lamarea.com

sábado 24 febrero 2018

Opinión

Las SICAVs en paraísos fiscales de sus euroseñorías

“Que salgan beneficiarios del plan diciendo que todo es legal es un disparate: ¡claro que es legal! ¡como que quienes tenían que legislar en contra estaban beneficiándose!”, apunta el autor

<em>Las SICAVs en paraísos fiscales de sus euroseñorías</em>
La líder de UPyD, Rosa Díez, en el Congreso de los Diputados. F.S.

Hace dos años y medio escribí un apunte titulado “El plan de pensiones de sus señorías” a raíz del plan de pensiones privado (en el BBVA) al que el Congreso de los Diputados contribuía como parte del salario de los diputados. Entonces también fueron diputados de Izquierda Unida quienes dieron un paso que nadie esperaba en ningún otro grupo: Alberto Garzón y Cayo Lara, primero, y todo el grupo inmediatamente después, renunciaron a él; poco después, supongo que con cierto rubor, el Congreso canceló el plan para todos los diputados.

Decía en aquel apunte que uno de los problemas de ese plan es que incentivaba a los legisladores en una determinada dirección: su situación personal mejoraría no si mejoraban las pensiones públicas sino si mejoraba el IBEX, si la fiscalidad de los planes de pensiones privados era favorable… Es decir, generaba unos intereses en los diputados que podían tener menos peso que sus principios pero, oye, mejor que sus intereses estén del lado de la mayoría popular y no del IBEX y el BBVA. Eso que algunos llaman antipolítica o populismo a veces no es más que intentar que no se coopte a los representantes del pueblo.

En el caso del plan de pensiones que destapó la inmensa periodista Alicia Gutiérrez en Infolibre, muchos eurodiputados tenían un plan de pensiones al que contribuyó el Parlamento Europeo en una SICAV en Luxemburgo, paraíso fiscal central de la UE. De nuevo IU ha sido la única en responder. No ya en responder a la altura, que también, sino en responder. En poco más de 24 horas de gran convulsión interna, el compañero Willy Meyer pidió que se le sacara de ese fondo y presentó su dimisión como eurodiputado y como miembro de la ejecutiva de IU. Algo que todo el que conozca a IU un poquito sabe que es poco menos (o algo más) que un terremoto y que dice mucho de la generosidad del paso dado por el compañero Willy Meyer. En el resto, nada. Ni Elena Valenciano, ni Arias Cañete ni Rosa Díez han dicho esta boca es mía. Ni tampoco Montoro, ministro de Hacienda del Reino de España que también participa en ese plan de pensiones en una SICAV en un paraíso fiscal tributando (por llamarlo de alguna forma) al 0.01%.

Se juntan aquí dos asuntos.

De nuevo el de los incentivos. Evidentemente con un plan como el explicado, un eurodiputado no tendría demasiado interés en castigar las SICAVs, luchar contra los paraísos fiscales dentro y fuera de la Unión… Eso es evidente. Por ello, que salgan beneficiarios del plan diciendo que todo es legal es un disparate: ¡claro que es legal! ¡como que quienes tenían que legislar en contra estaban beneficiándose!

Pero en este caso asalta un segundo problema gravísimo. El que podríamos llamar de “ejemplaridad” o más bien de imperativo categórico. Es decir, ¿qué pasaría si todos hiciésemos lo mismo? Si todos los ciudadanos normales nos juntásemos y pusiéramos lo poco que podamos y nos lo llevásemos a una SICAV en Luxemburgo a tributar a un 0.01%. Evidentemente el país caería pese a que la mayoría de los ciudadanos tenemos poquísima capacidad de ahorro. Pero si toda la que tuviésemos la evadiéramos del fisco español (cumpliendo la ley o no, a efectos fiscales da lo mismo) el país se hundiría. Que eso lo hagan los Botín y los Borbón saltándose la ley es normal: están en el otro lado, son a los que tenemos que combatir y para eso sirve la democracia, para que los más nos impongamos a los menos por poderosos que sean éstos. Que eso lo hagan los supuestos representantes populares hace que se sitúen en la orilla de los que saquean el país, es decir, de los enemigos del pueblo.

