lamarea.com

martes 22 mayo 2018

Política

Willy Meyer (IU): “El PSOE no es lo mismo que el PP, pero sí que hacen lo mismo”

Entrevista íntegra realizada por cuestionario al número 1 de la candidatura de Izquierda Unida a las elecciones europeas.

20 mayo 2014
19:30
Compartir
Willy Meyer (IU): “El PSOE no es lo mismo que el PP, pero sí que hacen lo mismo”
Willy Meyer será el cabeza de lista de IU a las europeas por tercera vez consecutiva.

Entrevista íntegra realizada por cuestionario al número 1 de la candidatura de Izquierda Unida a las elecciones europeas.

¿Cuál es la propuesta de IU para estas elecciones, explicada brevemente?
Uno de los objetivos principales de la campaña es dar a conocer a los y las trabajadoras europeas que el sufrimiento que padecen en forma de desempleo, de trabajos semiesclavos, de desahucios, pérdida de derechos laborales y eliminación de los servicios públicos básicos como la educación y la sanidad, tiene unos culpables: las fuerzas conservadoras, socialdemócratas y liberales, que han pactado la construcción de esta UE neoliberal.

No en vano, socialdemócratas y conservadores conforman el Gobierno de la UE, la Comisión Europea junto con los liberales, han votado lo mismo en el 73% de las votaciones que ha habido en el Parlamento Europeo, y consensuado todos los Tratados Europeos.
Europa no es un ente abstracto del que emanan medidas tecnocráticas sino que sus instituciones se guían por unas directrices políticas concretas cuyo último objetivo actualmente es defender los intereses de la gran banca europea y las grandes riquezas por encima de los intereses y el bienestar de la mayoría social.

Hay un objetivo que, en mi opinión, puede resumir el objetivo de Izquierda Unida para estas elecciones: conseguir que, de una vez por todas, la economía deje de someter a la política y eso solo puede ocurrir cuando el poder sea de la gente; cuando consigamos, a través de un proceso constituyente que construir una Europa realmente democrática y social, que la gente tenga el poder, desplazando a los Consejos de Administración de las grandes empresas y a sus títeres de la toma de decisiones.

A estas elecciones europeas se presentan por separado varios partidos o coaliciones con exigencias y objetivos muy similares. Mucha gente reclamaba una gran coalición. La gran pregunta: ¿por qué no ha sucedido?
La Izquierda Plural es ya, a día de hoy, la mayor coalición de partidos y formaciones a nivel estatal, compuesta por 11 miembros – Izquierda Unida, Confederación de Los Verdes, Construyendo la Izquierda-Alternativa Socialista, Iniciativa per Catalunya Verds, Esquerra Unida i Alternativa, Els Verds-Opció Verda, Anova-Irmandade Nacionalista, Espazo Ecosocialista Galego, Gira Madrid-Los Verdes (GM-LV), Batzarre, Ezkerreko Ekimena-Etorkizuna Iratzarri- que han considerado necesario enfrentarse conjuntamente a las políticas de la Troika que están dinamitando los deficitarios Estados de bienestar que teníamos en los países del sur de Europa e Irlanda.
Con nuestros socios en Europa –Syriza, Die Linke, Front de Gauche, Partido Comunista de Portugal, Bloco de Esquerda, entre otros- y con el Partido de la Izquierda Europea, formamos ya una fuerte alianza que, entre otras iniciativas, plantea la necesidad de enfrentarse conjuntamente a la parte especulativa de la deuda que ataca la soberanía de los Estados.

En España, y frente a los próximos comicios autonómicos y generales, desde Izquierda Unida estaremos, como hasta ahora lo hemos estado, a favor de acuerdos amplios con todos y todas aquellas personas que quieran, desde el trabajo conjunto, un programa concreto y la lealtad, trabajar por iniciar un nuevo proceso constituyente.

¿Qué datos manejáis para estas elecciones? El CIS os da cinco escaños, tres más que en las anteriores. Te pido que te mojes. ¿Cuál sería un buen resultado? Con las políticas del PP que están cayendo sobre la gente, IU recibiría el apoyo de un 10%. ¿Es el techo electoral?
Para nosotros todo lo que suponga crecer es ir por el buen camino, sobre todo, teniendo en cuenta la clandestinidad mediática que sufre Izquierda Unida y el proyecto radicalmente distinto y ambicioso que defendemos. No obstante, somos conscientes de que el bipartidismo, apoyado por las grandes empresas de comunicación de este país, intentan rebajar este crecimiento.

No creo que Izquierda Unida tenga un techo electoral predefinido. Tenemos como ejemplo el caso de la Syriza griega: de un 3% en las elecciones del 2004, pasó a un 5% en las del 2007 y a un 16% en mayo de 2012. Solo un mes después consiguió un 26% y ahora todas las encuestas le dan alrededor del 30%, lo que se traduciría en ser el partido vencedor de las próximas elecciones. Esto se debe a que Syriza ha sabido dar respuesta y sintonizar con las reivindicaciones de los movimientos sociales y con las personas que sufren. Esto es lo mismo que estamos haciendo desde Izquierda Unida.

Desde Izquierda Unida afrontamos estas elecciones como una primera etapa de un cambio, que seguirá en las elecciones municipales y autonómicas, y esperamos que suponga el fin del bipartidismo en las elecciones generales de 2015.

Pero nuestro objetivo va más allá de conseguir unos buenos resultados electorales. Nuestro proyecto anticapitalista requiere, sobre todo, de más y mejor organización y eso, inevitablemente, pasa por un proceso lento pero seguro de empoderamiento popular, de organización social, que va más allá de unos buenos resultados electorales.

¿Nos hablas de ti, Willy? ¿Quién eres? ¿De dónde vienes?
Desde joven, desde mi paso por la universidad, entendí que el colectivo multiplica, que la lucha debe ser organizada y por eso me afilié al Partido Comunista.

De todas maneras, no me gusta hablar de mí, porque Izquierda Unida es un proyecto colectivo, conformado por hombres y mujeres comprometidas que comparten la lucha por una sociedad justa e igualitaria.

¿Eres europeísta?
Absolutamente, en IU somos europeístas pero de una Europa social y democrática. El actual proceso de integración regional neoliberal ha fracasado, pero creemos en una Unión Europea que sea una herramienta útil para la defensa de los intereses y el bienestar de la mayoría social, de las y los trabajadores del sur y del norte, a través de la redistribución de la riqueza, la cooperación y políticas encaminadas a la generación de empleo de calidad.

Pero para ello, es necesario poner en marcha un proceso constituyente que tenga como resultado una Unión Europea construida por y para la gente. La actual UE es irreformable ya que ha sido construida por y para las élites bajo un sistema altamente burocratizado y alejado de la ciudadanía.

Una UE social y democrática es la mejor vía para someter a la economía globalizada y poner en primer plano los intereses de las personas frente a los poderes económicos. Las grandes empresas transnacionales están organizadas más allá de las fronteras estatales y los y las trabajadoras tenemos también que organizarnos. Eso sí, necesitamos una Unión Europea de las y los trabajadores unidos y no una Unión Europea al servicio de los especuladores.

Vuestra compleja relación con el PSOE. Tú mismo has dicho que el PSOE, al igual que el PP representa los intereses de la Troika. ¿Gobernáis en Andalucía junto a la Troika?
El PSOE no es lo mismo que el PP pero sí que hacen lo mismo, tanto cuando gobiernan juntos, como en el caso de la UE y de 10 países, o cuando lo hace en solitario, como en Francia o España.

El caso de Francia es fiel reflejo de la traición de la socialdemocracia al electorado de izquierda. Durante la campaña para las presidenciales Hollande se comprometió a rechazar en el Consejo Europeo el Tratado de Estabilidad y Gobernanza pero cuando este llegó a la Asamblea francesa los diputados socialdemócratas votaron a favor. De igual manera, el nuevo Primer Ministro, Manuel Vals, acaba de anunciar una serie de recortes similares a los aplicados por el Gobierno de Rajoy basados en la congelación de salarios y la reducción del gasto público.

Por eso, reitero que Elena Valenciano, los socialdemócratas, y Arias Cañete, los conservadores, son los candidatos de la Troika en España de cara a las elecciones europeas del próximo 25 de mayo.

Desde Izquierda Unida hemos asumido responsabilidades de gobierno en Andalucía con un programa de medidas específicas previamente acordadas para defender de la mayoría social. Aun así sabíamos y sabemos que el gobierno de Andalucía en su conjunto dista mucho de ser el Gobierno de Izquierda transformadora que defendemos, pero es innegable que, gracias a la contribución de IU, Andalucía cuenta hoy con un gobierno de resistencia al ataque neoliberal que sufrimos, como lo demuestra que la ley de la vivienda haya sido recurrida ante el Constitucional por el Gobierno de Rajoy.

Además, en las áreas donde hemos asumido responsabilidades directas de gobierno, como es el caso de la Consejería de Fomento y Vivienda, hemos demostrado que Izquierda Unida, en las calles y en las instituciones, está al lado de la gente y enfrentada frontalmente a la Troika y sus políticas.

Sé que no vais a hablar mal de las nuevas alternativas surgidas a vuestro alrededor (Podemos, Partido X, Equo…), muchas de ellas construidas por ex de IU. No me hables mal, pero dime alguna buena propuesta que creas que aportan.
A nosotros nos preocupan las fuerzas que actualmente están imponiendo la agenda de recortes, las fuerzas que conforman el consenso bipartidista.

De las otras fuerzas, desde el respeto preferimos no opinar.

¿Por qué no lleváis en vuestro programa el voto ciudadano permanente (que los ciudadanos tengan una herramienta para el voto electrónico durante toda la legislatura)?
Establecer mecanismos de participación a todos los niveles de la esfera pública, que garanticen el desarrollo de la participación como un derecho y potenciar asimismo la organización de la llamada sociedad civil es parte del ADN de Izquierda Unida desde su nacimiento.
Para reforzar esta apuesta, no hace mucho presentamos nuestra campaña por una “revolución democrática y social” en la que planteamos la necesidad de adoptar medidas que persigan la radicalidad democrática, transformando las instituciones y promoviendo la politización de la ciudadanía, su participación efectiva en las instituciones y en el control de la acción de gobierno.

Entre las figuras de democracia participativa que planteamos está la del revocatorio, que permitiría a los ciudadanos y ciudadanas retirar su confianza en el representante a lo largo del mandato, sin necesidad de esperar a unas nuevas elecciones, de tal forma que si éste se desvía de la defensa de los intereses por los cuales fue elegido pueda ser apartado del cargo público.

Igualmente, apostamos decididamente por la transparencia y la rendición permanente de cuentas que obligaría a todos los cargos públicos a someter sus actividades a un examen constante. Además, defendemos que las decisiones más transcendentales sean obligatoriamente sometidas a referéndums vinculantes y que la ciudadanía tenga la capacidad de, con unos requisitos reducidos y facilitando la tramitación, obligar al Gobierno a convocar referéndums y llevar a cabo Iniciativas Legislativas Populares.

 ¿Qué hay en juego para los ciudadanos en estas elecciones europeas? Independientemente de los resultados que obtenga Izquierda Unida, ¿qué sería un éxito, como para salir a la calle a celebrar? ¿Eres optimista?
Es necesario que los ciudadanos entiendan que, si no van a votar, todo seguirá como hasta ahora: el bipartidismo se repartirá el poder, se seguirá excluyendo a la ciudadanía de la toma de decisiones y seguirán las políticas diseñadas para conseguir lo que en estos días anuncian los periódicos: que el beneficio de las grandes riquezas siga aumentando, al igual que la desigualdad, sin importar que no se cree empleo y que se hayan dejado por el camino los derechos de las personas y su felicidad.

Los gobiernos socialdemócratas y conservadores, títeres de las grandes bancas, de las empresas de comunicación, de las transnacionales europeas, con las políticas de austericido, privatizaciones y recortes de derechos, están poniendo en riesgo la vida misma de las personas que más están siendo castigadas por el sistema capitalista: trabajadores, pensionistas, desahuciados, inmigrantes, jóvenes…

Y ante esto, el refuerzo de la Izquierda Europea supone el empoderamiento directo de la gente y la posibilidad de encontrar en la política el contrapeso necesario al poder económico y la desregulación actual.

