lamarea.com

domingo 27 mayo 2018

Sociedad

El Tribunal Supremo declara improcedente el ERE de Telemadrid

El Alto Tribunal confirma que los 829 despidos en la cadena pública madrileña no se ajustaron a derecho. En caso de haber declarado nulo el procedimiento, la Comunidad ya había anunciado que echaría el cierre

26 marzo 2014
06:00
Compartir
El Tribunal Supremo declara improcedente el ERE de Telemadrid
Un total de 861 trabajadores fueron despedidos con el ERE de Telemadrid. FERNANDO SÁNCHEZ

MADRID // El Tribunal Supremo ha rechazado los recursos presentados contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que en mayo del año pasado declaró “improcedentes” los despidos del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Telemadrid, y ha confirmado que el proceso impulsado por la Comunidad de Madrid no se ajusta a derecho.

Al confirmar la sentencia del TSJM, el Alto Tribunal califica de “improcedentes” los 829 despidos que tuvieron lugar en enero del año pasado. En este caso, las indemnizaciones deberán pasar, de 20 días por año trabajado, a 45 días. Según cálculos de los sindicatos, esta decisión le supondrá a las arcas de la Comunidad de Madrid pagar entre 38 y 40 millones más en indemnizaciones.

La opción deseada por el Comité de Empresa era que el Supremo declarase nulo el ERE, anulase los despidos y obligase al ente autonómico a readmitir a los trabajadores. Esta decisión, sin embargo, podría haber supuesto a la postre el cierre de la televisión, puesto que en febrero de 2013, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aseguró que, de darse este caso, no tendría otra opción que cerrar la televisión autonómica. A preguntas de los periodistas sobre si esa era su intención, no titubeó: “No es una intención, es una decisión”, remarcó.

Ángel García, representante de UGT en Telemadrid, critica la actitud de González y su “curioso sentido de las instituciones y de la separación de poderes, cuando lo que tiene que hacer es aceptar la resolución judicial sea la que sea”.

Para García, el ERE “no tiene justificación económica” y lo vincula a “una vendetta contra la plantilla que ha sido beligerante contra la manipulación y para que el trabajo que antes hacía Telemadrid lo hagan empresas externas”. En este sentido, recuerda que el Comité de Empresa “ofreció una baja del sueldo de hasta el 50%”, entre otras medidas para buscar “la sostenibilidad de la empresa”.

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible el proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

1 comentario

  1. Uno de Madrid
    Uno de Madrid 26/03/2014, 13:16

    Que la cierren ya por favor. Ver la cara de esos babosos y babosas dando noticias manipuladas, pagados con nuestro dinero, me repugna. Y muchos de esos periodistas indecentes de ahora, no tienen el puestecito asegurado en las tdt ultras. No hay pan para tanto chorizo (y pelota).

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

El último doctorado

"Esta es, por fin, mi última tesis doctoral. Tras 40 años trabajando como investigador, tengo mucho que agradecer y una buena pila de historias que compartir. Para los jóvenes de hoy, valgan estas líneas como excursión a un pasado remoto", escribe Àlex Gaita en esta serie de.ficción

El famoso chalet

"Podemos ya había dado un giro bastante difícil de explicar. Había pasado en unos pocos meses del discurso radical empleado a uno mucho más moderado, claramente posibilista."