lamarea.com

jueves 23 noviembre 2017

Sociedad

Miles de manifestantes llegan a Madrid para pedir “pan, techo y trabajo”

La protesta estará vigilada por 1.650 policías antidisturbios. Los organizadores de las marchas denuncian que la Guardia Civil está reteniendo “sistemáticamente” los autobuses que se aproximan a la capital.

22 marzo 2014
08:00
Compartir
Miles de manifestantes llegan a Madrid para pedir “pan, techo y trabajo”
Miembros de la columna del País Valenciano, a pocos kilómetros de entrar en Madrid. @MarinaAlbiol

Tras recorrer cientos de kilómetros, después de andar por autovías y caminos, de recibimientos populares en los pueblos y de protestas contra sus alcaldes y bancos, las Marchas de la Dignidad confluyen hoy en Madrid para comenzar su ciclo de movilizaciones. Las columnas procedentes de todos los lugares del país se reúnen hoy en Atocha a partir de las 15.00 horas, después de que hayan pasado veintiún días desde que partió desde Asturias la primera de ellas. La manifestación principal comenzará a las 17.00 horas bajo el lema de “pan, techo y trabajo” y finalizará en torno a las 19.00 en las inmediaciones de la Plaza de Colón, donde se realizará el acto central del día.

Los organizadores de las marchas han denunciado que la Guardia Civil está reteniendo “sistemáticamente” los autobuses que se aproximan a Madrid. Según han informado, se han parado ya un centenar de autobuses. A media mañana, afirman, había vehículos parados en 14 provincias. En la A-6 unos 30 autobuses han sufrido un parón de entre una y tres horas.

Algunos manifestantes han mostrado ya su intención de acampar después de que terminen las actividades aunque los organizadores de las marchas limitan su responsabilidad a los actos que se han comunicado a las autoridades. “Nosotros no controlamos a todo el mundo, si alguien se quiere quedar después corre por su cuenta“, explicó ayer José Luis Martínez, miembro de la coordinadora de Madrid, en la rueda de prensa que ofrecieron en el Ateneo de Madrid.

La manifestación estará vigilada por 1.650 policías antidisturbios pertenecientes a 33 grupos de las Unidades de Intervención Policial (UIP), un dispositivo que supera al de otras movilizaciones como la del 25-S o los sucesivos Rodea el Congreso. La organización de las marchas ha conformado un equipo de 30 abogados que estarán a disposición de los posibles detenidos en los actos que tendrán lugar tanto hoy, como mañana y el lunes. A diferencia de otras grandes movilizaciones como las antes descritas o las del 15-M, esta vez, en caso de incidencia, los organizadores instan a no dar nombres propios de los abogados sino remitir a Equipo Jurídico Marchas22M.

En el cortejo no sólo habrá policías, abogados y manifestantes, también estará presente una delegación de la Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), encargada de velar por el cumplimiento de los derechos de reunión y manifestación. Estos observadores internacionales también tendrán una reunión el próximo lunes para analizar y valorar el transcurso de la protesta.

La actividad de los participantes en las marchas comenzará mucho antes de que el final de la manifestación ponga el punto y seguido al primera día de movilizaciones. Ya desde las 09.00 horas, las columnas que proceden de Andalucía y las del País Valenciano y la Región Murciana reanudarán su caminar para llegar a Legazpi y Vallecas, respectivamente, y almorzar. La columna noroeste, procedente de Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla León, también será recibida con un almuerzo, en este caso organizado por la Red de Solidaridad Popular a las 14.00 horas en Plaza España, donde también se podrán disfrutar de actuaciones musicales.

También será a las 14.00 horas cuando parta de Lavapiés la llamada columna exterior, formada por personas que tuvieron que emigrar forzosamente y diferentes colectivos de otros países que se han sumado a las marchas. La Marea Granate, compuesta por los “exiliados económicos”, como se definen, también ha convocado movilizaciones en diferentes ciudades como Bruselas, Frankfurt o Londres.

El exilio, junto al paro y la precariedad, también está presente en el lema que encabezará el recibimiento joven de las marchas, formado por varios colectivos que se agrupan para la ocasión bajo el nombre de #JuventudDigna22M. Este grupo se reunirá a las 16.00 en la plaza del Museo Reina Sofía, y se unirá al cortejo por el derecho de los inmigrantes, para partir de allí hacia el inicio de la manifestación.

Las actividades de las marchas no terminarán en el acto central posterior a la manifestación. Mañana a partir de las 11.00 se celebrará en la Plaza de Colón una asamblea en la que los participantes buscarán dar continuidad a la puesta en común que se ha hecho para el 22-M. Las manifestaciones continuarán el lunes, una de ellas por la mañana frente al Banco de España y otra por la tarde, bajo el lema “No pagaremos su crisis”, frente a diversos ministerios.

Juan Antonio Cañero

Juan Antonio Cañero

8 comentarios

  1. Carmen
    Carmen 23/03/2014, 22:54

    http://marchasdeladignidad.org/22m-la-policia-acaba-violentamente-con-los-actos-de-las-marchas-de-la-dignidad/

    “Grupos muy violentos de personas” según Cristina Cifuentes. Correcto, pero que aclare que estas “personas” eran policias.
    Guerra de cifras: Más de dos millones según la organización de las Marchas,
    de 40.000 a 60.000 según los medios de comunicación. No de extrañar, tampoco se habían “enterado” hasta el sábado que todo el més de Marzo las carreteras y caminos de España estaban
    transitadas por cientos de caminantes. Según manifestaba la ciudadanía madrileña, desde las manifestaciones contra la invasión de Irak no se había visto tanta muchedumbre.

    Responder a este comentario
  2. Carmen
    Carmen 23/03/2014, 22:39

    Obrero fundición: O estas amargado o realmente eres un facha encubierto (como los infiltrados policiales).
    Por favor: no vayas contra el pueblo.
    Los funcionarios ni I.U. no son los responsables de esta calculada estafa llamada crisis.

    Responder a este comentario
  3. Obrero funcioción
    Obrero funcioción 23/03/2014, 06:07

    Qué cara d epobres y proletariaos tiene esta gente¿qué no? hipócritas funcionarios defendiendo su chollo y utilizando a ignorantes.

    Responder a este comentario
  4. Obrero fundición
    Obrero fundición 23/03/2014, 06:06

    Eso, a defender LO VUESTRO.¿A quién pretendéis engañar? la mayoría sois funcionarios, pequeñoburguesía que vive de los impuestos que pagamos los obreros y que estáis cabreados pors los recortes que os ha metido este gobierno de mierda, tan de mierda como todos los demás, incluído el que formaría ese partido de chalados llamado IU(al que la mayoría de vostros votaréis)

    Responder a este comentario
  5. tomas
    tomas 22/03/2014, 20:19

    Me lo he perdido (tengo el pie roto “el derecho” jajaja)
    Estoy con todos vosotros

    Responder a este comentario
  6. emilio
    emilio 22/03/2014, 19:25

    Que todo transcurra lo mas pacificamente, pero que le dems donde mas es duele.
    los español es tenemos dignidad y la vamos a exigir.
    Que se marchen todos estos chorizos y mafiosos y devuelban todo lo que han robado.

    Responder a este comentario
  7. jubilado
    jubilado 22/03/2014, 15:49

    La guardia civil reteniendo los autobuses antes de llegar a Madrid.
    ¡¡Estado policial y corrupto!!

    Responder a este comentario
  8. BEATRIZ
    BEATRIZ 22/03/2014, 13:28

    Bien, bien, bien.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones presidenciales en Chile: lo que está en juego

"En este momento ningún candidato puede sentirse realmente vencedor, por más que proclame lo contrario en su cierre de campaña". Manuel-Fabien Aliana analiza el panorama político de Chile a pocas horas de las elecciones presidenciales.

Los socios/as escriben

La gran guerra mundial

La guerra global de los ricos contra los pobres es silenciado y minimizada, sostiene el autor