lamarea.com

jueves 16 agosto 2018

Sociedad

KutxaBank desahucia a una pareja y tres niños menores de 10 años

Decenas de activistas, vecinos y familiares, se han movilizado para tratar de evitar el desalojo. La UIP ha cargado contra los concentrados y se han producido seis detenciones

26 junio 2014
20:32
Compartir
KutxaBank desahucia a una pareja y tres niños menores de 10 años
La familia ha tenido dos intentos previos de desahucios. @indigatto

MADRID// KutxaBank ha ejecutado el desahucio este viernes de la vivienda de una pareja con dos niños de 9 y 3 años y un bebé de apenas 20 días. Llevan desde agosto ocupando una vivienda que la entidad bancaria le había arrebatado hace algún tiempo a otra familia que no pudo hacer frente a la hipoteca. Según cuenta Jorge, uno de los afectados, la excusa que le han puesto desde este banco es que está en venta. Un argumento que ha servido tanto para echar a esta familia como para denegarle un alquiler social.

Una cincuentena de personas ha pasado la noche en el bloque esperando para resistir ante el inminente desahucio. Se han repartido en varios grupos, algunos esperaban en la calle, otros en la escalera y otros en el piso de Jorge y su familia, según explica una activista de la Oficina de Vivienda que ha participado en los hechos. Hacia las 6 de la mañana han llegado los agentes de la UIP, que ha procedido a echar a los concentrados.

Un grupo de activistas resistía encadenados a la escalera del inmueble, donde ha accedido la Policía después de que algunos vecinos salieran del bloque para ir a trabajar. Según explica esta activista, los agentes han detenido a tres personas que resistían en la escalera, después de cortar las cadenas. Una vez la policía ejecutaba ya el desahucio, se ha producido una carga policial contra las personas que esperaban en la calle a la salida de la familia y los activistas. “Ha sido bastante bestia, han dado porrazos a muchos y a la hermana de la mujer de Jorge le ha dado un ataque de ansiedad y la ha tenido que atender el SAMUR, todo muy desagradable”, relata. En total han sido seis las personas detenidas. La familia se ha quedado en la calle.

“No estoy pidiendo que me tengan gratis ahora, pido que me dejen pagar el alquiler social porque tengo mi Renta Mínima”. Se refiere a los 523 euros que estaba cobrando antes de que naciera el bebé. “Ahora –explicaba Jorge- como somos familia numerosa, me corresponden unos 700 euros de renta mínima”. Unos 173 euros más al mes y una paga única de 1.000 euros por su nacimiento. “Justo cuando estaba haciendo los trámites para cobrarlo después de haber registrado a mi hijito, me dijeron que de nuevo querían desahuciarnos, y como he estado liado con temas de abogados y demás, no he podido ni sacarme la foto que necesito para el nuevo libro de familia. Tengo todos los papeles pero me falta la foto”, cuenta.

Dice “de nuevo” porque esta es la tercera vez que la entidad bancaria intentaba echarlos. La primera vez fue el 11 de abril, pero no prosperó gracias, como en otras muchas ocasiones, al apoyo de los vecinos y activistas que quisieron respaldarlos. Tanto la asistente social como la educadora de los dos niños mayores emitieron informes favorables para que el banco les concediera poder residir una de sus viviendas en régimen de alquiler social. KutxaBank accedió aunque poco tiempo después se dictó un nuevo alzamiento para el 21 de mayo. Dado que el bebé estaba a punto de nacer, la entidad retrasó el lanzamiento hasta el 27 de junio.

El relato que hace Jorge de la negativa del banco a concederles un alquiler social habla de un hombre consciente de su situación pero rebelde y con una idea muy clara del contexto en el que vive. “Cuando por fin empecé a cobrar la renta mínima fui a ver a la directora de la oficina de la Kutxabank de Orovilla (Villaverde) para darle mi número de cuenta y que me sacaran de ahí el alquiler social”, explica. “Ella me dijo que no, que eso no era una ONG, que era un banco. Y yo le respondí que sí, pero un banco con plata ajena, con la plata del pueblo, que no es suya”, recuerda.

Con un sorprendente aplomo, asustado aunque no resignado, Jorge explicaba a pocas horas del desahucio que desde la Oficina de Vivienda (un colectivo de apoyo mutuo para defender el derecho a la vivienda digna), los vecinos que iban a apoyarlo y su familia habían planeado para tratar de frenar su expulsión. “Va a venir la televisión, varias personas de la Plataforma de Carabanchel y de Getafe. Vamos a hacer un encierro en mi casa a partir de las 22.00 horas. Va a haber una cámara dentro para filmarlo todo y va a haber otra fuera porque la policía suele venir a las 4.00 de la mañana o así, y así graban cómo cercan mi casa”.

Una víctima más de la crisis

Nieto de asturianos aunque nacido en Perú, Jorge llegó a España hace diez años. Al igual que mucha gente, encontró empleo en el sector de la construcción, cimentando carreteras, donde cobraba 3.000 euros al mes por trabajar, de manera alterna, un mes en el turno de noche y otro en el de mañana. Después llegó la crisis que, con los 75.000 empleos más que está previsto que se destruyan en 2014, habrá dejado sin trabajo a un total de 1,8 millones de personas del sector de la construcción.

