lamarea.com

domingo 18 febrero 2018

Opinión

“En política resiliencia es que te pidan regeneración democrática y tú conviertas eso en una reforma electoral que perpetúe en el poder a Ana Botella, Rita Barberá o León de la Riva cuando las cosas se ponen feas según las encuestas”, explica el autor

<em>Puchero en agosto</em>

“¿Quién puede oponerse a que gobierne el partido más votado?”, se preguntaba asombrado el otro día ante los periodistas el presidente del Gobierno. Parecía incrédulo ante la posibilidad de que existiese alguien mentalmente sano capaz de estar en contra de esa propuesta suya de regeneración de la democracia tan pura, sincera, bienintencionada, tan de corazón. ¿Quién puede querer que se retuerza la democracia, la voluntad de la gente en los despachos con pactos extraños que responden a oscuros intereses?, seguía asombrándose el presidente a unos metros de la media sonrisa en la boca de Ángela Merkel.

Cinco personas de la misma familia deciden en el pasillo de un supermercado qué comprar con el dinero en común que tienen. Uno vota arroz, otro fruta, otro pescado y dos votan comprar tabaco. Con la ley electoral actual, los tres primeros se pondrían de acuerdo para elegir qué tipo de comida llevarse a casa. Con la nueva ley del PP, una mayoría del 40% ha decidido que quiere tabaco, así que, a fumar.

En psicología, la resiliencia es la capacidad de superar una situación adversa y sacar de ella un aprendizaje y crecimiento personal. En política resiliencia es que te pidan regeneración democrática y tú conviertas eso en una reforma electoral que perpetúe en el poder a Ana Botella, Rita Barberá o León de la Riva cuando las cosas se ponen feas según las encuestas. Y es que hay que reconocer que hay a quien la resiliencia le sienta genial. Si la crisis económica ha resultado ser para algunos tener a mano millones de trabajadores dispuestos a cobrar la mitad que antes y sin quejarse, ¿por qué una exigencia de más democracia no va a poder resultar en gobernar ayuntamientos sin tener la mayoría? En favor de Rajoy hay que decir que esta reforma que parece que va a aprobar en solitario no puede coger a nadie por sorpresa, porque ya avisó a su manera hace un año: “Jamás aprobaré una reforma electoral en solitario”.

Sobre el papel, echando números, esta reforma beneficiaría sobre todo al PP, pero también a Bildu y a ERC en Euskadi y Cataluña. No escucharemos decir desde el Gobierno que esta reforma que le dará el poder en muchos ayuntamientos a Bildu y a Esquerra, es ETA. No hasta que pasadas las elecciones descubran que, oh dios mío, Bildu y ERC han conseguido muchas alcaldías. Y la jugada habrá sido perfecta: mantienen el poder en los territorios corruptos y tienen por delante años con un enemigo diabólico enfrente al que recurrir cada vez que la tapadera de la corrupción y los sobresueldos vuelva a rebosar.

Pero cuidado con los números, que a veces muerden. El papel también nos dice que el apoyo a iniciativas del tipo Ganemos va creciendo en progresión geométrica. Y crece más y más rápido con cada nuevo intento de pucherazo, con cada nueva sacudida desesperada y tramposa por mantenerse en el poder. La resiliencia tiene otra característica: si el aprendizaje y el crecimiento están basados en una mentira, la próxima hostia que llegue puede ser muy grande.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Gerardo Tecé

Gerardo Tecé

4 comentarios

  1. Gawain
    Gawain 28/08/2014, 22:38

    ¿Qué nos dices del Madrid Arena, Ana Botella? 5 niñas muertas y el Ayuntamiento de Madrid, el principal responsable, sigue tan pancho e impune. Y Mariano y sus ministros, mentirosos y fantaseadores en sus declaraciones públicas, mientras saquean lo que queda del Estado para beneficio de los del IBEX-35. Esta es la España del espanto, gobernada por los mentirosos y destrozadores del Estado. Pero es que aún no tenemos una España que les haga frente a todos estos canallas. Y esa es nuestra falta y su grandísima fuerza.

    Responder a este comentario
  2. Zana
    Zana 28/08/2014, 20:13

    Resilencia, en mi pueblo, es el lugal donde inglesamos a los enfelmos…
    Bromas a parte, muy bueno el artículo, pero en un país de imbéciles, y durante el periodo histórico de la estulticia, poco o nada cambiará

    Responder a este comentario
  3. rojilla64
    rojilla64 28/08/2014, 19:17

    Excelente artículo. RESILENCIA gran concepto q no debe estar n la mente d los indecentes e inmorales

    Responder a este comentario
  4. trebux
    trebux 28/08/2014, 19:01

    En ingeniería, se llama resiliencia a la capacidad de memoria de un material para recuperarse de una deformación, producto de un esfuerzo externo, o también a la resistencia que oponen los materiales a su ruptura por impacto o percusión.

    Los españoles estamos demostrando tener una gran resiliencia con este gobierno. Cada viernes, después del consejo de ministros, sufrimos un nuevo varapalo del que nos recuperamos poco a poco.

    Entre los materiales más resilentes se encuentra la seda de araña, capaz de soportar esfuerzos de 4.500 kJ/m3. Esa tela de araña es la que tejen jueces, medios de comunicación, periodistas apátridas y huérfanos de toda ética, y en la que se envuelve el gobierno corrupto y mentiroso del PP, que de forma increíble está manteniendo encuesta tras encuesta una intención de voto que no soportaría si no tuviera ese escudo de protección.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

Reflexiones tras los Goya de un actor (aún) “desconocido”

"Con un consentimiento explícito y un entendimiento y afecto previos trabajados entre profesionales con madurez suficiente, se puede llegar a la creación artística desde muchos lugares", escribe Aser García Rada.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".