El PSOE y su problema con el electorado crítico

"Cuando aseguraban haber entendido que su gente no toleraba ciertas conductas, van y se dejan caer de cabeza de nuevo contra la misma piedra", señala el autor

Y el PSOE volvió a hacerlo. Cuando aseguraban haber entendido que su gente no toleraba ciertas conductas, como la sumisión a Ángela Market en forma de reforma express de la Constitución; cuando la nueva dirección repetía una y otra vez que habían quedado en el pasado ya las bromas de mal gusto como aquella de abaratar el despido con el objetivo de crear empleo, van y se dejan caer de cabeza de nuevo contra la misma piedra: la de ignorar la capacidad crítica de su electorado. Esta vez la piedra se llamaba pacto antiterrorista. “Firmar pactos antiterroristas le da a uno solera de hombre de Estado, cosa que no tiene el de la coleta”, le dijo alguno de sus asesores a Pedro Sánchez. Y Pedro, deseoso de llevarle la contraria a las predicciones que lo sitúan lejos de dirigir ningún Estado, fue, se fotografió y firmó la pantomima que le permitía a Rajoy hablar un rato de algo, sin miedo a que le preguntasen por los escándalos de corrupción de su partido o la economía de las familias.

El pacto antiterrorista que nos regalan PP y PSOE viene con un lacito trasparente: la cadena perpetua. En neolengua, prisión permanente revisable. El lazo es transparente porque el pacto no cita la cadena perpetua pero la incluye de facto al remitirse a un artículo que contempla la pena máxima aplicable en cada momento, que en este caso será la cadena perpetua. El PSOE, siguiendo la estrategia Kafka que tan malos resultados les ha dado, aseguró recién firmada la aceptación de la cadena perpetua, que se oponía frontalmente a ella y que la derogaría en cuanto llegara al gobierno.

No parece que tenga fácil el PSOE eso de llegar al gobierno para derogar lo firmado, según el último CIS. El titular es que baja a la tercera posición en intención de voto por detrás de PP y Podemos. Rascando en la encuesta hay preguntas que explican en profundidad lo que el titular cuenta. Un 5’1% de los encuestados creen que la labor de oposición del PSOE está siendo buena o muy buena, frente a un 91’3% que no está precisamente de acuerdo con eso. Según el 14’4% de los preguntados, el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, les genera bastante o mucha confianza, frente a un 77’9% que desconfían de él sin haber llegado a gobernar, en proporción parecida a la del quemadísimo Rajoy en el Gobierno. Estos dos datos explican que el PSOE se aleje de tener opciones de gobernar a pesar de ser el partido de España con el que más encuestados, un 16’6%, dicen sentirse identificados ideológicamente. ¿Si el PSOE es el partido con el que más gente se identifica ideológicamente, por qué no piensan votarlo? De los datos se deduce que la explicación puede ser la misma por la cual dejas de comprar en la tienda de al lado de casa después de que te hayan timado varias veces, aunque el tendero sea nuevo.

faldon_noticias

PUBLICIDAD
Banner Banner

Gerardo Tecé

Modelo y actriz. Escribe, pinta y colorea cosas en sitios desde que tiene uso de Internet. También en Carne Cruda, Vice, CTXT, 20 Minutos y Atresmedia, entre otros.

Comentarios

5 respuestas a “El PSOE y su problema con el electorado crítico

  1. De un tiempo a esta parte, me está pasando con los dirigentes del PSOE lo mismo que me pasaba ya hace años con los del PP, me resultan vomitivos…pero vamos, a nivel de tener que cambiar de canal si sale alguno o bajar o subir el texto para no verles. Están muertos pero piensan que es coyuntural, se autojustifican con cosas de alucinar ¿en que mundo se mueven estos también?

  2. Una de las primeras cosas que se empezaron a gritar en la Puerta del Sol, los primeros días del 15M de 2011 fue: “PSOE, PP, la misma mierda es” Lo gritaron miles de personas y el lema recorrió el país. No se decía por decir. Allí había, por primera vez en tres décadas, miles de jóvenes que habían salido a la calle espantados por el futuro que les habían preparado los políticos de los dos grandes partidos, el PSOE aprobó decenas de leyes que precarizaban el empleo y destrozaban los servicios públicos. El electorado fue convertido en crítico por el propio PSOE al que al final se le vio de qué pie cojeaba.

  3. Y va y vuelven a tropezar otra vez en la misma piedra……
    R.I.P. PSOE.
    Igual os pasa por tomar el nombre del socialismo en vano.

  4. En el pacto antiterrorista parece que lo peor, es la tipificación de terrorismo de conductas que nada tienen que ver con el mismo.
    De forma que acciones como las de Gamonal, podrían ser criminalizadas como actos terroristas, de identica forma a como se está criminalizando la acción sindical en estos momentos.
    Por lo demás el PSOE esta desorientado entre dos fuerzas tensionadas: su base social y su dirigencia asimilada por el stablishment.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner