lamarea.com

martes 22 mayo 2018

Política

Siete claves de la reforma para la elección de alcaldes que prepara el PP

El Gobierno pretende la elección directa de alcaldes, tras el batacazo que sufrió en las elecciones europeas y con una tendencia descendente en las encuestas

21 agosto 2014
12:40
Compartir
Siete claves de la reforma para la elección de alcaldes que prepara el PP
Celebración de un pleno municipal.

MADRID // Desde que el PP anunció su intención de modificar la Ley de Reforma Electoral Municipal con el objetivo de que el alcalde salga siempre del partido más votado, el Gobierno ha filtrado a los medios varias fórmulas. Si al principio planteaba que sólo fuese necesario sacar un voto más que la segunda fuerza, el rechazo de gran parte de la oposición y la ciudadanía ha hecho al Ejecutivo replantear su modelo.

En febrero de 2013, Rajoy aseguró que una reforma de la Ley Electoral, “a diferencia del IRPF”, no se podía modificar sin consenso. Pero incluso el PSOE, socio del PP en la reforma del artículo 135 de la Constitución sin consultar a la ciudadanía, le ha dado la espalda en la iniciativa municipal. “El PP sólo busca la elección directa del PP”, ha afirmado el líder del PSOE, Pedro Sánchez. IU, PNV y UPyD tampoco están por la labor.

Las últimas fórmulas planteadas por el PP consisten en que sea necesario tener al menos un 40% de los votos para poder aplicar la fórmula de elección directa de alcalde, o que se decida en una segunda vuelta. Sin embargo, las fuerzas progresistas han puesto el grito en el cielo por los recortes que supondría para el juego democrático y tildan la supuesta reforma de “pucherazo”. Éstas son algunas de las claves:

1. El poder para una minoría. En las últimas elecciones municipales (año 2011), el PP arrasó en 3.317 municipios con mayoría absoluta y en 508, con mayoría relativa. En suma, representan cerca de la mitad de los representantes de las 8.116 entidades locales y le otorgaron la mayor concentración de poder municipal de la historia de España. Fue apenas una semana después de la acampada del 15-M en la Puerta del Sol de Madrid y, desde entonces, la intención de voto para el PP –al igual que la del PSOE– ha caído en picado.

Dentro de la sangría de votos, es una incógnita predecir el futuro reparto potencial de los ayuntamientos. En primer lugar, porque la fuerza política que ha irrumpido con más fuerza en las encuestas del CIS, Podemos, no presentará candidatura propia en la mayoría de municipios y todavía no ha anunciado si formará parte de plataformas más amplias, lo que desdibujaría el mapa electoral.

Si el Gobierno llevara a cabo después de verano la reforma que amaga, supondría la ruptura de las reglas de juego que han imperado desde 1979. Así, el abanico de formaciones de izquierdas tendría que recurrir a grandes candidaturas unitarias para optar al gobierno de ayuntamientos. Si, como ocurre en otros países europeos, la derecha española estuviese fragmentada en formaciones democristianas, liberales y de extrema derecha, los conservadores tendrían serias dificultades para alzarse con las alcaldías tras la reforma.

2. A pocos meses de las elecciones. La celeridad con la que el PP quiere modificar la ley electoral tras el batacazo electoral que recibió en las elecciones europeas “evidencia el nerviosismo que tienen”, según el portavoz de Izquierda Plural en el Congreso, José Luis Centella. “El Gobierno intenta truncar la ley unos meses antes de la elecciones porque todas las encuestas le dicen que va a perder”, añade.

3. Municipios y recortes. El histórico poder municipal del que goza en la actualidad ha sido uno de los pilares que ha sustentado la política de recortes del PP en los últimos tres años. La privatización de servicios públicos como la recogida de basuras o el suministro de agua han sido algunos de los más polémicos. Perder el poder local supondría un revés a la proyección de estas políticas.

El Fondo Monetario Internacional advirtió en 2013 que el problema de reformas estructurales de España se enfrentaba a dos grandes riesgos: las posibles revueltas generadas por la frustración ciudadana y, sobre todo, la caída del bipartidismo.

4. Refuerzo al voto útil. Reducir las posibilidades de las fuerzas minoritarias a participar en la política municipal refuerza la idea de que, para influir en política, sólo vale ganar. Con la reforma, “pasaríamos de plenos municipales que representan a la ciudadanía a otros donde no podrá haber juego democrático: el alcalde lo elegirá una minoría y hará lo que quiera”, critica Centella.

