lamarea.com

lunes 16 julio 2018

Los socios/as escriben

Gracias, bufones

Tras el ataque a la redacción de la revista francesa Charlie Hebdo, el autor reflexiona sobre el papel de los bufones

Los bufones gozaban de una libertad de expresión exclusiva. Podían decirle al rey a la cara lo que le petara. Se mofaban de él escondidos en su irrelevancia, en ser la última mierda de la corte. “Costumbre antigua de príncipes, tener cerca de sí locos para su entretenimiento. Quizá permisión de Dios, para que si los cuerdos no les dijeren las verdades, se las digan los locos para su advertimiento y para confusión de los otros“. “El rico se ríe con el bufón, y el bufón se ríe del rico“. El bufón fue siempre un contrapoder, alguien que encontraba las rendijas por donde bajar al poder de su atalaya. La comedia berlanguiana que no entendía el censor y acababa proyectada en los cines.

Andando el tiempo los reyes, y sobre todo los dioses,  fueron más precavidos con los peligrosos bufones. En el Teatro Alfil pusieron una bomba a Leo Bassi por reirse de un dios; en el Círculo de Bellas Artes unos ultras subieron al escenario y atacaron al autor y a un actor de una obra que se reía de ese mismo dios. Felizmente fueron unos chapuceros; unos cruzados impotentes.

Hoy no. Fanáticos de otro dios, incapaces de esperar que ese dios fuera quien juzgue y castigue (¡blasfema arrogancia!) han asesinado a dibujantes de viñetas y a quien estuviera cerca de ellos.

El bufón ya no goza del favor de los reyes ni de sus patéticos cortesanos. Cada día hay, hoy más que nunca, que discutir sobre la mierda esa de los límites del humor. Sólo un humor blanco, de ese que no se ríe del rico sino con él, goza del favor del poderoso como vanguardia de la venturosa mayoría silenciosa.

El bufón aún se esconde en una supuesta irrelevancia, los cómicos son apartados de la mesa de los graves intelectuales y así pasan por ser más inofensivos. Pero el humor sigue siendo una de las cimas de la inteligencia crítica (valga la redundancia), la forma en que la inteligencia golpea con más saña, con más fuerza a la patética solemnidad del poder. En los libros sagrados (religiosos o no) no hay chistes. El humor es el escudo que usa la razón para atacar al dogma: los chistes no respetan a dioses, reyes, ni tribunos.

Esta vez el dogma ha usado su formas más extremas para acabar con lo que nos hace personas, para acabar con el humor, para acabar con la razón, que es lo que más les molesta desde que ese dios común nos prohibió en el paraíso una única cosa: comer de un árbol cuya fruta era el conocimiento.

Larga vida a la razón, larga vida a los bufones. Abajo los dioses, los reyes, los tribunos. Viva la inteligencia.

Gracias, bufones.

[Artículo publicado en el blog Quien Mucho Abarca]

 

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Hugo Martínez Abarca

Hugo Martínez Abarca

Blog de política del diputado autonómico de Convocatoria por Madrid (Podemos) en la Asamblea. Hugo es licenciado en Derecho y Economía, y en Ciencias Políticas.

1 comentario

  1. el tito paco
    el tito paco 08/01/2015, 12:04

    Estoy de acuerdo con las declaraciones del Willy Toledo , pero creo que los que perpetraron la masacre en Paris no son los defensores del pueblo Musulman . Lo que yo me pregunto quien hay detras de esta gente tan fanatica ?.Si tiraramos de la cuerda creo que nos quedariamos alucinados al ver quien esta en el otro extremo . ¡ La realidad puede superar la ficcion !. Las victimas de Paris solo fueron daños colaterales para este poder que nos gobierna y manipula en la sombra . Mis mas sentida repulsa a esta violencia que no tiene pies ni cabeza .

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.