lamarea.com

lunes 19 febrero 2018

Tus artículos

En defensa del modelo de Sumando Podemos

Los autores reivindican que “ningún órgano de PODEMOS debería ser unipersonal, sino colegiado, abierto y representativo”

<em>En defensa del modelo de Sumando Podemos</em>
Asamblea fundacional de Podemos en el Palacio de Vistalegre de Madrid.

Sergi Cremades y Víctor Alarcón

El terremoto político de Podemos tras los inesperados resultados del 25 de mayo todavía no ha cesado. La pasividad en la que se encontraba la sociedad valenciana, al igual que la mayor parte del Estado, se resquebrajó súbitamente empujando a miles de personas a la participación política. Fruto de esa multitudinaria entrada en política de la gente, la Asamblea Ciudadana Sí se puede de PODEMOS intenta configurar las bases de un proyecto muy plural y transversal a la ciudadanía. Creemos que la diversidad es una virtud y que en un debate democrático siempre habrá puntos encontrados. Los procesos deliberativos en los que todo el mundo está de acuerdo, además de absurdos, suelen ser poco democráticos. Este tipo de debates son los que han primado en los partidos de la casta, donde el disenso con la cúpula se persigue y se margina. Por ello, creemos que PODEMOS debe ser completamente diferente a esto. En PODEMOS deben escucharse todas las voces, aunque a veces digan lo contrario.

El borrador que mejor apunta a esta dirección es, sin duda, el de SUMANDO PODEMOS. Este documento es el resultado de un proceso de confluencia donde participaron casi cuarenta de los equipos que hacían propuestas organizativas y que consiguieron confluir en un texto de consenso. Entre las personas que trabajaron duramente por alcanzar esta convergencia, se encuentran los eurodiputados Pablo Echenique, Teresa Rodríguez y Lola Sánchez. Y como generalmente pasa en los debates que buscan un punto de encuentro, el resultado fue un documento que, a nuestro parecer, recoge bien el sentir de la gente que ha participado en PODEMOS desde el principio y la que se ha ido sumando posteriormente.

La gente que participa en los círculos del País Valencià lo hace porque cree en una democracia asamblearia. Prueba de ello es que los círculos han funcionado con esta metodología durante todos estos meses de andadura. No hay motivo por el que debamos cambiar esta forma de trabajar, que no busca sino la máxima participación, transparencia y democracia para la ciudadanía. Donde la gente interviene día a día es en los círculos y, por ende, son ellos los que deben articular nuestro proyecto y en ellos debe residir el peso de las decisiones diarias.

Por supuesto que el asamblearismo debe ser eficiente, por esta razón, creemos que PODEMOS debe tener personas que trasladen a los medios de comunicación y a la sociedad los acuerdos de los círculos. Pero una persona sola es incapaz de representar las diferentes sensibilidades de un proyecto tan amplio como es este. Así, pensamos que la portavocía de este movimiento debe recaer en varias personas, que sean elegidas por todos y todas y que sean revocables. De hecho, pensamos que ningún órgano de PODEMOS debería ser unipersonal, sino colegiado, abierto y representativo. Algo que recoge también la propuesta de SUMANDO PODEMOS. Además, en un lugar tan plural y diverso como el Estado español, que ha alcanzado altas cotas de descentralización administrativa, se hace difícil representar los intereses de las diferentes sensibilidades territoriales y ciudadanas, muchas de las cuales tienen una larga tradición de reivindicación de autogobierno, como en Catalunya, Euskadi o el propio País Valencià, con un modelo orgánico que olvida esta realidad. Por ello, el Consejo Ciudadano, que será el órgano de máximo gobierno entre Asambleas Ciudadanas, debería ser representativo de la realidad plurinacional del estado, paritario en cuanto al género y, evidentemente, democrático y revocable.

Por último, nos gustaría que el modelo que presenta SUMANDO PODEMOS sea el que se lleve a la práctica en PODEMOS, porque la casta sólo tendrá miedo ante un pueblo organizado, capaz de desalojarlos de las instituciones, pero también de construir unas instituciones ciudadanas al margen del régimen del 78 y que devuelvan la soberanía a la gente.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Carta a la redacción

Carta a la redacción

2 comentarios

  1. Empar
    Empar 08/11/2014, 09:57

    Por desgracia, según dice la prensa de hoy, sábado 8 de noviembre, Pablo Iglesias presentará un lista cerrada, de la que excluye totalmente a “Sumando Podemos”. No parecía ser éste el primitivo espíritu de Podemos. ¿Dónde queda el 15-M? Esclerotización del grupo, jerarquía, imposiciones….tal cual describía Sartre ,en la “Crítica de la Razón Dialéctica”, la desaparición del grupo en fusión, que era el grupo de acción formado espontáneamente por individuos libres.
    Una lástima!

    Responder a este comentario
  2. laurelrojo
    laurelrojo 05/11/2014, 15:50

    ¿Borran los comentarios que no les gustan?
    Por favor, borrenme

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".