lamarea.com

martes 25 septiembre 2018

Opinión

Lo que Goebbels enseñó a Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias

Este ejercicio comparativo se podría hacer casi con cualquier partido y dirigente de la vida pública, puesto que forma parte del marketing político desde el final de la Segunda Guerra Mundial

<em>Lo que Goebbels enseñó a Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias</em>
Esperanza Aguirre en una imagen de archivo.

MADRID // “Podemos aplica técnicas de la propaganda política de genios de la maldad como Willi Münzenberg para el comunismo y Joseph Goebbels para el fascismo”, dijo Esperanza Aguirre en una rueda de prensa en la sede del PP de Madrid. La líder conservadora acusó a Pablo Iglesias de usar las tácticas de propaganda del dirigente nazi en su ascenso al poder en la Alemania de los años 30. El modo en que la expresidenta de la comunidad de Madrid ha puesto semejante debate en la agenda pública es una prueba evidente de que conoce muy bien las estrategias de propaganda que dice que sus contrincantes usan. Tal y como le recordó el propio Pablo Iglesias, “si de alguien era aliado Goebbels era del Gobierno español de Franco”, del que el fundador del PP, Manuel Fraga, fue ministro de información, el encargado de la propaganda. 

Quizás uno de los mayores éxitos de la propaganda de Joseph Goebbels fue trasladar a la opinión pública y la historiografía contemporánea que fue un gran estratega y un genio propagandístico, porque no se puede obviar que el ascenso al poder de los nazis, además de valerse de la oratoria y de medios de comunicación propios como el Voelkische Beobachter o Der Angriff vino acompañada del uso de la violencia por parte de las SS y las SA.

La intencionalidad de Esperanza Aguirre al comparar a Pablo Iglesias con las estrategias del nazismo es la de introducir la idea en los potenciales votantes de Podemos y en el electorado de Aguirre de que el ascenso del partido de Iglesias es comparable a la llegada al poder de aquella ideología criminal. La táctica propagandística de Aguirre es inyectar la idea del miedo a un futuro de represión y falta de libertad en los nuevos y potenciales votantes de la recién creada formación que todavía no conocen bien la ideología del partido. 

Incluir a Goebbels en el debate como hace Esperanza Aguirre también es una táctica de propaganda. Aguirre tiene una intención, inculcar un mensaje sencillo y directo entre sus votantes y que sirva para sembrar dudas en el electorado de un partido emergente como Podemos. Y esa teoría se denomina de la aguja hipodérmica. Harold Lasswell estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas. Se trata de inyectar en la población una idea concreta, con ayuda de los medios de comunicación de masas, para dirigir la opinión pública en beneficio propio. 

El “debate” en el que Esperanza Aguirre se dirigía a Pablo Iglesias conminándole a decir “los etarras son unos asesinos”, es un perfecto ejemplo de esta teoría de la aguja hipodérmica. A Aguirre no le interesaba el debate, ni la respuesta del contertulio, tan sólo le interesaba transmitir el mensaje unidireccional que permitiera inculcar en la opinión pública la idea de que ella está contra los etarras y Pablo Iglesias a favor. El modo de actuar de Esperanza Aguirre es un ejemplo académico de propaganda política, lanza proclamas y postulados simples, mensajes sencillos y directos que presentan al otro como enemigo y sirven para polarizar el espectro político. Algo que favorece enormemente a Aguirre por encontrarse en el polo derecho de dicho espectro. 

En 1950, Leonard Dobb, un profesor de Psicología de la universidad de Yale, escribió un artículo académico en el que desgranaba las tácticas de propaganda de Joseph Goebbels. El autor lo describía en 19 puntos para que ésta fuera efectiva. Muchos de ellos están dedicados a la propaganda de guerra, por lo que no son aplicables al tema que nos ocupa. El resto sirve para medir que tanto Esperanza Aguirre como Pablo Iglesias usan parte del método goebbeliano, igual que muchos otros de los políticos actuales e históricos. Ya que la propaganda de Goebbels es sólo una revisitación de los métodos que Laswell había descrito y que Edward Bernays, con sus antorchas de la libertad, puso en práctica años antes. Los puntos son los siguientes:  

1.- Los propagandistas deben tener acceso a la información referente a los acontecimientos y a la opinión pública, deben tener control de los medios de comunicación y la propaganda debe ser ejecutada y planeada por una sola autoridad. 

Esperanza Aguirre cumple los tres preceptos indicados en este punto. Durante su mandato controla de manera férrea y efectiva un medio público como Telemadrid, nombrando como director del ente a su jefe de prensa. Marca las directrices comunicativas de su organización, siendo la líder mediática del PP de Madrid que guía a sus seguidores. Por su parte, Pablo Iglesias posee su propio medio de comunicación, La Tuerka. Mucho menos importante y con menos incidencia en la población que Telemadrid. Además, el líder de Podemos posee un gran predicamento entre sus seguidores. 