El PP ha salido diciendo que todos sabían que el plan de pensiones era una SICAV en un paraíso fiscal. Lo que diga el PP tiene en el terreno de la verdad un recorrido más bien escaso. Pero supongo que al menos compromete al PP. Pues bien, según el PP Montoro sabía que el plan de pensiones al que estaba contribuyendo era una SICAV en un paraíso fiscal. Esto es, un instrumento para el saqueo de las haciendas públicas de los países con fiscalidades más o menos decentes. Es decir, para el saqueo de la hacienda de la que él es ministro, por ejemplo.

Hemos asumido tales niveles de sinvergonzonería que nadie pedirá la dimisión de Montoro. Y tras él del resto de eurodiputados que ahora tengan cargos en el PP, PSOE o UPyD. Porque conscientemente o no (los del PP conscientemente según dice el PP de todos los eurodiputados) participaron en un instrumento para el empobrecimiento de nuestro país. Menos banderitas rojigualdas y más patriotismo como el que ha demostrado IU alarmándose y zanjando toda responsabilidad exigible.

*Hugo Martínez Abarca es autor del blog Quien Mucho Abarca

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Hugo Martínez Abarca

Hugo Martínez Abarca

Blog de política del diputado autonómico de Convocatoria por Madrid (Podemos) en la Asamblea. Hugo es licenciado en Derecho y Economía, y en Ciencias Políticas.

5 comentarios

  1. Javi
    Javi 27/06/2014, 20:22

    Me gustaría señalar que el domicilio fiscal de la SICAV se encuentra en Luxemburgo porque es la sede fiscal del Parlamento Europeo. Además, esas rentas tributarán en España una vez sean ingresadas a sus respectivos titulares.
    Lo único problemático sería la colaboración de la UE que aportaba aproximadamente el 30% de lo que los titulares de los planes de pensiones ingresaran.

    Responder a este comentario
  2. Flor
    Flor 26/06/2014, 11:13

    ¿Los eurodiputados de UPyD participan de ese fondo o de alguno similar? ¿Se sabe?

    Responder a este comentario
    • librepensador
      librepensador 26/06/2014, 14:24

      Como mínimo Rosa Díez participa de la misma SICAV que Montoro, Valenciano, Arias Cañete y el mencionado Meyer.

      Responder a este comentario
    • Javi
      Javi 27/06/2014, 20:19

      De los eurodiputados de UPyD ninguno ha cobrado de este plan de pensiones. Básicamente porque el modelo de plan de pensiones del que se habla se suprimió antes de que hubiera diputado alguno del partido en él, así que es imposible que eso haya pasado.
      Quien sí que mantuvo este plan de pensiones fue la portavoz, Rosa Díez, durante sus dos últimos años como eurodiputada socialista.

      Responder a este comentario
      • Ramón García
        Ramón García 27/07/2014, 11:24

        Las acusaciones sobre SICAVs en Luxemburgo son completamente frívolas y sin base.

        Las SICAVs de Luxemburgo o Francia son fondos de inversión normales como los que cualquier español puede adquirir en un banco. Y tienen el mismo tratamiento fiscal que un fondo de inversión.

        Por ejemplo, la SICAV en Luxemburgo Carmignac Portfolio Grande Europe http://www.carmignac.es/es/carmignac-portfolio-grande-europe-a-eur-acc se comercializa en España. Y paga los mismos impuestos que un fondo de inversión, porque es un fondo de inversión.

        El fraude de las SICAVs españolas (que no de las francesas o de Luxemburgo) viene porque se permite de forma irregular que una inversión individual tribute como si fuera colectiva. Pero en el caso de las SICAVs de los eurodiputados, es claramente una inversión colectiva. Por tanto, que tenga los beneficios fiscales de los fondos de pensiones es absolutamente regular.

        Además, los impuestos se pagan no por el lugar donde uno invierte, sino por el sitio donde uno reside.

        Lo explica con detalle el excente artículo de Francisco de La Torre, ex-portavoz de la Organización de Inspectores de Hacienda http://www.eldiario.es/zonacritica/Ironias-vida-sicav-dimisiones_6_274782549.html

        Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.