lamarea.com

lunes 23 julio 2018

Sociedad

La EU2015: Un paso más hacia la privatización de la universidad pública

Con la nueva reforma universitaria, los grados pasarán a ser de tres años y los masters, de dos. La especialización de la carrera costará el doble

09 diciembre 2014
19:00
Compartir
La EU2015: Un paso más hacia la privatización de la universidad pública
Pancarta llamando a la huelga el pasado 27 de febrero donde ya se hacía referencia a la estrategia EU2015. ISMAËL GUYE

CELIA CASTELLANO AGUILERA // La Estrategia Universidad 2015. Este es el nombre de la reforma de estudios universitarios diseñada por el gobierno español en 2009, una continuación de lo que se conoció como plan Bolonia. La Estrategia, según el movimiento estudiantil, supondrá la privatización de la Universidad; la reducción de los grados a tres años y de los masters públicos; y la externalización del poder ejecutivo de la Universidad. Según el gobierno, con este plan se logrará “la modernización, la excelencia docente y científica y la internacionalización del sistema universitario” para que sea homologable al resto de la UE. La EU2015 se enmarca en el plan Europa 2020, que tiene como objetivo “la economía del conocimiento”. Estos son los puntos básicos de la nueva reforma.

La externalización del gobierno de la Universidad

Las propuestas de un nuevo gobierno de la Universidad desde 2009 han sido variadas pero todas mantienen como punto fuerte su externalización. En 2010, la fundación privada Conocimiento y Desarrollo, presidida por Ana Botín, en colaboración con la Conferencia de Rectores de las Universidades españolas, propuso en un informe provisional el reforzamiento del poder del Consejo Social frente al Consejo de Gobierno de la universidad la elección del rector entre candidatos externos y con conocimientos empresariales, al estilo norteamericano.

Por su parte, el último Informe de Expertos de 2013, redactado por un comité de expertos designados por el ministro Wert, propone la fusión del Consejo de Gobierno con el Consejo Social para crear un Consejo de Universidad de entre 21 y 25 miembros que sea el máximo órgano de gobierno. Este consejo tendría un mandato de cinco años renovables por una vez y sería elegido en un 50% por el claustro, un 25% por la Comunidad Autónoma y el 25% restante por el 75% escogido anterior. Su presidente sería elegido por el Parlamento, como sucede actualmente. Este consejo podría designar y cesar al rector. A su vez, el rectorado escogería los decanatos y las directoras de departamentos de las facultades. El Consejo de Universidad también aprobaría las cuentas y los presupuestos anuales, la obtención de la financiación externa -como hace actualmente el Consejo social-, y el nombramiento del gerente de la universidad a propuesta del propio rector.

Financiación privada

Entre 2009 y 2013 ha disminuido en 1.388 millones la ayuda pública a las universidades del Estado español entre todas las comunidades autónomas, según CCOO -185 millones en Cataluña- y han aumentado las tasas, factor que provocó una disminución de un 1 % de los estudiantes matriculados en 2013 respecto a 2012. La respuesta del Gobierno, dada esta situación, es fomentar la financiación privada con cátedras patrocinadas. Habrá empresas que financiarán cátedras que investiguen en un ámbito que a la empresa le interese. Actualmente, en las universidades ya se pueden encontrar convenios de colaboración como el del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología con la UAB. Esta universidad también ha colaborado en proyectos de investigación y transferencia de tecnología aeronáutica con empresas como Indra o Boeing, parte de la producción de las cuales se dedica a la aviación militar, y actualmente forma parte de un Clúster de Gestión Aeronáutica.

Por otra parte, la EU2015 también promueve la interrelación y la colaboración entre universidades de toda Europa. Uno de los criterios para conseguir financiación pública con la reforma es ser denominado Campus de Excelencia Internacional, lo que podrá fomentar la competición entre las universidades en innovación y competitividad. De hecho, el Informe de Expertos de 2013 propone que entre el 20 y el 25% de la financiación esté ligado a resultados en I+D y la capacidad de crear productos de transferencia tecnológica e innovación (outputs). El mismo informe recomienda que las becas actuales deberían combinarse con préstamos del sector privado y financiero aunque regulados por el Gobierno. La Caixa, BBVA o Banco Santander ya tienen programa de becas.

