lamarea.com

viernes 23 febrero 2018

Política

Esperanza Aguirre declara ante el juez por un delito de desobediencia

La expresidenta de la Comunidad de Madrid está imputada por huir de la Policía municipal cuando iba a ser multada. La Audiencia atendió el recurso de la acusación para calificar los hechos como delito

22 septiembre 2014
09:29
Compartir
Esperanza Aguirre declara ante el juez por un delito de desobediencia
Esperanza Aguirre, en la presentación de nuevos vehículos para la BESCAM en su etapa de presidenta de la Comunidad.

MADRID // La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, declara este lunes como imputada por un presunto delito de desobediencia ante el titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid, Carlos Valle. Aguirre debe comparecer ante el magistrado a las 11 horas por su actuación en el incidente de tráfico que protagonizó el pasado 3 de abril en la Gran Vía madrileña.

Los hechos que se investigan ocurrieron en la confluencia de las calles Gran Vía y la plaza Callao, cuando la responsable del PP en Madrid estacionó su vehículo en el carril bus, según explicó, para sacar dinero del cajero. Cuando los agentes de la policía municipal la abordaron, les dijo: “¿Qué pasa? ¿Bronquita y denuncia? Venís a por mí porque soy famosa. Tienes la placa. Denuncia al vehículo”, según consta en la denuncia interpuesta por los agentes de movilidad del Ayuntamiento.

Tras discutir con ellos, Aguirre arrancó el coche haciendo caso omiso de los agentes, que le dijeron que no podía irse, y en su huida tiró al suelo la moto de uno de los agentes. Según la denuncia, además, no aportó toda la documentación solicitada. Los agentes la siguieron hasta su domicilio, donde la expresidenta instó a los guardias civiles que tiene asignados para la seguridad de su casa a negociar un parte amistoso con los policías.

El mismo juez Valle decidió en mayo instruir los hechos como una falta, que sólo puede acarrear una sanción administrativa. Una calificación de los hechos con la que no estaban de acuerdo la acusación particular y popular, que recurrieron ante la Audiencia de Madrid. Los magistrados de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial consideraron que la discusión y fuga de Aguirre tienen, al menos “provisionalmente”, caracteres de delito de desobediencia del artículo 556 del Código Penal, que fija que aquellos que se “resistieren a la autoridad o sus agentes, o los desobedecieren gravemente, en el ejercicio de sus funciones, serán castigados con la pena de prisión de seis meses a un año”.

El auto judicial subraya que los hechos tuvieron lugar en una zona “muy concurrida” de la vía pública, lo que “incrementa” la gravedad del posible delito de desobediencia “al lesionar en mayor grado la dignidad del ejercicio de la función pública”.

La dirigente popular afirmó esta semana en una entrevista que estará “encantada” de explicar su “versión” de los hechos al juez, y que acude a la cita para explicar “toda la verdad” como una “ciudadana particular”. La comparecencia judicial se seguirá con expectación, pues el caso puede complicar sus aspiraciones para ser la próxima candidata del PP a la alcaldía de Madrid.

 

faldoncino_nuevo

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

2 comentarios

  1. AMADEUS
    AMADEUS 23/09/2014, 11:54

    Resumo:

    si en lugar de ser doña Esperanza quien se fuga de la policía municipal (sí, fuga de los policías, que no eran los agentes de movilidad que la sancionaron en el carril bus), llega a ser Sánchez Gordillo, Cañamero o el diablo Willy Toledo, todos los maruendas de España les hubieran llamado de terroristas para arriba (al coletas lo hubieran metido en la cárcel directamente) pero… oh Esperanza, nuestra esperanza… Ella no, ella es una víctima de unos polis izquierdosos muy malos…

    Venga ya con los rollos! ¿A partir de ahora cualquier ciudadano puede huir de un alto de la policía y no pasa nada y puede alegar que no se dio cuenta?

    El maruendismo se está extendiendo por la piel de toro como un chapapote de hilillos grasientos y casposos

    Responder a este comentario
  2. Mancuso
    Mancuso 22/09/2014, 21:32

    No sé que conocimientos jurídicos tiene el autor del articulo, pero es evidente que hay un error. La instrucción como falta penal no puede dar lugar a una sanción administrativa. Los juzgados no ponen sanciones administrativa sino penales. Eso si, las infracciones penales pueden ser leves (faltas) o graves (delitos).
    Una sanción administrativa es impuesta por el poder ejecutivo, no por el poder judicial y su tramitación es totalmente distinta.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.