala gestión o el que haya metido la mano en la caja tiene que ser expulsado y, además, que sean los militantes los que tengamos mecanismos para echarlos.

Cristina: Nosotros en julio estábamos pidiendo la dimisión de Tomás Gómez.

Manolo: Se ha hecho tarde y mal.

Cristina: Echarlo para poner a uno a dedo, no. Hazlo bien.

Manolo: Primarias abiertas sin avales y a doble vuelta. Porque las primarias con avales son un invento del aparato para que salgan los que ellos quieran. Se va a presentar el que diga el aparato. Éste es el censo, llama a los secretarios provinciales y llama a filas, eso en mi pueblo se llama timo. Y Pedro Sánchez es un hombre de paja.

Cristina: Los apoyos que tenía son de Susana y cuando Susana se los retire se acabó.

Manolo: Juego de Tronos es Barrio Sésamo si lo comparamos con Ferraz.

Cristina: Pedro Sánchez es marketing y tiene asesores y publicistas detrás buenos.

Manolo: Son malos.

Cristina: No, son buenos. Cuando tú haces que mucha gente te vea, eso es un buen publicista, aunque no nos parezca bien que salga en El hormiguero o en Sálvame, te estás llevando a las personas mayores, a las que tienen tiempo libre y ven esos programas.

Manolo: Si quieres vender un libro lo puedes hacer, pero es que se supone que Pedro Sánchez quiere ser presidente del Gobierno, leche. Las cosas se hacen de otra manera, no un paripé para que el presentador lo vote. Me parece todo tan superficial…

Cristina: Pero es que el marketing y la publicidad son superficiales y lo que estaba haciendo es eso.

Manolo: Pues dedícate a vender coca colas, pero no a querer gobernar a los españoles.

Cristina: No, pero es una forma de conseguir votos. No te estoy diciendo que a mí me guste.

Manolo: El PSOE tiene 135 años de historia y haciendo las cosas como se están haciendo no se garantizan otros 135.

Cristina: La pena es que hay gente honesta, válida, con ideología…

Manolo: Y hay muchos pragmáticos, que son los caraduras que un día te dicen una cosa y otro otra, siempre lo que tú quieres escuchar. Y al final lo que se está consiguiendo es una fragmentación de la izquierda. Podemos no es más que la consecuencia de lo mal que lo han hecho PSOE y PP. En Podemos hay muchos simpatizantes del PSOE y exvotantes y militantes que quieren soluciones a los problemas reales, que son comer, vestirse, pagar, que cuando me ponga malo me cure, que mis hijos puedan estudiar.

Cristina: Son cosas básicas. Yo tengo déficit de atención e hiperactividad y tengo que tomar dos pastillas porque con una no me vale. Y con recetas, cuesta 21 euros cada caja, es decir, al mes 40 euros. Yo no me lo puedo permitir. Mi madre es funcionaria y me lo paga. Se lo permite mi madre, pero una familia en paro que tenga un hijo con esta discapacidad… Ese niño acaba en fracaso escolar. ¿Y quién se atreve a pedir permiso en el trabajo para una cita para el médico? La gente tiene miedo.

Manolo: Yo por mi banco tengo seguro privado. Y al nacer mi hijo quise darle una oportunidad a la sanidad pública. Me dieron cita para ocho meses después para una prueba, mientras que con el seguro privado me la dieron en una semana y descartaron cualquier dolencia. Yo pude elegir, pero otros no.

Cristina: Yo también tengo mutua, necesito un psicólogo… Seamos realistas. Me tuve que cambiar de la seguridad social. Si hubiera una buena sanidad pública no necesitaría Muface.

Manolo: Y el PSOE, que ha sido el artífice del estado del bienestar, está dedicado ahora a los mercados con el 135, que es una cuña neoliberal que nos han metido en el tuétano, que es nuestra Constitución, priorizando el pago por delante de sanidad, educación… Hay que volver a la ideología socialista, hay que predicar con el ejemplo. Ahora otra incoherencia ha sido pactar con el PP el acuerdo antiterrorista procurando la cadena perpetua.

Cristina: Tú pactas con el PP. ¿Y el resto de partidos qué, sólo estáis vosotros dos? Consulta antes con tus militantes. El mayor problema del PSOE con Podemos es que no lo acepta. El PSOE se está agarrando a un bipartidismo que se está viendo amenazado por la aparición de un nuevo partido y en vez de decir ‘mi ideario se asemeja más al nuevo que al otro’, pues no, sigue luchando para que siga ese bipartidismo. Me voy a arrimar al que siempre ha sido mi contrincante para que siga siéndolo y no se meta otro.

Manolo: Da la sensación de que Podemos le quiere desmontar un chiringuito tanto a PSOE como a PP, visto desde fuera. Y si yo soy de izquierdas no puedo estar continuamente atacando a otros partidos también supuestamente de izquierdas. ¿Por qué no hacemos un frente común primero para quitar a la derecha del medio y empezar después a hacer políticas de izquierdas?

