Muere Emilio Botín a los 79 años

El banco anunciará este mismo miércoles su sucesor al frente del Banco Santander

MADRID // Una escueta carta ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores y calificada como “hecho Relevante” ha servido al Banco de Santander para confirmar el fallecimiento de su presidente, Emilio Botín.

“Banco Santander lamenta comunicar el fallecimiento de su Presidente Emilio Botín. De acuerdo con lo previsto en el artículo 24 del reglamento del consejo, durante el día de hoy se reunirán la comisión de nombramientos y retribuciones y el consejo de administración para designar al nuevo presidente del Banco”, relata el escrito.

Emilio Botín cumpliría el mes que viene 80 años. Heredero de una larga tradición financiera, comenzó a dirigir el Banco Santander en 1986. Desde entonces los tentáculos de la entidad bancaria se han ido expandiendo por todo el mundo, especialmente por Latinoamérica. El banquero también supo relacionarse de primera mano con los políticos más importantes del país y en especial con la Jefatura del Estado.

faldoncino_nuevo

 

Comentarios

2 respuestas a “Muere Emilio Botín a los 79 años”

  1. Individuo (que no Señor…) Botin: ¿te acuerdas del Banif Inmobiliario? En las mismas circunstancias el BBVA devolvió a sus clientes TODO el dinero y tu y tu sabueso (Rodriguez Inciarte) actuasteis como los sois: UNOS PIRATAS y, si no, ahi esta la hemeroteca para poner a cada uno en su sitio. Por sus obras les conocereis….

  2. Gran hombre este desde un ambiguo punto de vista.
    Creó un imperio gracias a las hipotecas del ladrillo franquista-aznariano extrayendo zumo humano de los pluriempleados que trabajaban 14 horas diaras para poder pagar.
    La mayoría de esos proletarios se encuentra desahuciada con su familia en la calle hoy.
    Recemos un *jesusito de mi vida* para que en la Banca del Señor se siente a su diestra y bienaventurados los bienaventurados porque ellos serán bienaventurados mientras Rajoy prepara su gran makutazo para las elecciones municipales.
    Cada uno en *su* casa y Dios en la de todos los que aún no hayan sido desahuciados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner