lamarea.com

viernes 23 febrero 2018

Cultura

Chivo-Trópico: experimentos sonoros con energía solar

El festival que se celebra este sábado en la sierra de Madrid será un acercamiento psicodélico y pagano al solsticio de verano

20 junio 2014
17:40
Compartir
Chivo-Trópico: experimentos sonoros con energía solar
Dick El Demasiado.

El festival Chico-Trópico, el encuentro que desde hace 4 años está comprometido con la difusión y creación de la experimentación latinoamericana, especialmente aquella que trabaja y juega con la música tropical (desde la cumbia, al chamamé, pasando por la chicha, las músicas andinas, los huaynos etc…), incursiona en la periferia madrileña para dar a luz un experimento propulsado con energía solar: Chivo-Trópico, que tendrá lugar en el solsticio de verano, 21 de junio, en la sierra norte de Madrid.

Se trata de una reversión del festival pionero en difundir la música tropical de vanguardia, pero esta vez en territorio rural (concretamente en el monte del pueblo de Valdemanco). Será una sesión de música experimental al sol, ya que toda la energía (eléctrica) necesaria para los conciertos será generada mediante placas solares, gracias al colectivo Wapapura, que se dedican a montar conciertos con energía solar en la naturaleza y transmitirlos vía streaming por Internet.

Será un acercamiento psicodélico y pagano al solsticio de verano. Como cabeza de cartel, Dick El Demasiado, cuyo extenso trabajo en torno a la distorsión popular ha recorrido todo el mundo: desde Japón a Argentina, de México al polo norte. Dick Verdult, que está residiendo en Calanda, hará esta única y marciana actuación entre piedras y cabras antes de partir de gira a Japón.

También estará el colectivo El Intruso, un grupo de músicos de Madrid dedicados a la improvisación que tocarán con las mochilas autoamplificadas que ellos mismos han creado y con las que experimentan con el sonido en el espacio desde hace seis años.

Ellos se encargarán de llevar al público de la plaza del pueblo hasta el emplazamiento en plena Cañada Real, donde sucederá el festival. Chico-Trópico serán los encargados de dinamizar un dj set experimental en torno a las músicas latinoamericanas, a las que abordan desde la distorsión y el juego.

Chivo-Trópico juega también con la integración en esta propuesta de la gente del pueblo; por eso la rondalla del pueblo y las señoras del coro de la iglesia estarán presentes, estas últimas presentando su repertorio con bases de reguetón creadas  para el efecto.

Se trata de una experiencia autogestionada y arriesgada que además será transmitida en directo vía streaming, a través de la web de wapapura a partir de las 20 horas.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

1 comentario

  1. diego
    diego 20/06/2014, 22:36

    No me parece riguroso en cómo se denomina el lugar donde esta el pueblo, ya que la sierra de Madrid no existe. Y por lo tanto no hay ninguna sierra norte, el festival por lo que veo es en Valdemanco, pueblo que se haya en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama, en Madrid. Un saludo

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.