2.- La propaganda debe suscitar el interés de la audiencia y ser transmitida a través de un medio de comunicación de masas.

El enfrentamiento dialéctico que Pablo Iglesias y Esperanza Aguirre tuvieron en La Sexta Noche es un perfecto ejemplo de este punto. Ambos conscientes de la repercusión de su enfrentamiento en un medio de masas buscaron la adhesión de sus seguidores utilizando un mensaje polarizado. 

3.- La propaganda debe especificar los objetivos para el odio.

Pablo Iglesias ha basado su discurso en colocar en el objetivo de los problemas de la sociedad a un colectivo que ha denominado casta. En este grupo incluye a cualquier político, empresario, o periodista que haya vampirizado los recursos públicos en beneficio propio. Un mensaje simple y directo que define lo que Acemoglu y Robinson denominaron élites extractivas. Con la palabra casta Pablo Iglesias consigue transmitir el mensaje del enemigo sobre el que cargar toda la responsabilidad de los problemas de la sociedad española. A su vez, Esperanza Aguirre utiliza como objetivo de ese odio al propio Iglesias, uniendo su ideología y actitudes a la de personajes del nazismo, los gobiernos de Cuba y Venezuela, o a la banda terrorista ETA. 

4.- La propaganda debe promover las respuestas que la audiencia posee previamente y necesita oír. 

El uso que hace Pablo Iglesias de la palabra casta es un concepto aprendido que ha recogido de la opinión pública existente. Conocedor del sentimiento de desafección que había entre los ciudadanos contra los políticos organizó un partido en el que ese odio fuera la base ideológica. Estructuró el discurso en torno al sentimiento de hartazgo dotándolo del concepto que lo guiara. Por otro lado, Esperanza Aguirre, conocedora del lógico sentimiento de repulsa que la banda terrorista ETA provoca en la sociedad, lo usa para trasladarlo a la figura de Pablo Iglesias.  

5.- La propaganda debe ser simple para ser aprendida fácilmente, ha de pasar del blanco al negro. Sin grises.

La polarización del discurso es el punto fundamental sobre el que se basa este apéndice de la propaganda de Goebbels. El mensaje maniqueo que pueda ser aprendido con facilidad e identifique con sencillez al adversario. Es por ello que Esperanza Aguirre conminaba a Pablo Iglesias a repetir “los etarras son unos asesinos”. A su vez, Iglesias adoptó el mismo método que la líder conservadora espetando a Aguirre “repita conmigo”. Un debate de blancos y negros que polarizara la discusión.  

Este ejercicio comparativo se podría hacer casi con cualquier partido y dirigente de la vida pública, puesto que forma parte del marketing político desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El PP con Gibraltar, Artur Mas con la independencia; todos ellos en algún momento usan las tácticas que Goebbels y Bernays utilizaron y Laswell teorizó. Porque parte indispensable de la política es persuadir y convencer al ciudadano de que sus ideas son las correctas, y para ello la propaganda forma parte indispensable de la actividad de cualquier político, ya sea correcta, ética o amoral. 

Banner suscripciones

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

7 comentarios

  1. gerar20
    gerar20 18/03/2015, 14:00

    Es mejor utilizar técnicas de propaganda que aviones de adolf para bombardear…
    Se nos ha olvidado.

    Responder a este comentario
  2. albersario
    albersario 12/02/2015, 22:44

    Or suerte o desgracia cualquiera q conozca mínimamente la historia europea,sabe q podemos usa terminologia y actitudes claramente propias del fascio, mezcladas de agitpro comunista

    Responder a este comentario
  3. Carmen
    Carmen 29/07/2014, 18:37

    Con gente que no es honesta, que va a ganar, juego sucio incluído, no a escuchar ni a aprender en el debate, es una pérdida de tiempo y es dar margaritas a los cerdos.
    ¿pero no se había retirado ya la cojonuda (según Díaz Ferrán) del neoliberalismo salvaje, la privatizadora, la compradora de traidores, sedienta de protagonismo y poder?