Cristina: Exacto. Nuestro enemigo no es la izquierda. Habla con ellos, ten un diálogo. El enemigo de los socialistas es la derecha. Pero digo más, ahora mismo el enemigo del PSOE es el propio PSOE. Hay gente válida que está siendo callada, que no se hace visible…

Manolo: A Izquierda Socialista se la ha cargado el aparato. La democracia interna se ha deteriorado. Hace poco se ha lanzado la plataforma Somos Izquierda y ahí estamos gente socialista, de Podemos, de IU, de plataformas cívicas, de Equo, de sindicatos. Porque mientras más nos fragmentemos, le estaremos poniendo en bandeja a la derecha otros cuatro años para lo que ellos llaman reformas, que son recortes de derechos que hasta ahora pensábamos inamovibles. Nadie ha hecho más daño a este país que la derecha. Y por supuesto que hay que llegar a pactos de Estado, pero en educación el primero. Pactos de Estado en los que los ciudadanos estén por encima de los intereses de los propios partidos. Se necesita socialismo, socialismo y más socialismo. En el PSOE está ya todo inventado. Tenía un ideario que era aplicar políticas socialistas, que es que los que más tienen paguen más que los que menos tienen y esos impuestos se reparten al conjunto de la sociedad para que cualquier ciudadano tenga los servicios esenciales. Y eso el PSOE no lo está haciendo, porque el PSOE ha permitido desahucios, privatizaciones… Cuando se privatiza una eléctrica estás dando la manteca al capital y se la estás quitando al ciudadano. Subir el IVA es política de derechas y el PSOE fue el que planteó el IVA en España. Pues prefiero pagar 5 de IVA y 25 de IRPF, porque el IVA está en el jamón de york y en el coche de lujo. Yo pago el mismo IVA por la gasolina cuando voy a trabajar que Botín hija, con una diferencia: a mí me cuesta más trabajo llenar el depósito de combustible. El PSOE en los últimos años no ha procurado una carga fiscal más justa. Hace políticas económicas de derechas y las viste con políticas sociales. Y eso es lo que yo le critico. Porque es incoherente. Pero es que te digo una cosa. El PP privatiza, pero el PSOE también. ¿Con qué cara puedo hablar de las privatizaciones en Madrid si aquí también se está privatizando la sanidad? Aunque te lo venden con el eufemismo de gestión pública en manos privadas. Eso en mi pueblo se llama privatizar. Las lavanderías en los hospitales las gestiona una empresa privada, el control de acceso, el cátering. Es una privatización por fascículos y la fase final es tener hospitales públicos llenos de pacientes mal atendidos. Mi padre ha pasado este fin de año en el hospital y se llevó un día entero en urgencias.

Cristina: Hoy te mandan a casa, se están dando altas antes de tiempo y se hacen tratamientos ambulatorios que se deberían hacer en hospitales.

Manolo: No me vale la excusa de la crisis, que no hay dinero… Pues mire usted, búsquelo. Y si como político no es capaz, dedíquese a la gestión de residuos sólidos urbanos. La situación actual en el PSOE es así porque somos muy poco exigentes. Y las políticas socialistas son muy exigentes. Privatizar es lo cómodo, que es lo que hace la derecha. Yo sigo en el PSOE porque las cosas no se pueden cambiar desde la barra de un bar, pero es que cada día me cuesta más trabajo buscar una razón para seguir. Lo que tengo claro es que la línea que no voy a traspasar es la de un pacto con el PP. Entonces me iré.

Cristina: Es que llevamos mucho tiempo luchando para que las cosas cambien desde dentro, pero cada vez las ganas van a menos. Necesitamos una estructura democrática y limpia.

Manolo: Yo admiro al ministro de Economía griego, que llega a la Troika y le dice ‘mira macho, vosotros estáis haciendo una canallada con mi pueblo, si queréis cobrar vamos a hacerlo de otra manera’.

Cristina: Es que se puede.

Manolo: Claro. El PSOE ha perdido una oportunidad única de hacer una banca pública. Es que yo no he roto los platos de Bankia, ni la he sacado a bolsa. Yo no he sido. Han sido los gestores. Rato, muerto de risa. Y uno de los que estaban en el consejo de administración era el guapo. Pedro I el breve.

Cristina: Yo lo llamo Pedro I el guapo.

Manolo: Es que entiendo que la gente no confíe en el PSOE.

Cristina: Yo me siento huérfana políticamente ahora mismo, no me siento identificada con el partido en el que milito. No sé qué voy a votar, es que no lo sé.

Manolo: Yo sé que voy a votar izquierda.

Cristina: Y yo.

Manolo: Tenemos que quitarnos el complejo del centrismo político porque sencillamente no existe. El centro político surgió como una forma de quitarse el complejo de decir que eres de derechas. Y estamos llegando a un punto en que nos da vergüenza decir que somos socialistas. Por esas siglas ha muerto mucha gente y, aunque sea por respeto, deberían hacer memoria. Esas siglas lo deberían decir todo: socialista, obrero y español. Un estado republicano y federal. La Transición ya ha pasado, con sus bondades y defectos, y ahora mismo es un momento importante para hacer un nuevo proceso constituyente. Nos tenemos que definir como nación y para eso el PSOE se tiene que definir como partido. Cualquier cosa no vale, si eres un partido que quiere gobernar tienes que tener un ideario y el programa electoral tiene que ser consecuencia de ese ideario. Cuando no haces las cosas en ese orden, te conviertes en una marca de refresco, que es lo que es Pedro Sánchez.

Cristina: Te lo he dicho antes, pero no me has echado cuenta.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Olivia Carballar

Olivia Carballar

1 comentario

  1. MKG
    MKG 27/02/2015, 20:42

    Pedro Sánchez debe cuidar las leyes de la percepción en el marketing político para consolidar su imagen . Sanchez , lo nuevo contra la vieja guardia.

    http://mkgpolitico.blogspot.com.es/2015/01/la-ley-de-la-percepcion-pedro-sanchez.html

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.