lamarea.com

lunes 20 agosto 2018

Opinión

De Citibank a Caja Madrid: la casta sindical de CCOO y UGT

La “dejadez de funciones” por parte de UGT y de CCOO en anteriores irregularidades ha tenido implicaciones que llegan a nuestros días, en concreto, hasta el escándalo de Caja Madrid, sostiene el autor

<em>De Citibank a Caja Madrid: la casta sindical de CCOO y UGT</em>
Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Toxo y Méndez, en una rueda de prensa. FERNANDO SÁNCHEZ

En este texto vamos a hablar de sindicalismo. Concretamente, de cómo los sucesivos escándalos relacionados con los sindicatos CCOO y UGT evidencian lo peculiar que ha sido la atención mediática a estas organizaciones y la aún más peculiar relación de estas organizaciones con la banca. Sí, mucha gente recordará grandes escándalos como el de UGT en el año 1994: el sindicato tuvo que hipotecar todo su patrimonio a causa de una deuda generada por la desastrosa gestión de la cooperativa de viviendas PSV, cuya quiebra afectó a más de 6.000 cooperativistas.

Hay que resaltar que sólo fue condenado por el caso Carlos Sotos, el gerente de la cooperativa. UGT fue eximida de toda responsabilidad penal por el Tribunal Supremo, aunque tuvo que abonar 13.000 millones de las antiguas pesetas como responsable civil subsidiario. En esta ocasión, Nicolás Redondo dimitió como Secretario General debido al escándalo de la cooperativa. Pero escándalos posteriores y que han sentado las bases del escándalo en Caja Madrid fueron ignorados por CCOO y UGT y, lo que es más grave, por la mayoría de medios de comunicación.

En el año 2004 la revista Interviú publicó el reportaje titulado “Sindicatos ‘vendidos’ al capital”. Resumimos los hechos: en sede judicial, directivos y sindicalistas de CCOO y UGT reconocieron ante el juez que Citibank España pagó en torno a 650.000 euros euros a CCOO, UGT y FITC. El pago fue en concepto de asesoramiento en cuatro negociaciones que supusieron, entre otras cosas, una reducción de plantilla de más de 200 personas, entre bajas incentivadas y prejubilaciones.

Todas estas informaciones son contrastables, ya que se reflejaron en un juicio entre el banco y un antiguo directivo de la empresa. En el juicio también se acreditó el regalo a representantes de CCOO de viajes a EEUU e incluso de entradas para ver partidos de Los Ángeles Lakers por valor de 3.233 dólares. La sección sindical de UGT se pasó al sindicato CGT debido al escándalo y la nula autocrítica o asunción de responsabilidades en la que era su organización. CCOO, por su parte, tampoco tomó ningún tipo de medida, y su sección sindical siguió funcionando como si no hubiese pasado nada. Pero esa dejadez de funciones por parte de UGT y sobre todo de CCOO ha tenido implicaciones que llegan a nuestros días, en concreto, hasta el escándalo de Caja Madrid.

Dos de las personas que viajaron a EEUU a cargo de Citibank fueron María Jesús Paredes, secretaria de la Federación de servicios financieros y administrativos de CCOO hasta 2007, y su pareja Francisco Baquero, exconsejero de Caja Madrid. Fue gracias al apoyo de Paredes por el cual Miguel Blesa accedió en 1996 a la presidencia de la caja. En 2007, Paredes y Baquero se vieron envueltos en una polémica sobre su enorme patrimonio personal, que entonces superaba los dos millones de euros. Paredes abandonó CCOO en el 2008 al vencer Ignacio Fernández Toxo a José María Fidalgo en el Congreso Confederal de la organización, ya que, en declaraciones a El País, CCOO no es un sindicato de izquierdas; “es sólo un sindicato”.

Y ahora salta de nuevo un escándalo relacionado con Francisco Baquero: Miguel Blesa subió sus dietas debido a las amenazas de María Jesús Paredes cuando ésta ostentaba cargos de responsabilidad en el sector de Banca en CCOO. Posteriormente Baquero utilizó su tarjeta opaca, con la que llegó a gastar 266.400 euros, que destinó en su mayoría a mobiliario del hogar, electrodomésticos y restaurantes de lujo. Si CCOO y UGT hubiesen atajado los problemas en Citibank esta casta sindical no se hubiese instalado en sus organizaciones y, probablemente, no les hubiese salpicado de esta manera el escándalo en Caja Madrid.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
David García Aristegui

David García Aristegui

10 comentarios

  1. samanosuke
    samanosuke 17/10/2014, 00:46

    La falta de autocrítica y de depuración de responsabilidades, al nivel de los grandes partidos políticos, están acabando con la fuerza de estos sindicatos, a los que apenas se ve ya como defensores de quienes deberían, sino un engranaje más del impresionante entramado cuasi-mafioso que se extiende por todos los órganos de poder del país. Se esperaría otra cosa de los sindicatos, un enorme arma de progreso en derechos laborales y sociales, pero desde hace tiempo se han convertido en una butaca más desde la que cobijarse mientras unos y otros se llenan las manos, y a hacer oídos sordos.