    Responder a este comentario
  4. cayetano
    cayetano 28/07/2014, 19:09

    No es lo mismo, es distinto.
    Como bien dices, Goebbels no fué el maestro, sino otros antes que él. El propio Titulo del artículo, eligiendo los sujetos Goebbels junto a Esperanza y Pablo, es un acto de propaganda o atractivo de atención.
    La simplificación, emoción, culpabilización son técnicas utilizadas en la comunicación mediática. Los espacios físicos y temporales también la determinan, abordar cuestiones en profundidad es un salto cualitativo.
    Pero lo planteado es la simplificación caricaturesca, en ese sentido la equidistancia entre Aguirre y Pablo, no es la misma.
    Aguirre construye una caricatura de Pablo, mientras Pablo simplifica las multifacéticas caras del Viejo Régimen en el término casta. Con dicho término expresa la comunión de intereses de diferentes sectores, en el mantenimiento del Viejo Régimen, su cultura política, y sus relaciones de poder.
    Bien es cierto, que aceptar la formulación del “repita conmigo” redunda en la política espectáculo iniciada por Aguirre.
    Que Aguirre, como parte del PP(y el stablishment)buscan la polarización entre ellos y el Kaos caricaturizado por la izquierda alternativa, especialmente en PODEMOS y Pablo(su reciente y fulgurante estrellato entre el gran público), constituyen de él y su formación por ser los más recientes y por tanto desconocidos, los más fáciles de instrumentalizar en la caricaturización polarizante que moviliza electores del PP, aunque también movilice a l@s de PODEMOS.
    De momento PODEMOS no preocupa al stablishment, al contrario lo instrumentaliza.
    Jugar por parte de PODEMOS, a la simple polarización, significa la asunción previa de la derrota frente al PP.
    Pero a lo largo de la historia torres de poder más altas han caido, la autonomía de PODEMOS en este juego, parte no sólo del resquebrajamiento o cuarteo del Régimen. Sino también de su audacia, de su capacidad para concitar exponencialmente el desbordamiento de energías alternativas, aún implicando la soslayación de las propias siglas.
    El año electoral, va a venir predeterminado por las disyuntivas, ruina económica u orden(PP), ruina económica o esperanza posible(PSOE). sostenibilidad democrática conocida o vacio democrático (PPSOE). La Nada o el PP. PSOE como esperanza de cambio posible.
    Conjugando miedos y deseos como elemento de confusión, estableciendo la agenda pública, y debates que interesen y oculten realidades, la casta socio-económica y política pretenderá movilizar a millones de electores hacia el bipartidario.
    La necesaria confluencia de las energías alternativas, la consecución de candidaturas ciudadanas que aunen todas las expresiones formales e informales a la involución. Sobre todo la movilización ciudadana, constituyen la única posibilidad de visualizar la alternativa de la mayoría social, de prevalencia de la cruda realidad y sus responsables ante la distorsión de mass medias, de cambio de la agenda pública y reorientación de España a los intereses de la gran mayoría de los pueblos de España.
    En ese sentido la responsabilidad de PODEMOS,IU,ICv,ANOVA,CHUNTA,EQUO,COMPROMIS,Partido X,… ,como formaciones políticas es trascendental, pero también el compromiso ciudadano de expresiones sindicales, vecinales, consumeristas, ecológicas, 15-M, DRY,asociacines profesionales de abogados, jueces, médicos, mareas…, y tant@s ciudadan@s indignad@s sin filias ni fobias.

    Democracia o Barbarie.

    Responder a este comentario
    • Alex Cerdeño
      Alex Cerdeño 31/07/2014, 17:18

      Por eso, es necesario Ganemos.puebloxx unas candidaturas unitarias de todos los partidos a la izquierda de la casta votadas por toda la sociedad. Ese es el objetivo y ese sera el logro al que debemos llegar para ganar el futuro.

      Responder a este comentario
  5. AMADEUS
    AMADEUS 28/07/2014, 11:22

    De acuerdo con todo lo expuesto.

    Por desgracia los nazis dejaron como herencia muchas cosas efectivas, o sea, que funcionaban bien aunque detestables por el uso que se le daba. No tuvo escrúpulos USA en proteger al ingeniero SS de los V-2 von Braun para desarrollar la carrera espacial y alunizar los primeros y los únicos…

    La propaganda existe desde la antigüedad, Roma es el gran ejemplo y César un alumno aventajado, pero existe otro tipo de propaganda que puede pasar desapercibido y no por ello menos peligroso.

    En el artículo se habla de blancos y negros evitando los grises. Los grises… También los tibios con discursos contradictorios, correctos según el momento y el lugar, razonables, equidistantes… Esos tibios como los socialistas alemanes que claudicaron ante los nazis para no aliarse con sus odiados comunistas. Esos tibios que no repiten una mentira mil veces sino medias verdades un millón.

    Esos que a la tibieza la llaman matices y a ponerse de perfil, templanza.

    Ni blanco ni gris ni negro, marrón es el que tenemos la ciudadanía con estos políticos.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".