No obstante, la reforma podría convertirse en un arma de doble filo si cuajan plataformas unitarias progresistas como Guanyem (Barcelona) o Ganemos (Madrid) y éstas logran dan el sorpasso.

5. Menor control democrático. Además de la dificultad que tendrían las formaciones minoritarias para conseguir alcaldes propios (se pueden lograr a posteriori con acuerdos con otras fuerzas), la reforma del PP tiene otras consecuencias. Entre ellas, la falta de control y fiscalización de la actividad política. En España, el sistema diseñado en la Transición para dar estabilidad a las todavía endebles instituciones las blindó reduciendo las posibilidades de plantear mociones de censura, revocatorios… Para las primeras, además de la moción, hace falta presentar una alternativa de Gobierno. Y no sólo eso, sino que la nueva propuesta tiene que recibir el respaldo de una mayoría absoluta, un requisito no exigido en otros países.

6. Sin revocatorios a cargos públicos. Además, la reforma del PP va en contra de las demandas de mayor control popular de la actividad de los cargos públicos. A día de hoy, el partido que gana las elecciones tiene un cheque en blanco durante cuatro años, ya que no existe la posibilidad de plantear un revocatorio para expulsar a un cargo público cuando no cumpla con lo prometido en su programa electoral o realice malas prácticas.

“El PP va en contra de lo que pide la sociedad desde el 15-M, algo más democrático y justo. Ahora, alguien con un 40% va a poder gobernar sobre los demás”, apunta Centella, que reivindica “una democracia real, no una democracia trucada”. Según el portavoz, “lo que quiere el PP y probablemente el PSOE es que el sistema funcione con los menores riesgos posibles”.

7. Sin apoyo de otros partidos. Tanto IU como UPyD reivindican desde hace años una reforma de la Ley Electoral que haga de ésta un mecanismo más representativo, en el que el número de votos tenga un reflejo en el parlamento y no se potencie a las fuerzas mayoritarias y a las territoriales, como ocurre en la actualidad.

Para la portavoz de UPyD, Rosa Díez, la propuesta de elección directa es “un golpe de mano democrático, un atentado a la pluralidad y a las reglas del juego”. Su formación, no obstante, flirtea con la posibilidad que plantea el PP de la elección directa, si el alcalde es elegido en segunda vuelta de las elecciones.

Díez, en una entrevista en RNE, recordó este miércoles que el PP y el PSOE siempre se han negado a reformar la ley electoral para que el voto de todos los ciudadanos valga lo mismo con la excusa de la necesidad de consenso. Pero, ahora, el PP está dispuesto a cambiarla en solitario.

Una reforma de este tipo, sin acuerdo en el Congreso, estaría “incluso por encima de la reforma del artículo 135 porque sitúa a los alcaldes en la ilegitimidad”, añade el portavoz de Izquierda Plural.

Ante el aluvión de críticas, el vicesecretario de política autonómica y local del PP, Javier Arenas, tuvo que salir al paso ayer y asegurar que habrá un diálogo parlamentario entre todas las fuerzas políticas sobre la posible reforma.

faldoncino

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Daniel Ayllón

Daniel Ayllón

11 comentarios

  1. Verbarte
    Verbarte 25/08/2014, 11:16

    Rajoy se ha traído bien, pero que muy bien, aprendida la receta para ganar las elecciones del dictador Obiang. España va a estar a la altura democrática de Guinea. http://wp.me/p2v1L3-zb

    Responder a este comentario
  2. DONNADIE.
    DONNADIE. 23/08/2014, 11:37

    Yo me río cuando dicen que en CORTIJO-BANAÑA no existe eso de la ultraderecha, extrema derecha o similares que sí parece ser que solamente existen en algunos países europeos. Es que me parto de la risa.
    Solamente basta escuchar los rebuznos de auténticos analfabetos, cenutrios y sinónimos que cuando abren la boca para hablar de la inmigración, los vascos, los parados que no quieren trabajar, los maricones (sic), etc., etc., etc., sueltan auténticas burradas racistas, criminales, etc., etc., etc. Para “solucionar” el supuesto problema que estos lumbreras ven en la inmigración, la homosexualidad, etc. tiene ocurrencias a cual más criminal, etc.
    Si en CORTIJO-BANAÑA no existe la ultraderecha o la extrema derecha filofascista, filonazi o filototalitaria, será que tenemos conceptos distintos de lo que es toda esta mierda podrida y hedionda.

    Responder a este comentario
  3. Aburrido_De_Idiotas
    Aburrido_De_Idiotas 22/08/2014, 17:23

    Perdonad, pero qué problema hay de que gobierne la fuerza política más votada? Es que parece que, si el más votado es la izquierda, entonces está bien porque no podemos dejar que la derecha pacte y suba al poder. Y si la mas votada es la derecha, entonces es que asaltan el poder por la fuerza… En fin, a ver si aprendemos a tener pensamiento crítico y sentido común…

    Responder a este comentario
    • NO al caciquismo
      NO al caciquismo 23/08/2014, 09:44

      No hay ningún problema para el partido que salga beneficiado, como BILDU en Euskadi por ejemplo.. Pero eso, más otorgar la mayoría absoluta con un 40% de votos escrutados y para colmo a pocos meses de las elecciones y por motivos meramente ventajistas, sin consenso y teniendo que reformar la Constitución con el poder que le otorga su mayoría absoluta, es una cacicada como una catedral. Un juego antidemocrático e ilegal sólo por el temor a perder alcaldías tras la irrupción de partidos de izquierdas que le hacen temblar.

      Estar en contra de esta cacicada electoral sí tener pensamiento crítico y sentido común.

      Responder a este comentario
  4. DONNADIE.
    DONNADIE. 22/08/2014, 14:31

    Estoy convencido de que manteniendo otros cuatro años alcaldías como MADRID, VALENCIA y otras, lo que intentan es ocultar, entorpecer o incluso destruir las pruebas que pudieran quedar de sus supuestos crímenes económicos, corrupciones, etc., etc., etc.
    ¿¿¿Nadie ha pensado que también se trata de esto???
    Y, por supuesto, también seguir choriceando, caciqueando, saqueando, beneficiando a tope a sus colegas de fechorías, etc., etc., etc.

    Responder a este comentario
  5. ptpt
    ptpt 21/08/2014, 21:20

    Por favor, dejaros de lloriquear, nada os va bien, iros a Caracas de una vez. Parece mentira la comida de coco a la que estais sometidos, lo siento de verdad por vosotros, me dais un poco de pena. PP caca, derecha mala…vamooooos, reaccionad !!

    Responder a este comentario
    • damk3r
      damk3r 22/08/2014, 09:44

      Parece que la Marea empieza a tener trolls. Una lástima pero signo de que empieza a ser más conocida.

      Como troll un poco flojo y bastante típico.

      Responder a este comentario
    • parado
      parado 22/08/2014, 12:58

      Típico padefo… pero mira chavalito el pp no es malo es mierda fascista, nada nuevo bajo el sol aunque quieran ponerse delante, y si, en Euskalerria y Catalunya van a reaccionar y si se cambia la ley electoral, en otro nuevo pucherazo, pues Bildu y ERC van a arrasar y me voy a reír cuando lleguen al poder local y España se vaya a la mierda de una puñetera vez; a lo mejor eres tu el que te tienes que largar a Honduras. ¡Eh! pero sin ninguna pena.
      Y ya que se acuerdan de los ciudadanos estos u otros, ¿por qué no hicieron un referendum para las reformas laborales? joder porque eso es democracia, por eso tienen tanto miedo al referendum catalán, porque tienen miedo de que la ciudadanía decida sin tener que votar a este u al otro, sin que ello no suponga una guerra partidista para votar esta u otra opción.

      Responder a este comentario
    • Carlos V
      Carlos V 22/08/2014, 18:59

      Pues creo que tienes razón: PP caca, derecha (ésta) mala…….. Vaaaamos; reacciona.

      Responder a este comentario
  6. Henaro
    Henaro 21/08/2014, 16:48

    Si asaltan el poder por la fuerza habrá que quitárselo con la violencia. Están cavando su tumba. Literalmente.

    Responder a este comentario
  7. Tinejo
    Tinejo 21/08/2014, 14:19

    Está clara que la única ansiedad que maneja la velocidad de un sector del PP es el pavor a la pérdida notable de poder local. Pero es que da igual de donde se mire, lo que está claro es que las mayorías en democracia mandan, y si dos o tres formaciones cuentan con ésta y llegan a un pacto de gobernabilidad, representan a más que a la lista más votada. Otra cosa es controlar que los pactos no sean por el mero hecho de detentar y repartir poder, pero ahí estamos hablando de educación política, de que el ciudadano sepa a quien vota, cuales son sus motivaciones para presentarse y tenga herramientas para exigirle cuentas si éste incumple.

    http://casaquerida.com/2014/08/21/disquisiciones-veraniegas-iii-estivales-v-petroleras/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.