    Responder a este comentario
  2. Abba antonio
    Abba antonio 16/10/2014, 18:35

    Miren la misma revista Interviú publico otra cosa que los sindicalistas de Comisiones Obreras de la Caixa en el comité de empresa ascendían también a un órgano superior bancario con unos sueldazos , cuando algún empleado se entero miro lo que había pasado y se encontró con que habían aceptado la modificación de las pensiones que llevaban pagando los empleados años con lo cual la Caixa se ahorraba millones de euros cuando lo reclamo fue parar a un juez por sorteo que había sido abogado de la Caixa ¿?????? y sentencio en contra o sea que no son solo los sindicatos sino que esta corrupto el sistema

    Responder a este comentario
  3. javiordel
    javiordel 16/10/2014, 16:34

    Como bien dices, aquellos polvos trajeron estos lodos. Sin embargo, pienso que hubiese sido más justo (por ser más ajustado a la realidad) cambiar la preposición “de” por “en”. La inmensa mayoría de los más de ciento nueve mil delegados y delegadas que representamos la confianza de millones de trabajadoras y de trabajadores que nos han votado en las distintas empresas, junto con la gran mayoría del millón de personas afiliadas, no nos vemos reflejados. Sin embargo, es cierto que el reportaje de la revista indicaba que el Sr. Baquero no era trigo limpio. Pero también tengo que decir que el periodismo crítico no puede estar exento de rigor y habría que explicar mejor o, al menos, con más voces, el papel del asesoramiento legal en los procedimientos laborales. Porque, por ejemplo, cuando vamos a un despacho de abogados “privado”, nadie cuestiona que tenga que retratarse y pagar la minuta correspondiente. Ojo, porque querer ir de crítico y carecer de rigor siempre fortalece al de enfrente.

    Responder a este comentario
    • David García Aristegui
      David García Aristegui 16/10/2014, 17:21

      Gracias por tus comentarios.

      Desde mi punto de vista, la remuneración por asesoramiento legal sería lo de menos.

      Lo grave aquí son los viajes y las entradas, para empezar.

      Pero lo que es muchísimo más grave, y parece mentira que en CCOO no se hayan depurado responsabilidades por esto nunca, es que María Jesús Paredes ayudara a aupar a Blesa (una persona sin experiencia) al frente de Caja Madrid, que presionara para que se le hincharan las dietas a su pareja, y que ésta, finalmente, haya estado implicada en el escándalo de las tarjetas.

      Ojo, que el papel de UGT también ha sido nefasto. También tiene una herencia enveneada de Citibank. El responsable de la FeS en la época de Citibank es ahora quien defiende el uso de las tarjetas opacas de Caja Madrid por parte de UGT:

      “UGT Banca utilizaba las tarjetas opacas de Caja Madrid para financiar los
      gastos sindicales” vozpopuli.com/economia-y-finanzas/50620-ugt-banca-utilizaba-las-tarjetas-opacas-de-caja-madrid-para-financiar-los-gastos-sindicales

      Pero recordemos el papel de Villa en el escándalo de Citibank:

      En varias reuniones de la sección sindical de UGT en Citibank, celebradas durante el año 2001, se comentó que el sindicato había recibido 48.000 euros (ocho millones de pesetas) por el pacto
      sobre bajas incentivadas alcanzado en 2000 y que el secretario general de la Federación de Servicios de Madrid, José Miguel Villa, había “recibido un favor” del banco. En concreto, su ex mujer entró en la plantilla de Citibank el 6 de febrero de 2001.”

      Hablamos de dirigentes como Paredes y Villa en CCOO y UGT. “De” sigue pareciendo más ajustado que “en” para hablar de la casta sindical en estas organizaciones. ¿Cuantas dimisiones o ceses ha habido en CCOO y UGT? Me parece necesario aclararlo.

      Un saludo y gracias por participar,
      David.

      Responder a este comentario
  4. Atentos2
    Atentos2 16/10/2014, 15:24

    Carlos Sotos fue condenado, pero su ingreso en prisión está supeditado a que la División de Tramitación de Detechos de Gracia del Ministrerio de Justicia tramite su petición de indulto.
    Todo hace sospechar que su petición duerme hasta que haya prescrito.
    En Españisrán los cabeza de turco reciben un trato muy especial.

    Responder a este comentario
  5. David García Aristegui
    David García Aristegui 16/10/2014, 11:33

    Por cuestiones de espacio el relato es telegráfico, pero aquí http://www.cgtcitibank.com/doc/interviu.pdf está todo más detallado.

    Muchas gracias por los comentarios,
    David.

    Responder a este comentario
  6. Amtonio
    Amtonio 16/10/2014, 01:43

    Solo corregirte un error de tu relato, la ugt de cItibank no se paso a CGT, sino que un miembro relevante de ugt fue exulsado de la ugt citibank y este personaje junto con otros acolitos se pasaron a la cgt, pero ugt citibank siguio siendo la segunda fuerza sindical detras de ccoo.El resto del relato tiene muchos matices.

    Responder a este comentario
    • Indignado40millones
      Indignado40millones 20/10/2014, 17:58

      Este “personaje” (como tú le llamas) junto con otros “acólitos” demostraron entonces la entereza y honestidad que les faltaron a otros. Ojalá hoy en día hubiera más sindicalistas íntegros como aquellos.

      Responder a este comentario
    • roberto
      roberto 20/10/2014, 21:32

      Las personas válidas de ugt en citibank españa (habia dos citi) se fueron a la CGT. A mi, como empleado de citibank ls que me ayudaron fueron los que abandonaron la ugt. Tuve problemas con la empresa y fui a ver al secreatario de banca de ugt y su consejo fue que me subieraen una mesa a denunciar mi caso; vamos que me buscara la vida solito. Manda huevos que me diga eso un sindicalista. Los que se fueron a la CGT fue la única ayuda que tuve.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última hora

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Tus artículos

Quorum global, en busca de un diccionario de retos comunes

Con motivo de la celebración del encuentro de Quorum Global en Málaga en octubre, publicamos una serie de artículos. Hoy escribe Ruth de Frutos

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.