lamarea.com

domingo 21 octubre 2018

Internacional

El niño que vagaba solo

Este lunes se cumplen veinte años desde que estallaron violentamente los viejos odios tribales entre hutus y tutsis en Ruanda. El genocidio acabó con la vida de 800.000 personas en cien días

<em>El niño que vagaba solo</em>
Un soldado francés, que forma parte de la fuerza internacional de apoyo a los refugiados, ajusta el alambre de púas que rodea el aeropuerto de Ruanda. US ARMY

Alex Mutimukunda tenía seis años cuando empezó a comprobar que sus vecinos de Gitarama se habían vuelto locos. Sus padres –tutsis ambos- se separaron aquella noche del 6 de abril de 1994 en cuanto la Radio Mil Colinas comenzó a esparcir el odio por las ondas. Se repartieron los hijos. A Alex le tocó huir con su padre.

Un día, el padre le dijo: “Hijo, si me descubren contigo, también te matarán. Es mejor que nos separemos y, si todo va bien, cuando acabe todo esto nos volveremos a abrazar”. Alex, sin apenas levantar el metro y poco, vagabundeó solo por las mil colinas durante los cien días en que el diablo anduvo suelto por Ruanda. Cuando relata esos cien días su mirada se nos hace esquiva. Parece que, en medio del relato, él mismo se transporta a aquel tiempo. “Salía a buscar comida las noches que llovía. Abril es época de lluvias aquí en Ruanda y cuando llovía no venían a matarnos. Si veía una patata, me la comía. Inmediatamente, sin cocinar. Y seguía huyendo”.

Alex superó la prueba. Imagino que tras la fragilidad de su mirada hay un tipo fuerte. Se lo pregunto. Baja los ojos y comenta: “No creo que yo sea más fuerte por lo que me pasó. Siempre pierdes más de lo que ganas cuando te enfrentas a una situación como esa”.

Cuando todo terminó, cuando los asesinos interhamwe corrieron en retirada hacia el antiguo Zaire, Alex se reunió con otro hermano superviviente. Crecieron con unos tíos. Hoy es un joven espigado y hábil para los negocios. Cree con firmeza que el futuro de Ruanda pasa por sus poco explotados recursos turísticos.

Años más tarde, Alex conoció a los asesinos de su padre. Fue en un acto público de reconocimiento de culpa por parte de los genocidas. Relataron cómo arrojaron su cuerpo al río Navarongo. Él asegura que se quedó en paz, aunque en el momento de esa confesión también su mirada nos resulta esquiva.

José Antonio Guardiola es el director del programa En Portada de RTVE.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

José Antonio Guardiola

José Antonio Guardiola

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".