No sin mujeres

Una iniciativa impulsada por Clásicas y Modernas pide a los hombres que en marzo se nieguen a participar en cualquier acto cuya composición sea exclusivamente masculina

“Hombres altos, bajos, delgados, gordos, de izquierdas, de derechas, republicanos, monárquicos, independentistas, nacionalistas, heterosexuales, homosexuales, bisexuales, asexuales, transexuales, religiosos, laicos, ateos… que se supone que representan todas las identidades e ideologías posibles. A veces, incluso se buscan hombres para representar el movimiento y las posiciones feministas. Y eso no es real. El mundo es diverso y en esa diversidad están presentes las mujeres”.

Es un extracto de una carta abierta dirigida a los hombres en la que se les pide que durante todo marzo, el mes por excelencia de la lucha por la igualdad, se nieguen a participar en cualquier acto -tertulias, congresos, conciertos, jurados, antologías…- cuya composición sea exclusivamente masculina. La iniciativa No sin mujeres, impulsada por Clásicas y Modernas, asociación para la igualdad de género en la cultura, surge para crear conciencia del problema en general y, particularmente, para hacer ver a los hombres que ellos también son responsables de la desigualdad, aunque sea por omisión. “Más que conseguir un resultado práctico, lo que pretendemos es concienciar de que la desigualdad sigue estando ahí, que ya no se puede justificar que no hay mujeres preparadas, porque hay muchas más mujeres universitarias que hombres. Es decir, sigue habiendo una resistencia y queremos que esto se vea como un problema de todos, no de la sociedad que está ahí fuera. Todos y todas tenemos que hacer algo para que los hombres rechacen ese privilegio por ser hombres”, explica la escritora Laura Freixas, presidenta de Clásicas y Modernas.

“No se sienten a hablar, a debatir, a participar, a compartir conocimiento o creación sin pensadoras y creadoras. Usen el privilegio que el sistema les concede de ser llamados los primeros, cuando no los únicos, para decir “no sin mujeres”. Conozcan a las mujeres de sus áreas de conocimiento, nómbrenlas, desígnenlas o propónganlas para obtener puestos, menciones, honores. Recuerden que hay, y que ha habido siempre desde tiempos inmemoriales, pintoras, escultoras, compositoras, dramaturgas, filósofas… Recuérdenlo cuando hagan sus listas de libros, de lecturas, de películas, de canciones”, continúa la carta.

Según Freixas, la iniciativa viene fraguándose desde hace tiempo porque consideran no sólo que no hay avances en igualdad en España sino que en algunos casos se está produciendo un retroceso en cuanto a la paridad. La ausencia de mujeres al frente de ministerios en el nuevo Gobierno de Syriza es otra prueba, para el colectivo, de esos pasos atrás: “Estamos comprobando que no basta con ser una nueva generación, joven y de izquierdas para tener voluntad de integrar a las mujeres, como ha ocurrido en Grecia. Y aquí en España, nos ha resultado muy decepcionante la tibieza con la que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha condenado esa situación”, denuncia Freixas.

“Cuando las mujeres estén, estemos presentes en el imaginario colectivo, estaremos presentes en el diseño de las políticas, de los currículos, de la creación de las ciudades, de la educación, de la cooperación. Cuando las mujeres dejemos de ser representadas por hombres y escondidas por el discurso de lo masculino como universal no harán falta días por la igualdad de género”, concluye la carta, que, según la presidenta de Clásicas y Modernas, está recibiendo adhesiones desde todo el mundo, de mujeres y también de hombres que manifiestan su apoyo a la iniciativa no sólo para el mes de marzo sino para convertirla en indefinida: “Nos acaba de llegar la firma de un grupo de hombres que trabaja en las artes escénicas en México y de otro grupo de oncólogos”, asegura Freixas, que concluye: “Apelamos a la solidaridad de los hombres, que tienen que saber que se les llama no por ser mejores que las mujeres, sino por la inercia patriarcal”.

faldon_noticias

aportacion la marea

Olivia Carballar

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

4 respuestas a “No sin mujeres”

  1. Grecia no tiene ministras

    Si Grecia ha sido cuna de la democracia, de la filosofía occidental y de los Juegos Olímpicos; porqué en el siglo XXI —y con un recién estrenado partido en el poder— no hay ninguna mujer en el gobierno helénico. ¿Dónde está la explicación? ¿Es Syriza el único responsable?

    Mas: http://wp.me/pVeDc-DS

  2. ¿No salen los comentarios? Lo vuelvo a intentar.
    Asumir que los recuentos de penes y vaginas son progresistas es un error.
    Hay feminismos de derechas y feminismos de izquierdas. La izquierda funciona con pricipios y la derecha con normas. Las normas que nos impone el feminismo hegemónico de extrema derecha, que domina la política y los medios, sólo benefician económica , política, profesional y socialmente a mujeres de clase media-alta, vulnerando derechos humanos y pilares básicos del estado de derecho. Las listas cremallera son un buen ejemplo de ello.

  3. Asumir que los recuentos de penes y vaginas son progresistas es un error.
    Hay feminismos de derechas y feminismos de izquierdas. La izquierda funciona con pricipios y la derecha con normas. Las normas que nos impone el feminismo hegemónico de extrema derecha, que domina la política y los medios, sólo benefician económica , política, profesional y socialmente a mujeres de clase media-alta, vulnerando derechos humanos y pilares básicos del estado de derecho. Las listas cremallera son un buen ejemplo de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner