lamarea.com

sábado 21 julio 2018

Opinión

Yo tenía un President en Catalunya

Para el autor Jordi Pujol ha roto la poca confianza en la clase política que todavía podía quedar.

Yo tenía un presidente, de aire ausente, pequeño y algo peludo, con aires de estadista; de papá de toda la tropa política española.  Aunque nunca gozó de gran estima por mi parte siempre estuvo allí, durante muchos años. Uno se acostumbra a todo. Hubo gente que se acostumbró a Franco, y a otros nos tocó acostumbrarnos a Jordi Pujol.

Fueras español o exclusivamente catalán, Pujol, estaba allí.  Catalunya, no simplemente la autonómica, toda en general,  y Jordi Pujol, eran la misma cosa. Se dice rápido, 23 años (1980-2003)  gobernando Catalunya y parte del extranjero, a España, para entendernos. Era un grande de la política española. Todavía lo es.

Con Pujol en España se aprendió que la “j” se pronunciaba “y”; con Pujol se hicieron los primeros chistes de la Transición donde se le hacía protagonista de los topicazos catalanes (“Señor Pujol, ¿se ha tirado un pedo?” “Perdone, se me habrá caído porque yo tirar no tiro nada”). Si hubieras preguntado a cualquier persona del país por el nombre de un político importante en los 80, 90 y entrado el siglo XXI, Jordi Pujol hubiera estado en boca de muchos.

Con Pujol aprendimos lo que era un partido bisagra y cómo se podía marcar el rumbo de  un país como España disponiendo de una minoría catalana. Con Pujol vimos que políticos españoles, perdón, catalanes, podían hablar francés, alemán e inglés y evidentemente catalán. Pujol comenzó a ser un político VSO. Era aparecer él y te lo subtitulaba el telediario. En Catalunya también se hacía,  pues el hombre hablaba muy rápido y no se entendía nada de nada. A Pujol no le entendía ni Dios pero ponía tal cara de concentración que uno pensaba que seguramente era muy importante lo que estaba diciendo.

Con Pujol vimos caer Banca Catalana, un banco fundado por su padre, pero por iniciativa de su hijo, Jordi Pujol. El primer banco de Catalunya, que disponía de más oficinas que el mismo Banco de Sabadell y en el que Jordi Pujol, que había estudiado para médico, era ni más ni menos que el vicepresidente de una entidad que era por tamaño la décima de España y primera de Catalunya. Sonaba a presagio: Jordi Pujol I de Catalunya y X  de España.  

El sueño de Pujol, un banco catalán fuerte,  dejó un agujero de 130.000 millones de pesetas, hasta que finalmente fue intervenido por el Banco de España  y vendido al actual BBVA (¡anda! el mismo que ha comprado CatalunyaCaixa o Caixa Catalunya, o como se llame).  Hablamos de 1982, un año que pasó a la historia por el Naranjito, el mundial de fútbol organizado por España y en el que 130.000 millones era un dineral, me temo que mucho que más que el actual y mal llamado rescate bancario y en el que no pasó .

En 1984, los fiscales Carlos Jiménez Villarejo (sí, sí el de Podemos)  y José María Mena presentaron una querella contra directivos de Banca Catalana, entre los que se encontraba el propio Pujol, por el supuesto desvío de fondos. En concreto, se les acusaba de tener una caja “B”, dinero no declarado, con el que compraban inmuebles para financiar distintas operaciones. Villarejo también sostenía, entre otros cosas, que Pujol y el resto de consejeros se habían repartido 516 millones de pesetas en dividendos entre 1974 y 1976, cuando el banco ya tenía importantes pérdidas. El caso Banca Catalana fue sobreseído, que como su nombre indica tiene mucho de sobre y de reído, y Jordi Pujol quedó libre de toda culpa. No pasó ná.

Y resulta que Jordi Pujol era un chorizo. Un descuidero, según la RAE, un ladronzuelo que nunca tuvo tiempo, durante más de 30 años para declarar que tenía unos dineros heredados de su padre. ¿De su padre o de Banca Catalana? Un padre de la patria, ya se sabe, no tiene tiempo para minucias y menos para declarar algo a una agencia española. Pujol anunció un viernes 25 de julio de 2014 que nos tuvo engañados durante 30 largos años, que ha regularizado su situación con la Hacienda española y pidió perdón a  “tanta gente de buena voluntad que puedan sentirse defraudados en su confianza”.

