lamarea.com

domingo 18 noviembre 2018

Política

La vídeo-política y la influencia de la televisión en el voto

En el barómetro del CIS de marzo de 2013, el 48,6% declaraba que la información que ve en la televisión le influye mucho o bastante a la hora de decidir su voto

20 septiembre 2014
10:30
Compartir
La vídeo-política y la influencia de la televisión en el voto

MADRID // En la serie Black Mirror, en el capítulo de denuncia de la antipolítica, El momento Waldo, existe una escena en la que un personaje lenguaraz de dibujos animados llamado Waldo recibe en su cueva al ministro de Cultura, que ha decidido ir a la televisión de masas a vender su producto, sus ideas. La situación no acaba bien para el ministro cuando el personaje animado lo humilla en directo. A continuación en el capítulo, después de que el político decida ir a la televisión de masas, es la televisión la que lo busca a él y hace un espectáculo de un enfrentamiento entre el muñeco de dibujos animados y el político conservador. La indefinición de los límites del show televisivo alcanzan la vida política y se difumina la frontera entre espectáculo y política.

La presencia de Pedro Sánchez en los programas de entretenimiento de masas como Sálvame y El Hormiguero, pero no en los programas de debate donde se ha granjeado su popularidad Pablo Iglesias, forma parte de una nueva estrategia de comunicación que minimice en parte la sangría de votos del PSOE dando prioridad al marketing y la imagen frente a las ideas.

La importancia de la televisión en la esfera pública y política es innegable. En el barómetro del CIS de marzo de 2013, los españoles declararon que el 56% prefería informarse por televisión. Por otro lado, sólo el 3,6% lo hacía a través de las redes sociales. A la pregunta de cuánto influye en su decisión a la hora de votar la información que ve en esos medios, el 48.6% declaraba que la televisión le influía mucho o bastante. Esa misma pregunta en las redes sociales era tan sólo del 15,3%.

Captura de pantalla 2014-09-19 a la(s) 21.00.26

Uno de los textos de referencia sobre la importancia de la imagen y la televisión en la política es Homo Videns de Giovanni Sartori, en él se explica el proceso de influencia que la televisión ejerce sobre el electorado “El pueblo soberano opina sobre todo en función de cómo la televisión le induce a opinar… la televisión condiciona fuertemente al proceso electoral, ya sea en la elección de los candidatos, bien en su modo de plantear la batalla electoral o en la forma de ayudar al vencedor”.

Ese poder de influjo de la televisión es del que se ha aprovechado Podemos para situarse como la revelación del panorama político español tras las elecciones europeas. La formación sitúo a Pablo Iglesias en todos los escenarios televisivos para ganar visibilidad, ya que no existe mejor medio para hacer llegar de forma rápida un mensaje. La video-política que define Sartori es la que permite difuminar el mensaje y el programa para dar cabida a una imagen personal y proclamas directas y superficiales; en palabras de Sartori: “La televisión personaliza las decisiones, en la pantalla vemos personas y no programas de partido. En definitiva, la televisión nos propone personas en lugar de discursos. El vídeo líder, más que transmitir mensajes, es el mensaje”.

Captura de pantalla 2014-09-19 a la(s) 20.59.35

 

La presencia de Pablo Iglesias, imitada ahora por Pedro Sánchez, es explotada por los medios de comunicación de masas que se retroalimentan con la presencia de estos líderes en sus pantallas, de hecho son los propios medios los que en ocasiones crean estas figuras por mero interés de audiencia y económico. El debate espectáculo realizado en La Sexta entre Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias, que fue replicado durante días en la misma cadena, es un ejemplo de como capitalizar el show político en televisión. Según el politólogo italiano Sergio Fabbrini: “Los medios de comunicación crean la necesidad de que haya fuertes personalidades con lenguajes ambiguos… que permiten al grupo buscar en ello… lo que quiere encontrar”.

Pero la influencia de la televisión en el voto no es monocausal, no dirige el voto en una u otra dirección el mero hecho de aparecer en televisión y de salir de forma continuada en la pantalla, hay multitud de circunstancias exógenas y endógenas que el candidato no puede controlar y que tiene que ver sobre todo con las circunstancias socioeconómicas. Lo que es evidente es que la televisión personaliza las elecciones, convierte los programas en una cara y es esa cara la que acaba definiendo el voto en una u otra dirección. Para Sartori, la personalización de las elecciones en televisión se refiere a la identificación de unas ideas o un programa con un rostro, que sea telegénico y que llene la pantalla, y que al final, para el electorado, el rostro prevalezca sobre el programa.

La estrategia del PSOE de continuar la táctica de Podemos con los medios es muy arriesgada y puede tener efectos perniciosos tanto para su posición en el panorama español como para el conjunto, porque continúa la deriva de superficialidad del discurso político que se da cuando la televisión encauza el mensaje. Pero si lo maneja con habilidad puede darle grandes réditos, porque el fuerte de Pedro Sánchez es la imagen, y si cuida el discurso, puede dar un golpe sobre la mesa y recuperar mucho del espacio perdido. Otra cuestión es lo que ganen con ello los ciudadanos.

 

bannernewsletter

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

4 comentarios

  1. Carlos
    Carlos 22/09/2014, 08:47

    Pedro Sánchez vs. Pablo Iglesias: de los debates con Marhuenda a la llamada en directo a “Sálvame”: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/09/pedro-sanchez-vs-pablo-iglesias-de-los.html

    Responder a este comentario
  2. María
    María 21/09/2014, 22:05

    Lxs creyentes de fe ciega reciben instrucciones desde el púlpito.
    Respecto a la televisión, si solo influyera en el voto….
    Vittorio Gassman, aquel gran actor italiano, decía: el diablo existe y yo lo conozco, el diablo es la televisión.
    La mayoría de la gente se informa y se “culturiza” por la TV.
    A la vista están los resultados.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.