lamarea.com

martes 21 agosto 2018

Sociedad

[VÍDEO] El proceso soberanista, a debate

Ofrecemos el debate organizado por La Marea el pasado 10 de septiembre para analizar el proceso político que vive Cataluña, con Antonio Baños, Gemma Galdón, Carles Riera y Andreu Missé

05 octubre 2014
14:10
Compartir
[VÍDEO] El proceso soberanista, a debate
Vista del debate sobre el proceso soberanista, el pasado 10 de septiembre en el Espai 30.

Con motivo de la publicación del dossier sobre el proceso soberanista catalán, La Marea organizó el pasado 10 de septiembre un debate al respecto en el Espai 30 del barrio barcelonés de La Sagrera. Durante cerca de dos horas, se repasaron cuestiones como qué causas impulsan el independentismo, qué papel están jugando las distintas formaciones políticas, qué hay de cierto en el déficit fiscal, si el debate soberanista está marginando el plano social, o si los catalanes disponen de suficiente información para votar con criterio sobre la independencia. En el debate, cuyo video publicamos íntegro en la web, en catalán, participaron Antonio Baños, periodista y escritor; Gemma Galdón, Doctora en Políticas Públicas de la UB; Carles Riera, presidente del Centre Internacional Escarré per a les minories ètniques i les nacions (CIEMEN); y Andreu Missé, periodista y director de la revista Alternativas Económicas.

La diversidad de posturas de los ponentes respecto al proceso soberanista que vive Cataluña permitió confrontar ideas y enriquecer el debate, que arrancó con una exposición inicial por parte de Andreu Missé sobre el déficit fiscal catalán, y el papel de la economía en la eclosión del independentismo, tema que protagonizo el número de mayo de Alternativas Económicas. “El déficit fiscal es complicado de calcular, los académicos respetan los dos modelos, el cálculo monetario y el de beneficio. En este debate todo depende de la perspectiva que adoptes”, introdujo Missé, para quien uno de los principales problemas es que “la Constitución es federal, pero la práctica política de este país no, porque no se ha asumido”.

Para Antonio Baños, “el problema es que todo el proceso de financiación económica se ha hecho desde el miedo. Tiene dos pecados originales: que es discrecional y que es opaco. España se ha convertido en un crupier y 17 ludópatas”. Carles Riera incidió en que el déficit fiscal “ha sido un tema central del nacionalismo autonómico, pero en el independentismo en general y en la izquierda independentista en particular ha sido uno más”, y que ha ido en paralelo con el debate sobre el fraude fiscal y la corrupción, “ausente en el nacionalismo autonomista, por razones obvias”.

Los ponentes coincidieron en señalar a la crisis económica como una de las causas del aumento del independentismo, puesto que, como destacó Gemma Galdón, la crisis “ha llevado a una mayor conciencia política, de que si hubiéramos intervenido más en política esto no nos habría pasado”.

Al respecto del tema económico en el debate soberanista, Riera alertó de que la hegemonía política e ideológica en el movimiento soberanista tiene un proyecto “de construcción de un experimento avanzado de Estado neoliberal en Cataluña”, y que los modelos sobre los que está trabajando el Govern, “en ciertos aspectos es el Estado de Israel, y en otros son los experimentos más avanzados de neoliberalismo que hay en el mundo”. Por este motivo, hizo hincapié en que “debemos tener claro que es una oportunidad para construir un nuevo país, para una reforma, para una revolución, depende de lo que seamos capaces de hacer. Eso se debe ganar”. Antonio Baños, sin embargo, sostuvo que dicha hegemonía está perdiendo peso, puesto que “desde que ha comenzado este proceso, estas élites hegemónicas han perdido prácticamente más de un tercio de sus votos”, un aspecto sobre el cual no coincidió Galdón, considera que la izquierda no está teniendo incidencia en el proceso: “En términos objetivos no veo ninguna cosa a la que agarrarme, más allá de la pasión de la gente de la CUP”.

“Me cuesta mucho, desde una perspectiva de izquierdas, no tener en cuenta el desastre que representará para el resto del Estado la independencia de Cataluña, para los ciudadanos, que saldrán muy perjudicados, porque una parte rica del país se va”, introdujo Andreu Missé, a la vez que subrayó que “hay mil cosas más que nos unen de las que nos separan. La lucha contra el franquismo y el proceso de construcción democrática se hizo uniendo las fuerzas de todos los pueblos de España. Me cuesta mucho entender que esto ya no cuente”.

Es este sentido, hubo cierto consenso en afirmar que el debate nacional está dejando de lado el debate social. “En plena crisis, cuando se podría producir una confrontación de clase muy grande, esta confrontación se ve atenuada por un elemento unificador y transversal como es el proceso nacional”, sostuvo Riera, quien sin embargo opina que “se darán las condiciones para que el discurso de la izquierda cada vez coja más fuerza”.

Tras dar la voz al público, se analizaron otros temas como si los catalanes y catalanas tienen o no suficiente información para votar con criterio -en comparación, por ejemplo, del proceso que se ha vivido en Escocia-, la bipolarización y falta de explicación de la complejidad existente en los medios de comunicación, y qué escenarios pueden producirse en caso de no haber consulta, una posibilidad hoy más cercana.

faldoncino_nuevo

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última hora

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Tus artículos

El viejo oficio de hablar mal de Barcelona

"¿Existirá también una campaña inversa equivalente? De medios catalanes que hablen mal de Madrid, justificada o injustificadamente, los hay y bastantes. Que hablen de España como una sociedad al borde de un conflicto violento sin justificación alguna, no", argumenta Èric Lluent