lamarea.com

lunes 22 octubre 2018

Opinión

Sin noticias de la Fundación Ángel González

Ocho años después de la muerte del poeta ovetense, nada se sabe de la esperada Fundación

<em>Sin noticias de la Fundación Ángel González</em>
Ángel González en una imagen de archivo.

Hace ya más de seis años que falleció Ángel González, el poeta asturiano posiblemente más valorado de la literatura española. Quizá en esa región no se haya dado otro que mejor y más hondamente haya trabajado el verso. Fue además un hombre bueno, en el mejor sentido de la palabra machadiana, tan admirada por González que le dedicó un perspicaz y sabio estudio, para mí uno de los más lúcidos escritos sobre una obra poética.

Se nos fue en el invierno de 2008 y lloramos su ausencia, tanto quienes lo conocimos -aunque fuera muy poco nuestro trato- como quienes lo seguimos y seguiremos leyendo con la emoción que transmiten sus palabras. Siempre lamentaré no haber tenido la oportunidad de ser amigo de Ángel, pues quienes le siguen recordando al calor de ese vínculo coinciden en apreciar su profundo y limpio sentido de la amistad, algo que siempre honra a la persona.

Por lo que fue para quienes le conocieron como ser humano y por lo que es y seguirá siendo para la historia de la poesía en lengua española, me parece auténticamente deplorable que el gobierno del Principado no colaborase ni colabore para que, al día de hoy, la Fundación que iba a llevar el nombre del poeta y administraría su legado no solo no sea una realidad, sino que probablemente no lo vaya a ser nunca en su tierra.

En opinión de la viuda del poeta, Susana Rivera, fueron Joaquín Sabina y Luis García Montero los que convencieron a Ángel González para crear una entidad de ese tipo que según ellos contaría con el respaldo del gobierno regional. Ese respaldo no pasó -en versión de Rivera- de unas pocas estanterías, un pequeño despacho en el Archivo Histórico y un premio de poesía dotado con 15.000 euros que jamás se convocó. A la falta de apoyo por parte de la administración se unieron las desavenencias entre los tres patronos dimitidos (García Montero, Antonio Masip y Manuel Lombardero) y la propia Susana Rivera, su presidenta nominal, que no compartía el mismo criterio que los primeros en cuanto a la organización de la Fundación, a la que se añadiría como anexo la importante biblioteca de poesía hispánica de Lombardero.

La viuda del poeta mantiene sus requisitos para que esa Fundación sea posible, con el consiguiente respaldo institucional que nunca ha recibido, pese a intentarlo con insistencia: que sea una auténtica fundación jurídicamente garantizada, con solvencia económica durante 25 años, y que se configure como una entidad modélica con una variedad permanente y estable de actividades, programas y publicaciones. Ha de contar, también, con total transparencia económica y con la obligación de que si no se cumplen los convenios establecidos, todo el legado revierta nuevamente en Susana Rivera como única y legítima heredera.

Actualmente, la Universidad de Oviedo alberga una magnífica Cátedra Ángel González dedicada estudio de la poesía y la obra del poeta, pero sería muy de lamentar que todo su legado no pudiera ser acogido en Asturias porque nadie desde el gobierno regional tenga intención de incorporarlo a una entidad que mantenga la significación de su memoria y obra, e impulse una nueva y activa veta en la vida cultural de la región. Muy amante de la música, que no pudo llegar a estudiar porque no tuvo posibilidades económicas para ello, a Ángel González sí le hubiera gustado que -como proyectaba su viuda para esa malograda Fundación- un aula de música impartiera cursos de esa materia para niños desfavorecidos.

¿Acabará el legado del poeta ovetense en la Universidad de Nuevo México, de la que Susana Rivera es profesora de Literatura, porque nadie en la administración regional se ha interesado por acogerlo en Asturias? “Para nosotros, defender y difundir la cultura es una misma cosa: aumentar en el mundo el humano tesoro de conciencia vigilante”, escribió Antonio Machado. Esa Fundación debería basarse en ese fundamento, empezando por su organización y gestión, para que Ángel González el bueno la aprobase. Ni el caciquismo cultural, ni los afanes de protagonismo, ni otros intereses bastardos deberían primar a la hora de hacer posible eseproyecto. De cuanto hubo de eso quizá tengamos pronto noticia gracias al libro que prepara Susana Rivera, en el que hará frente a las difamaciones que sobre su posturapropagaron algunos de los que fueron amigos del poeta y estaban implicados en la Fundación.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Félix Población

Félix Población

1 comentario

  1. Ali
    Ali 20/05/2014, 14:00

    eS MUY LAMENTABLE QUE GENTE COMO GARCÍA MONTERO HAYA ESCRITO UNA SUPUESTA NOVELA INCUMPLIENDO LA PROMESA HECHA AL POETA DE QUE EL LIBRO IBA A FIGURAR COMO SUS MEMORIAS DE NIÑEZ. ES MUY LAMENTABLE QUE ASTURIAS NO DEDIQUE AL POETA GONZÁLEZ TODO LO QUE ESTE MERECE EN UNA TIERRA A LA QUE QUISO MUCHO.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".