Cuando Jorge se fue al paro, estuvo cobrando la prestación por desempleo durante dos años. Después se le terminó el subsidio y, durante algo más de un año, su pareja, sus dos hijos y él mismo estuvieron viviendo con los 63 euros que ingresaba al mes Yolanda, su mujer. Hasta ese momento había estado viviendo en un piso donde pagaban 550 euros mensuales de alquiler “y otros 120 euros más de luz, que era bien cara”, cuenta Jorge. Y después tuvieron que buscar una forma de sobrevivir con esos menos de 100 euros mensuales, y la encontraron en la acera de enfrente, en el piso vacío que tenía hace años KutxaBank y que, según se justifican, están intentando vender.

Pero, a pesar de lo complicado que deben haber sido estos últimos años, lo que cuenta Jorge no es un relato de desesperación y rencor, sino de agradecimiento y esperanza. “Tengo que vivir bien agradecido por los apoyos que he recibido durante todo este tiempo”, cuenta. Habla, sobre todo, de su asistente social. Cuando Jorge se enamoró de Yolanda, ella ya había tenido a Alex. Jorge explica que, al igual que quiso a la que ahora es su pareja, también sintió un enorme amor por su hijo, del que quiso responsabilizarse.

“La asistente social me ayudó en todo lo necesario para constar como tutor de Alex. Me asesoró sobre los papeles que tenía que presentar y las condiciones en las que debía tener al niño, porque tenía que estar bien alimentado, ir al colegio y todo eso”, explica. Después de un largo proceso, finalmente pudo conseguir su objetivo. “Cuando terminó todo eso, la asistente me dijo que siempre iba a poder contar con ella si necesitaba cualquier cosa. Y cuando me quedé sin trabajo, fui a pedirles ayuda y para qué te voy a decir lo bien que se portó con Alex y con Elías. Me dieron la beca de libros, de comedor, he matriculado a Alex en una ludoteca y también me han apoyado con la ludoteca…”, enumera.

Durante todo el tiempo que estuvo sin poder cobrar la renta mínima no quiso ir a pedirle ayuda “por si pensaban que estábamos en problemas o no teníamos para comer y me iban a quitar al Alex. Entonces no la he molestado”. Así que, para poder salir adelante, estuvo yendo “a las iglesias a pedir ropa, que no tenía, a pedir comida… Y Dios es grande y me ha sabido abrir las puertas y me lo ha sabido dar, mis hijos no han pasado hambre. He tenido buenos apoyos porque uno cuando camina bien, Dios lo bendice”. Y, sin embargo ahora, lamenta, “esta señorita (por la directora de KutxaBank) se ha empeñado en que no me quiere conceder el alquiler social. De verdad que no quiero que me den nada –insiste-, sólo quiero encontrar un piso en el que poder pagar el alquiler social”.

 

faldoncino

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Maria Cappa

Maria Cappa

10 comentarios

  1. Chorche
    Chorche 28/06/2014, 21:55

    Ilse, muchas gracias por expresar lo que yo siento y creo pero que no hubiera sabido decir con tus sabias y educadas palabras.
    Gracias tambien a Remigio III y a Lokita.
    El caso es que los niños están ahí…
    Es la sensibilidad la que hace avanzar a los pueblos y este país actualmente, ya lo veis, está muy embrutecido.

    Responder a este comentario
  2. lokita
    lokita 28/06/2014, 15:59

    Lo primero si no sabeis como enmpezo el tema o la vida de esta familia no hableis. Es muy facil ablar cuando tu estas durmiendo valentita y esta familia va a vivir en la calle nunka te deseo ke te pase ati pero si que algun dia te pasara con alguien conocido con un bebe de 20 dias y veras lo duro ke es

    Responder a este comentario
  3. asensio
    asensio 27/06/2014, 15:44

    Y NOSOTROS RESCATANDO BANCOS en vez de colgarlos de las farolas

    Responder a este comentario
  4. Ilse
    Ilse 27/06/2014, 10:22

    A veces es difícil comprender lo que no conocemos, pero se puede hacer un esfuerzo y tratar de asumir que no todos hemos tenido las mismas oportunidades y la misma educación. Lo que a nosotros nos parece sencillo, a personas con otros condicionantes y otra formación no se lo parece tanto. En todo caso, no creo que sea el momento de hacer de sus padres, sino de ayudarles.

    Responder a este comentario
  5. alucinada
    alucinada 27/06/2014, 10:13

    Primero alucino con que hayan tenido otro bebé estando en la situación que estaban. Me parece totalmente irresponsable. Según la noticia ha estado años cobrando 3000 euros al mes + los dos años de paro.
    ¿Cómo es posible que no tengan ningún colchón económico? Lo siento mucho por esta familia pero hay que reconocer os errores y aprender de ellos.

    Responder a este comentario
  6. Oxana
    Oxana 27/06/2014, 01:41

    I agree with you Luisete. Además, Kutxabank no ha sido rescatada.

    Si no puedes mantener tu familia por qué tienes otro hijo? No lo entiendo.

    Responder a este comentario
  7. Luisete
    Luisete 26/06/2014, 22:35

    Pero realmente tiene que tener además un bebe de 20 días fecundado en estas circunstancias? En serio? Hoy en día te van a dar en cualquier centro de ayuda familiar método para planificar y que esto no pase. La verdad, no me gustan los bancos ni el PPSOE, pero tampoco los okupas ni los que se ponen a reproducirse para que luego el resto del universo los mantenga porque “tenemos niños”.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

“La violencia es más fuerte que durante el conflicto: ahora cualquiera puede matarnos”

Entrevista con Dora Muñoz, indígena del pueblo Nasa colombiano, defensora de derechos humanos y comunicadora

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.