lamarea.com

domingo 20 mayo 2018

Internacional

Los desahucios, la principal preocupación de los ecuatorianos en España

Crónica de la visita de la pasada semana del presidente de Ecuador, Rafael Correa a Madrid

28 abril 2014
14:04
Compartir
Los desahucios, la principal preocupación de los ecuatorianos en España
Rafael Correa, presidente de Ecuador en su visita a Madrid. PRE

MADRID// “Los desahucios no tienen ningún sentido, a no ser que la economía esté pensada para favorecer al capital financiero y no a las personas”, dijo el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en el encuentro con la comunidad ecuatoriana residente en Madrid en la noche del pasado jueves. Fue una de las muchas referencias que se hicieron respecto a esta situación a lo largo del acto. “Cuando había dinero, los banqueros buscaban a los ciudadanos para ofrecerles casas, créditos con las que poder pagarlas y 50.000 euros más para que se compraran un coche, de paso”, denunció Correa. “Pero cuando llegó esta crisis, de la que la gente no es culpable, no solo les quitaron sus casas sino que les mantuvieron la deuda. Como ya dijo el escritor estadounidense Mark Twain, un banquero es el que te ofrece un paraguas cuando hay sol y te lo quita cuando llueve”.

Precisamente la lluvia y el consecuente tráfico que generó, provocaron que la comparecencia de Rafael Correa comenzara alrededor de una hora y media más tarde de lo previsto. Mientras tanto, en el escenario del Palacio de Vistalegre, diferentes cantantes, bandas de música y baile floklórico amenizaban la espera. “El presidente viene para rendir cuentas de las cosas que se están haciendo en el país, para hablarnos de cómo ayudar a los ecuatorianos que tienen problemas con los desahucios y para pedirnos que regresemos ahora que Ecuador está mejor”, explicaba Freddy Patricio Rojas, un ecuatoriano residente en Valencia que había viajado a Madrid para poder ver en directo a Rafael Correa. “Yo llegué a España en 1999, después de que se dolarizara nuestra economía, que, junto con la corrupción, fue lo que nos llevó definitivamente a la ruina. Es lo mismo que le ha pasado a España: la corrupción y la entrada del euro están hundiendo el país”, afirmó.

Eran cerca de las 21.00 horas cuando los presentadores del acto anunciaron que Correa estaba entrando en el edificio. Mientras sonaba el himno de Ecuador, la pantalla gigante ofrecía las imágenes del presidente saludando a quienes lo esperaban en la puerta y avanzando a duras penas entre vítores, besos y abrazos de los ecuatorianos que habían ido a escucharlo, en una puesta en escena que recordaba mucho a las de los candidatos estadounidenses a la presidencia en campaña electoral o a la de la entrada de las estrellas de Hollywood a la gala de los Óscar. Antes de que subiera al escenario, fueron el embajador de Ecuador en España, Miguel Calahorrano, y el ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Ricardo Patiño, los encargados de darle la bienvenida y pronunciar el discurso introductorio respectivamente.

Patiño quiso dar, en primer lugar, un breve repaso por lo que habían estado haciendo tanto él como Rafael Correa a lo largo del jueves. “Esta mañana nos hemos reunido con Mariano Rajoy, quien nos ha asegurado que, afortunadamente, España comienza a recuperarse”. Un comentario que suscitó una oleada de abucheos y que provocó que el ministro de Relaciones Exteriores, con una sonrisa, respondiera: “Parece que no se lo creen demasiado. Nosotros confiamos en que sea así y nuestra querida España empiece ya a mejorar”. Aunque el asunto en el que quiso centrarse Ricardo Patiño, tal y como ya había advertido Freddy Patricio Rojas, fueron los desahucios. “Hace ya dos años que tenemos trabajando en España a un equipo de abogados para ayudar a nuestros compatriotas a solucionar este problema”, contó. “Y está funcionando. Solamente en los últimos tres meses hemos conseguido 45 daciones en pago y otras 40 soluciones alternativas como refinanciación de la deuda, quitas o carencias. Y yo, mañana (por este viernes), voy a reunirme personalmente con ellos para estudiar nuevas acciones con las que tratar de mejorar la ayuda a los compañeros que tengan problemas”, sentenció.

Nuevo objetivo: la educación

A pesar de no haber regresado a su país desde que llegó a España, en 1999,“porque ya nos acostumbramos a la vida aquí”, Freddy Patricio Rojas explicó que gracias a su hijo mayor, que vive en Quito, y a los amigos que aún tiene en Ecuador, está al tanto de los cambios que se están produciendo en el país. “Lo primero que hizo el presidente fue acabar con la corrupción y defender que nuestros recursos sirvieran para dar de comer a nuestra gente y no a las empresas extranjeras, como venía sucediendo hasta entonces. En lugar de ocuparse de los que ya tienen, se preocupó por los pobres. Ha sido él quien ha llevado la electricidad a los pueblos más retirados, también les ha llevado el tren, que no tenían, y se está esforzando mucho por que todos puedan tener una educación”.

Y fue justamente la formación el asunto con el que Rafael Correa quiso comenzar su exposición. Primero recordó que su viaje a España respondía a motivos “casi personales” dado que había viajado a Barcelona para ser investido doctor Honoris Causa por la Universidad de Barcelona el día de San Jordi. “El doctorado me lo han dado más que por cómo va la economía en Ecuador, que también, por la revolución educativa que estamos llevando a cabo en el país”, aseveró. “Hemos repartido más de 8.000 becas para que nuestros jóvenes estudien en las mejores universidades del mundo y estamos haciendo una firme apuesta por la investigación, la ciencia y la tecnología”, dijo.

Una apuesta que, según el presidente ecuatoriano, se plasma en la creación de la Universidad Tecnológica Experimental Yachay, que promete ser el mayor núcleo de investigación del país, y cuyo recién nombrado rector para los próximos cinco años es el catalán Fernando Albericio, doctor en Química Orgánica. “El primer paso en la lucha política para el desarrollo de un país es cambiar las relaciones de poder”, afirmó Correa. “Y es un paso necesario, pero no suficiente. Ahora tenemos que avanzar hacia una buena formación y educación de los ecuatorianos”, dijo el presidente para concluir. Una intervención corta, de aproximadamente media hora, durante la que no se hizo ninguna referencia al problema que parece haber surgido en Ecuador respecto a la inminente explotación del Parque Nacional de Yasuní, y donde anunció que sus próximos pasos en Europa antes de regresar a Ecuador serán ir a Nápoles, donde reside la mayor comunidad de ecuatorianos en Italia, y asistir en Roma a la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II el próximo domingo.

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Maria Cappa

Maria Cappa

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.