lamarea.com

lunes 21 enero 2019

Tus artículos

Disputar las palabras, ganar el sentido común

Una de las batallas más cruciales a librar durante la crisis es la que tiene lugar por el control del lenguaje

10 abril 2014
10:54
Compartir

Elies Boscà Monzó // Conscientes de la ventana de oportunidad que supone la crisis y encontrándonos en ese estado de cosas en el cuál lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer, una de las batallas más cruciales a librar es la que tiene lugar por el control del lenguaje.

Repetir hasta la saciedad que no existe alternativa, hacernos creer que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, defender que el Estado de Bienestar es insostenible, etc. no son más que algunos ejemplos de frases hechas que desde algunos estamentos se nos lanzan cada cierto tiempo con el objetivo de que acaben normalizándose y produciendo una generalización de responsabilidades que dificulte una comprensión clara de los hechos y el surgimiento de propuestas alternativas.

Los que percibimos este período como algo más que un bache pasajero y creemos que su salida tiene que pasar por un empoderamiento de las clases populares en todos los ámbitos, tenemos que esforzarnos por combatir aquellos marcos interpretativos que nos perjudiquen ideológicamente, es decir, desenmascarar determinados discursos que se nos presentan como técnicos y neutros pero que esconden un conjunto de valores e intenciones importante.

Vislumbrar aquellas estrategias lingüísticas dirigidas a fomentar entre nosotros la aceptación y pasividad frente a las medidas regresivas y de empobrecimiento que estamos sufriendo será el primer paso para poder articular un discurso propio que contraponga realidades y ayude a construir otra visión de la realidad.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Carta a la redacción

Carta a la redacción

1 comentario

  1. montse*
    montse* 11/05/2014, 17:36

    Totalment d’acord!
    Cambiar el lenguaje pasa por cambiar
    la visión del mundo. Por algo habrá quw empezar. Por dónde empiezas tú?

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM67 – Enero 2019

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

No hay 400.000 fascistas en Andalucía, pero sí tenemos problemas

Tras la irrupción de Vox en Andalucía: "Aún podemos ganar, y debemos hacer lo necesario para lograrlo: esto incluye analizar correctamente la situación", argumenta David Karvala.

Los socios/as escriben

Por qué no soy comunista

"Me refiero al comunismo que tiene su origen en la filosofía de Marx y que Lenin materializo con la revolución rusa", explica el autor.