La feina ben feta no té fronteres. Ahora lo entiendo Jordi, ahora lo entiendo.

Pues no te perdono. Quiero que me cuentes, me encantaría que cara a cara, a pesar de tus 84 años, qué has sentido durante estos 30 años al ver gente en la cárcel por robar para comer. Quiero que me cuentes cómo se puede hablar de hacer país con el dinero en ¿Andorra, Suiza o donde sea?

Quiero que te juzguen, que la historia tarda mucho en hacerlo, y saber de dónde has sacado el dinero. Quiero que te despojen de cualquier cargo y título por simbólico que sea.

Treinta años son muchos, toda una vida, toda una transición hacia ninguna parte. Has dejado a CIU en la UCI y, aunque pinchan en hueso los que piensan que tus corruptelas durante años afectarán al proceso independentista, lo que te has cargado es algo mucho peor: la poca confianza en la clase política que todavía podía quedar.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Jorge Izquierdo

Jorge Izquierdo

8 comentarios

  1. Xavier Dilla
    Xavier Dilla 29/07/2014, 20:09

    El caso Banco Catalana quedó sobreseído porque había prescrito, pero los hechos denunciados estaban probados. Más o menos como el caso Naseiro de financiación ilegal del PP.

    Responder a este comentario
  2. Carmen
    Carmen 29/07/2014, 18:24

    Sabía manipular el sentimiento catalán hasta confundir a Catalunya con él.
    Lo mismo que los malos patriotas que gobiernan ahora en el Estado español.
    Y mucha gente se lo traga.

    Responder a este comentario
  3. etcnoticias
    etcnoticias 29/07/2014, 09:39

    En Cataluña acabarán haciendo como en la Comunidad Valenciana, donde ya quieren habilitar sesiones plenarias en las cárceles para seguir gobernando desde allí: http://etcnoticias.wordpress.com/2014/07/29/la-generalitat-valenciana-habilitara-salones-plenarios-en-las-carceles-por-si-acaso/

    Responder a este comentario
  4. ego sum
    ego sum 28/07/2014, 20:09

    Aqui no solamente esta pringado el no muy honorable Pujol. Esto es sistemico y engloba a todos los que han ejercido el poder, o eran tan estúpidos que no se enteraban.

    Responder a este comentario
  5. Susana
    Susana 28/07/2014, 16:19

    Quién es este Jorge Izquiero y por qué es importante saber su opinión.

    Responder a este comentario
    • Cansado
      Cansado 28/07/2014, 21:06

      Es otro español que está como yo, y muchísimo como yo, cansado de políticos como el que cita en este artículo. Que nos han engañado, nos han robado y nos han estado mintiendo durante 30 años (ahí es ná). Y que siguen haciéndolo todos los días en los medios de comunicación con la cara de cemento “armao”, hablando con todo el cinismo del mundo de ciudadanía, de regeneración política, de integración… No sigo porque me caliento. Susana, no conozco Jorge Izquierdo. Y su opinión me importa a mí. ¿Por qué es importante? Porque ha escrito un artículo de puta madre que desde luego no va a salir en Tele 5 en Sálvame (que me huelo es lo que a tí te va) y muchísimo menos en TVE, o e El País. Y es una alegría poder leer opiniones fuera del “corralito” que mantienen los grandes medios de comunicación en este país en conniencia con bancos y la gran mayoría de los partidos políticos de este país.

      Responder a este comentario
  6. AMADEUS
    AMADEUS 28/07/2014, 15:08

    Cuando el ignominioso Duran i Lleida alzaba la voz indignado clamando que “en Andalucía no paga ni dios”, quizá se refería a su dios Pujol.

    Otro ejemplo goebbeliano de la política chusquera de gente de bien con mensajes simples, mentirosos que calan en el ideario colectivo. Pero, ay amigo, el jardín catalán se nutría sobre el estiércol de la jardinería Ferrusola… Déu n´hi do

    Responder a este comentario
    • Carlinhos
      Carlinhos 28/07/2014, 17:51

      Esto está siendo muy duro sobre todo para la gente que realmente creía en la honradez de Pujol i la feina ben feta. Sabían venderse muy bien con unos aires de grandeza que ahora dan más asco que nunca. Recomiendo ver videos en youtube y no solamente de cuando dice que NO tiene dinero en el extranjero
      Sobre los jardines de Ferrusola se podrían escribir libros

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.