lamarea.com

miércoles 21 noviembre 2018

Sociedad

El Congreso de la Calle

Anita Botwin estrena sección repasando las noticias sobre movimientos sociales del mes de mayo

<em>El Congreso de la Calle</em>
Manifestación en Madrid frente al Congreso de los DIputados. FERNANDO SÁNCHEZ

El Congreso de la Calle nace para dar voz a los distintos movimientos sociales que hacen política desde otra perspectiva, lejos de cámaras de votaciones, escaños y botones de toma de decisiones. Este Congreso responde a una nueva forma de trabajar y solucionar las desigualdades a las que nos enfrentamos día a día y que son desoídas desde el Congreso de los Diputados. Cuando comenzó el expolio del poder económico, la gente respondió con determinación y decidió volver a conquistar los derechos que les estaban siendo arrebatados. En este medio de comunicación pretendemos darles escaños para ser oídos.

En este espacio los vocales no llevan corbata, ni juegan al “y tú más” mientras esquivan lo que realmente importa, lo que da de comer, cura o educa. En este Congreso de la Calle, personas cansadas de ser representadas por quienes no les representan, tomarán la palabra en el estrado y unirán su palabra a la de otras para tomar el espacio público, tomar decisiones y hacer política.

Como pequeña muestra, en el Congreso de la Calle de los últimos días tuvo lugar el tercer aniversario del 15M, repleto de actividades conmemorativas, de puesta en común. Dos días de jornadas abiertas en el Campo de la Cebada, espacio gestionado por los vecinos del Distrito Centro de Madrid. Al mismo tiempo, se produjo la manifestación Sin fronteras, sin deuda, sin miedo, a la que acudieron más de mil personas y que transcurrió entre la plaza de Cibeles y la Puerta del Sol.

Otro de los hechos notorios vividos en fechas recientes ha sido el intento de desalojo del emblemático Centro Social Autogestionado Can Vies en Barcelona, y la consiguiente respuesta vecinal y de los movimientos sociales de vivienda. Ha sido una semana de respuesta y resistencia activa ante la demolición del edificio, que estaba okupado desde hacía diecisiete años. Los apoyos desde distintos barrios de Barcelona y de decenas de ciudades no se han hecho esperar. Este viernes por la mañana, un grupo de ‘iaioflautas’ ocupó la entrada del Ayuntamiento de Barcelona en solidaridad con los desalojados y para exigir la libertad de los detenidos, y hoy, centenares de personas han acudido al centro derribado con la intención de reconstruirlo. A la calle, lo que es de la calle, una vez más vemos cómo el tejido asociativo en los barrios vuelve a vencer frente a la especulación urbanística.

Derecho a la vivienda

Este mes también se subió al estrado de la Calle la Obra Social de la Asamblea de Vivienda Centro de Madrid. En concreto, para llevar a cabo la liberación de un edificio ahora ocupado por madres solteras con niños a su cargo. Los leones no fueron esta vez los que vigilan la puerta del Congreso de los Diputados, sino los niños que ahora vuelven a tener un techo y se han empoderado, junto a sus madres, formando parte así de este nuevo espacio llamado “La Leonera”. Estas madres unidas por el derecho a la vivienda digna tienen su propio grito de guerra, “mientras damos el pecho, reclamamos nuestro techo”.

“Tomar y hacer, en vez de pedir y esperar”, puede leerse escrito en la pared en una de las salas de este particular Congreso, recordando la célebre frase de Ada Colau, una de las Diputadas de la Calle, que ha dedicado sus últimos años a hacer política, una política de redes y apoyo mutuo, del “sí se puede”, de la resistencia y la solidaridad.

El miércoles 28 de mayo tuvo lugar una concentración frente al Ayuntamiento de Madrid. La familia Gracia González, habitantes del ya conocido “Ofelia Resiste”, volvieron a protestar contra quienes siguen pidiendo la expropiación de sus viviendas. Nueve meses después de que tuviera lugar la paralización momentánea del derribo de Ofelia Nieto 29, familiares, amigos y activistas se acercaron al Palacio de Cibeles mientras se celebraba el pleno ordinario del Ayuntamiento de Madrid para hacer llegar la voz de los afectados y señalar a los culpables. Una vez más, se volvió a hacer política en la calle al grito de “sí se puede”. El grupo antidesahucios de la asamblea del 15M de Tetuán ya ha advertido que llevará el clamor popular allá donde se encuentre la alcaldesa Ana Botella y su equipo, mientras no se haga justicia en Ofelia Nieto.

Porque como dice Calle 13, y poniendo así banda sonora a nuestro particular Congreso, “nos infiltramos, nos duplicamos, como las células nos multiplicamos”. Son centenares las acciones de protesta que tienen lugar cada día en nuestro Estado. Una veintena de activistas de Stop Desahucios de Madrid realizó un escrache a Carme Chacón, exministra de Vivienda con el PSOE, al comienzo de su mitin de la campaña electoral para las elecciones europeas en Madrid. La calle le recordó a Chacón que fue ella quien impulsó durante su mandato la reforma de ley del “desahucio exprés”, agilizando los procesos de desalojo en los casos de alquiler.

Sin palabrería grandilocuente, sin chascarrillos, sin el aplauso del grupo parlamentario, sin focos ni fotografía oficial. En la calle se hace frente a las desigualdades que se originan en el Congreso de los Diputados a las órdenes de los poderes financieros, con otra dialéctica y otras formas.

Ayer mismo, se coló un poquito en las altas estancias políticas. Los vecinos de Santa Adela tomaron el pleno del Ayuntamiento de Granada exigiendo una vivienda digna. Finalmente, la policía terminó desalojándoles, evitando así que los gritos de la calle sonaran en las instituciones en las que deberían sonar. “Todo para la calle, pero sin la calle”. Ese mismo viernes tuvieron lugar otras protestas en Granada y Jaén por la decisión judicial de encarcelar a Carlos y Carmen, por su participación en un piquete informativo organizado por el 15M en la huelga general del 29 de marzo de 2012. Y en el selecto barrio de Mirasierra, un centenar de personas le hicieron un escrache a la presidenta del banco malo, Belén Romana.

Cerramos la sesión parlamentaria de hoy. Seguiremos informando desde este, nuestro Congreso de la Calle.

 

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Anita Botwin

Anita Botwin

1 comentario

  1. javier
    javier 01/06/2014, 13:39

    Seguiremos protestando en ls calle …..en el trsbajo…en las redes….seguiremos La Marea

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.