Nuevo plan de grados 3+2

A partir de 2015, las universidades de España modificarán su oferta de grados del Espacio Europeo de Educación Superior, pasando de cuatro a tres años de grado más dos de máster, en muchas ocasiones obligatorios para el desarrollo de un trabajo. Esto provocará una reducción de temario y la parte de especialización de la carrera, que se trasladará íntegramente al máster para obligar a cursarlo, que en el ámbito público cuesta alrededor de 3.000 euros -33,5 euros el crédito de media en Cataluña, según el informe Datos Básicos del Sistema Universitario Español 2013-2014; 40,88 euros si el máster es habilitante, es decir, necesario para ejercer una carrera-.

Al mismo tiempo, la oferta de grados públicos se reduce en beneficio de los privados, lo que dificulta más aún la posibilidad de pagar un máster. Según Ermengol Gassiot, profesor de Arqueología de la UAB y miembro de la CGT, el hecho de reducir los grados a tres años y los masters públicos podrá producir un excedente de la plantilla docente y un nuevo recorte. En la universidad pública actual es posible cursar un máster privado, aunque este último puede ir de los 4.500 a los 20.000 euros por año. El máster privado aprovecha las instalaciones y recursos de la Universidad pero se pacta entre la iniciativa de un profesor, que puede llegar a cobrar 300 euros por hora y se desgrava horas de docencia pública, y una empresa privada, aunque mantiene el sello del centro y sólo el 20% de los ingresos del máster va a la Universidad.

Este tipo de educación tendente a la privatización es propia de sistemas como el de Inglaterra, que únicamente mantiene un 35% de la financiación pública y que provocó grandes movilizaciones y disturbios en Londres en 2010 contra la subida de las tasas. “No se está informando a los alumnos de lo que pasará con la EU2015; la aplicación del 3+2 seguramente se hará de golpe para evitar la capacidad de respuesta de los estudiantes que sí estuvieron contra Bolonia en 2008”, apunta Ermengol Gassiot.

¿Quién integra actualmente los consejos sociales?

Con la aplicación integra de la reforma universitaria se da un paso más hacia la privatización y la falta de autonomía de la educación en un modelo universitario que ya de por sí mantiene una fuerte injerencia del sector privado. El Consejo Social de una universidad pública es el órgano de representación de la sociedad civil dentro del centro. Sus presidencias, sin embargo, son perfiles muy similares. Actualmente, el presidente del Consejo Social de la UAB es Gabriel Masfurroll Lacambra, fundador y ex presidente de USP Hospitales, cadena que en 2012 se fusionó con la clínica Quirón para convertirse en un referente de la sanidad privada en España.

El presidente del Consejo de la UB es Salvador Alemany, hasta 2011 presidente de Abertis y actual Presidente del Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento de la Generalitat de Cataluña. Este consejo social también cuenta con José Mateo Negro, director del RACC, imputado en 2012 por apropiación indebida de un seguro de Spanair, compañía que era miembro del Consejo de Administración. La presidenta del Consejo Social de la UPF es Núria Basi More, miembro de la Fundación Catalunya Europa, y el presidente del Consejo Social de la Universidad de Valencia es Manuel Broseta Dupré, abogado y asesor jurídico de múltiples casos de la Generalitat valenciana.

Por otra parte, el presidente del Consejo Social de la Universidad Complutense de Madrid es Carlos Mayor Oreja, director de la Fundación San Pablo-CEU y ex consejero de Educación por el PP de la Comunidad de Madrid. Este también cuenta con Julio Linares, vicepresidente del Consejo de Administración de Telefónica. Por último, el presidente del Consejo Social de la UNED es César Alierta, presidente de Telefónica.

Artículo publicado originalmente en La Directa

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Directa

La Directa

1 comentario

  1. Carmen
    Carmen 17/12/2014, 18:17

    En el ámbito de la Universidad se ha planificado el Plan Bolonia que no es otra cosa que un plan para crear profesionales para el mercado europeo y que fomenta un único pensamientos, sin desarrollar el espíritu crítico. Es verdad que también tienen responsabilidad los sindicatos y tambien nosotros somos responsables…
    (Arcadi Oliveres – “El rescate de la democracia”)

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.