lamarea.com

domingo 19 agosto 2018

Sociedad

Nuevas armas sustituyen a las balas de goma en Cataluña a partir de hoy

Paralelamente, se abren muchos interrogantes ante la adquisición del nuevo armamento que las sustituirá: cañones de sonido, proyectiles viscoelásticos y botes de humo.

01 mayo 2014
11:26
Compartir
Nuevas armas sustituyen a las balas de goma en Cataluña a partir de hoy
Uno de los dos cañones de sonido adquiridos por el Departamento de Interior por 10.000 euros. ROBERT BONET

JESÚS RODRÍGUEZ // Victoria agridulce de las víctimas y los movimientos sociales de Cataluña. A partir de este 30 de abril, las balas de caucho disparadas con escopetas Franchi, Benelli o Remington han desaparecido del arsenal de armas de los Mosos d’Esquadra. La resolución aprobada por el Parlament de Cataluña el 18 de diciembre de 2013 con los votos favorables de CiU, ERC i Ciuatadans, que contó con el apoyo parcial del PSC, ICV-EUiA y CUP-AE -con la oposición frontal del PP-, habla literalmente de “prohibición” de este proyectil, que viaja a 720 km/h y que ha dejado una decena de personas tuertas desde el año 1990 en Cataluña. Las asociaciones Stop Bales de Goma y Ojo con tu ojo señalan que la prohibición es un paso positivo, pero insuficiente.

Tal y como han advertido en numerosas ocasiones el conseller Ramon Espadaler y el director general de la Policía Manel Prat, desde este 1 de mayo los efectivos antidisturbios usarán “nuevas herramientas robustas” en sustitución de las balas de goma. Gases lacrimógenos, proyectiles viscoelásticos, cañones de sonido o mangueras de agua estaban en la lista de las opciones del Departamento de Interior.

El día en que la comisión parlamentaria creada ad hoc para estudiar el uso de las balas de goma aprobó las conclusiones encaminadas a prohibirlas, Ester Quintana ya alertó de que las mangueras de agua y los proyectiles viscoelásticos pueden ser tan lesivos o más que las balas de goma y que estos metodos nunca serán avalados por ella o por la entidad Ojo con tu ojo. Stop Bales de Goma comparte esta postura y denuncia que, durante todo el proceso de prohibición de las balas de goma, se ha usado a las víctimas y se ha creado una cortina de humo para evitar responsabilidades políticas. Ni el conseller de Interior Felip Puig ni el director de los Mossos Manel Prat presentaron su dimisión. Tampoco ha habido consecuencias para Joan Saura o Joan Boada, dirigentes de ICV que comandaban Interior cuando Nicola Tanno, Òscar Alpuente y Jordi Naval perdieron un ojo.

Camiones de agua descartados

Tres altos responsables de los Mossos d’Esquadra, entre los cuales estaba el comisario Joan Miquel Capell, viajaron a Alemania en agosto de 2011 en una misión encomendada por Felip Puig con el objetivo de encontrar herramientas que sustituyesen a las balas de goma.

Coincidencia o no, el mismo día que los Mossos dejarán de usar las balas de goma, este 1 de mayo, el comisario Capell abandonará el cuerpo policial después de 32 años de servició y pasará a ocupar el cargo de jefe de políticas de seguridad de la Diputación de Barcelona.

Durante aquel viaje, también se estudió la posibilidad de desplegar cañones de agua para gestionar el orden público en Cataluña, pero la conclusión fue negativa. La Generalitat no tiene suficiente presupuesto para comprar vehículos Mercedes-Nemz 3341 equipados con el Water Canon 10000 y valorados en 900.000 euros. La rehabilitación del camión Mercedes-Benz Unimog 1700, que está en manos de los Mossos d’Esquadra desde el año 1994, tampoco ha sido fructífera, debido a su tecnología de propulsión de agua, precaria y desfasada. Finalmente no se usará, pese a que Manel Prat lo anunció el 12 de junio de 2013.

Proyectiles viscoelásticos

A pesar de la evidencia de su lesividad, que se demostró el 27 de mayo durante el intento de desalojo de la acampada indignada de la plaza Cataluña de Barcelona con el impacto en la oreja que sufrió el antropólogo Joan Roure, el conseller Espadaler ha ordenado la compra de 110 subfusiles lanzadores de proyectiles viscoelásticos. Será la herramienta básica que sustituirá a las balas de goma. Este tipo de proyectiles tiene una escala de seis niveles de dureza y lesividad -se puede apreciar en función del color de la punta del proyectil, el amarillo es el menos lesivo; el negro el que más- y se disparan con escopetas GL-06 de fabricación suiza. Cada una de estas armas -incluyendo el visor, la correa y la funda- ha supuesto un desembolso de 1.700 euros de las arcas públicas y ya se encuentran almacenadas en la cámara acorazada de la armería del edificio Egara de Sabadell, donde está la sede central de los antidisturbios.

Los gases lacrimógenos también formarán parte del equipamiento básico de la nueva etapa de la Brigada Móvil. Todos los furgones estarán dotados con máscaras antigás y botes de humo. Hay que recordar que sólo los han utilizado en una ocasión, la tarde de la huelga general del 29 de marzo del año 2012 en la plaza de Cataluña de Barcelona. A raíz de aquel episodio, muchos viandantes denunciaron que habían padecido asfixia mientras caminaban por el paseo de Gracia.

Cañones de sonido y microondas

La otra adquisición del Departamento de Interior, a día de hoy, es una pareja de altavoces LRAD (Dispositivo Acústico de Largo Alcance, en sus siglas en inglés) de fabricación norteamericana, que emite un sonido estridente de hasta 137 decibelios y tiene un alcance de 700 metros. Cada uno de ellos vale 10.224 euros. Se trata del modelo más modesto que comercializa esta empresa; el más potente de la gama llega a 162 decibelios y tiene un alcance de nueve kilómetros. Uno de los altavoces adquiridos por Interior es portátil y, mediante unas correas, se puede llevar como si fuera una mochila; el otro se fijará en el techo de una de las furgonetas. El ruido que emiten es tan molesto que los manifestantes tienen que abandonar la calle después de unos segundos de exposición.

Otra opción estudiada, pero descartada por Interior, son los cañones de microondas, que se encuentran en fase de experimentación en los EEUU. Es un prototipo encargado por la infantería de marina del ejército norteameticano denominado ADS (Sistema de Negación Activa, en sus siglas en inglés) y desarrollado por la empresa Directorado Conjunto de Armas No Letales. Una potente antena ubicada sobre un camión de antidisturbios emite una onda de microondas que, literalmente, quema la piel de los manifestantes. Dos de las 10.000 personas que participaron en la prueba piloto que se hizo en un campo de entrenamiento militar sufrieron quemaduras de segundo grado, pese a que sólo se activó durante tres segundos. Las radiaciones de microondas pueden ocasionar lesiones en el cerebro e incrementan la posibilidad de desarrollar células cancerígenas.

[Artículo publicado en La Directa]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Directa

La Directa

1 comentario

  1. anonimo
    anonimo 01/09/2014, 23:13

    Ya no es válido el cañón acústico con tecnología, LRAD, puedes comprobarlo en:
    http://es.engadget.com/2009/08/28/el-canon-acustico-lrad-derrotado-por-un-casco-de-moto-forrado/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última hora

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Tus artículos

Quorum global, en busca de un diccionario de retos comunes

Con motivo de la celebración del encuentro de Quorum Global en Málaga en octubre, publicamos una serie de artículos. Hoy escribe Ruth de Frutos

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.