lamarea.com

martes 20 febrero 2018

Sociedad

Ya son cuatro las familias acampadas junto a la casa de Monago

Acampada Dignidad ha denunciado esta semana que más de 200 familias se encuentran al borde del desahucio sólo en Badajoz

28 enero 2015
12:06
Compartir
Ya son cuatro las familias acampadas junto a la casa de Monago
Protesta frente a la vivienda de Monago.

Victoria, de 28 años, y su marido llevan un año y medio viviendo junto a su hijo en una vivienda social, pero ahora pesa sobre ellos una orden de desahucio. Por eso, la joven pacense ha decidido pasar a la acción y unirse la noche del martes a la acampada que está teniendo lugar junto a la puerta de la vivienda del presidente extremeño, José Antonio Monago, en una de las zonas residenciales más lujosas de Badajoz.

Con ella ya son dos familias de la ciudad y otras dos de Montijo las que duermen en el lugar para reclamar soluciones en casos de necesidad extrema. Es el caso de Isabel, madre de dos hijos, parada, víctima de violencia de género y sin ningún tipo de ingresos, quien fue la primera en acampar, el 13 de enero, o de Juliana, de 55 años, quien se unió a la protesta dos días después.

Esta última se había instalado en el trastero del bloque de viviendas del piso del que la desahuciaron, un lugar que no cumplía las condiciones de habitabilidad necesarias. Juliana, que tiene una minusvalía, ha tenido que dejar a sus hijos con familiares y la situación que atraviesa la está haciendo pasar, denuncia, por capítulos depresivos.

El 20 de enero se sumaron miembros de una tercera familia, también bajo amenaza de desahucio. Jenny, de 28 años, con tres hijos menores y vecina de Badajoz, recibió una carta del juzgado conminándola a abandonar la vivienda en el plazo de 10 días. Su casa es propiedad del Gobierno de Extremadura y llevaba habitando en ella 17 años. Según explica el colectivo de apoyo, Acampada Dignidad de Extremadura, la vivienda fue adjudicada a su padre que, desde hace 8 años, ya no vive en ella. La Junta de Extremadura acusa a Jenny de “ocupación irregular”.

Para la organización, estas familias “representan el sufrimiento de otras miles de familias extremeñas, contra las que el poder financiero y político está practicando una violencia institucional sistemática”. Acampada Dignidad ha denunciado esta semana que más de 200 familias se encuentran al borde del desahucio sólo en Badajoz.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

3 comentarios

  1. ANDREU
    ANDREU 06/02/2015, 22:35

    Si Monago entregase el dinero que se gasto en sus escarceos amorosos en Canarias, ‘pagados con dinero público, estas familias podrian pagar un alquiler social durante mucho tiempo. Pandilla de sinvergënzas.

    Responder a este comentario
  2. TInejo
    TInejo 28/01/2015, 17:49

    Mónago no decía disponer de un palacete que, como buen proletario de derechas, no utilizaba pero sigue contando con todo el personal y sus correspondientes costes? Pues nada, ya podría usufructuarlo para con sus conciudadanos en situación de exclusión social.

    http://casaquerida.com/2015/01/28/desbandada-etimologica/

    Responder a este comentario
    • AGARGON
      AGARGON 29/01/2015, 18:29

      Es inhumano lo que está haciendo este gobierno, es algo inhumano. Rescatan a los bancos con nuestras aportaciones fiscales, y además les pone la policía a su servicio, para que pongan a estas pobres familias en la calle. ES INCOMPRENSIBLE LO QUE ESTAN HACIENDO ESTA PANDILLA DE SINVERGÜEN…

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".