Por tanto, en estas elecciones la ciudadanía se juega mucho, se juega la posibilidad de revertir Europa, de tener una vida digna, que pasa por empleos de calidad y servicios públicos que cubran sus demandas y necesidades en pleno siglo XXI.

¿Qué hereda Izquierda Unida del 15-M?
Izquierda Unida estuvo y está presente en buena parte de las acciones e importante trabajo que ha llevado a cabo todo lo que rodea al 15M. Y lo ha hecho con la participación convencida, respetuosa y activa de miles de sus militantes.

La necesidad de recuperar los espacios públicos para la ciudadanía, la exigencia de una ley electoral justa, de una democracia real, entendiendo por real una democracia participativa y respetuosa de los derechos y libertades políticas, el empoderamiento de lo que se denomina sociedad civil son algunas de las aportaciones y propuestas relevantes que el 15M hace a la cultura política de este país y que Izquierda Unida lleva en su programa.

Ir a votar el próximo 25 de mayo es una parte muy importante de este proceso de empoderamiento como continuación de las movilizaciones, mareas, ocupaciones de plazas, huelgas que han inundado todo el territorio español los últimos años.

 Conocemos la indignación y exigencia de cambio con el que acude IU a las elecciones. ¿Cuál es la parte de política creativa, qué traéis de nuevo para intentar acercarnos a un sistema de democracia real?
A todo el proceso que explicaba de “revolución democrática y social” hay que unir la apuesta de Izquierda Unida por un proceso constituyente que permita a la gente construir un nuevo modelo de integración regional.

El futuro de Europa pasa porque haya futuro para la gente, para los trabajadores y trabajadoras, para la mayoría social. Pasa porque la UE se ponga realmente a trabajar por conseguir que se generen empleos de calidad y con salarios dignos.

Y todo esto, indudablemente, pasa por la construcción de una nueva Europa, realmente democrática, que asuma, de una vez por todas, la necesidad de que exista un verdadero Gobierno Europeo con una arquitectura radicalmente distinta a la actual.

¿Cuál es el presupuesto económico de IU para esta campaña electoral? ¿De dónde proviene?
El Presupuesto previsto para esta campaña es de 3.993.268 euros. De esta cantidad, la tres cuartas partes, va destinada al ‘mailing’ electoral, es decir, al envío de sobres y papeletas directamente a sus casas a los ciudadanos. Tenemos que hacerlo para no estar aquí también en inferioridad de condiciones a otras candidaturas, como las de PP y PSE, o la de las formaciones nacionalistas en su territorios. Además de copar los medios de comunicación públicos y privados, gastan grandes cantidades en publicidad pagada en medios privados, algo a lo que desde IU no estamos dispuestos. Por eso el envío del mailing es fundamental.

Nuestra formación lleva reivindicando desde hace varias décadas, y ha presentado iniciativas parlamentarias al respecto, que haya un único mailing electoral a cargo del Estado con todas las candidaturas. Esto ahorraría una parte muy importante del gasto público que se destina a sufragar cualquier tipo de comicio electoral, posiblemente cerca del 40%, ya que luego el Estado debe devolver a cada formación que logra representación su inversión en este concepto.

No hay ni una sola mujer cabeza de lista entre las opciones IU, Primavera Europea, Podemos, Partido X. ¿Es una curiosidad estadística o en el ámbito de los partidos de izquierda hay algún problema que hay que revisar?
La candidatura de la Izquierda Plural cuenta con más mujeres que hombres. No solo es cremallera, sino que además, de los seis primeros puestos, cuatro son de mujeres.

Pero más importante que esto es que Izquierda Unida asume el feminismo como una lucha transversal en todas las políticas y propuestas que plantea, en su día a día. Es una lucha principal, y más en el contexto actual, en el que la alianza entre capitalismo y patriarcado se está renovando y reforzando.

El feminismo es nuestra apuesta política porque desde el feminismo se pone en cuestión que sigan mandando los que siempre lo han hecho. Desde el feminismo se hace visible aquello que pretenden ocultar y ponemos en el centro las necesidades de las personas.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Gerardo Tecé

Gerardo Tecé

Modelo y actriz. Escribe, pinta y colorea cosas en sitios desde que tiene uso de Internet. También en Carne Cruda, Vice, CTXT, 20 Minutos y Atresmedia, entre otros.

1 comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.