lamarea.com

jueves 22 febrero 2018

Economía

Los pelotazos de Florentino Pérez

Florentino Pérez ha basado su política respecto al equipo de fútbol en fichar a grandes y costosas estrellas mediáticas sin que responda a ningún criterio deportivo claro.

09 marzo 2014
18:44
Compartir
Los pelotazos de Florentino Pérez
Florentino Pérez, en una imagen de archivo.

Quince socios del Real Madrid interpusieron el pasado 4 de marzo una demanda para solicitar la nulidad de los estatutos con los que Florentino Pérez modificó los requisitos para que un socio pudiera presentarse como candidato para presidir el club blanco. Por un lado, Pérez duplicó el número de años de antigüedad como socio que el candidato debía certificar, de modo que de 10 pasó a 20.

Por otro lado, la Ley del Deporte establece que los aspirantes a la presidencia de un club que no sea sociedad anónima deberán aportar un aval correspondiente al 15% del presupuesto del equipo. Pero, gracias a los cambios de Florentino Pérez, en el caso del Real Madrid, deberá garantizarse con “el patrimonio personal de los candidatos como única y exclusiva garantía”. Es decir que, quien quiera optar a la presidencia de este club, deberá disponer de 80 millones de euros en su cuenta corriente.

Por estos motivos, los quince socios demandantes alegaron que los nuevos requisitos introducidos en los estatutos “imponen unas condiciones para ser candidato en las elecciones a Junta Directiva que no respetan la igualdad de derechos de los socios del club“. Además de la invalidez de dicho documento, estos socios también solicitaron la nulidad del nombramiento de la actual Junta Directiva presidida por Florentino Pérez y la convocatoria de nuevas elecciones.

Florentino Pérez, cuyo nombre apareció en los papeles que sacó a la luz el ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, aterrizó por primera vez en el Real Madrid en el año 2000. Tal y como se publica en el dossier especial del número 14 de La Marea, desde entonces, su política respecto al equipo de fútbol se ha basado en fichar a grandes y costosas estrellas mediáticas sin que haya obtenido los resultados deportivos esperados. El primero de los galácticos que contrató fue David Beckham, que pudo pagarse gracias a la recalificación de los terrenos en los que se asentaba la histórica ciudad deportiva del club.

Situada al norte de Madrid, en la Plaza de Castilla, tiene una superficie de 150.000 metros cuadrados. El mismo año 2000, el Ayuntamiento de Madrid la recalificó para convertirla en edificable. En muy edificable ya que, si bien en el resto del barrio la edificabilidad era de 0,3 metros de pisos por cada metro cuadrado de suelo, Florentino Pérez consiguió que ampliar esos metros a 1,7. Según reflejó el Real Madrid en sus cuentas, mediante esta operación obtuvo un beneficio de 500 millones de euros.

Además, en julio de 2012, el Ayuntamiento madrileño, con el apoyo del PP e IU, la abstención del PSOE y la sola oposición de UPyD, aprobó una modificación urbanística que permitía ampliar el Santiago Bernabéu. Mediante este acuerdo, el Madrid podrá remodelar su estadio y construir un hotel de lujo y un complejo comercial y de ocio de casi 13.000 metros cuadrados en la zona que da al Paseo de la Castellana.

A cambio, el club le ha cedido al Ayuntamiento la parte de la fachada que da a Concha Espina para que construyan una zona verde, le ha devuelto cuatro parcelas en Carabanchel que el Consistorio le cedió en 1998 y deberá pagarle 6,6 millones de euros. El coste total de la reforma del estadio, según declaró Florentino Pérez a finales de enero, será de 400 millones de euros. Tal y como consta en el último Balance de Situación del club, de mediados de 2013, su deuda total asciende a 540 millones de euros. 

Leyes a medida de la industria del fútbol

Una de las ayudas, de ámbito estatal, que recibió Pérez para fichar al astro inglés fue la llamada Ley Beckham, una modificación normativa sobre el IRPF que entró en vigor en enero de 2004. Oficialmente, se hizo para atraer talento del exterior, especialmente científicos, y mejorar así la competitividad de las empresas españolas, aunque fue casi exclusivamente usada por los clubes de fútbol. Si los impatriados no habían residido en España en los últimos 10 años, podían optar por tributar en la escala progresiva del IRPF (43% en el caso español para el tipo máximo) o al tipo fijo del 24% del Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR) por los salarios obtenidos en este país durante los 6 primeros años.

El Real Madrid fue el primero en usarla, y gracias a ella pudo permitirse pagar el sueldo del futbolista británico. El salario de algunos de los jugadores de fútbol se negocia en neto. Es decir, el club y el futbolista llegan a un acuerdo por el que el jugador cobra, por ejemplo, un millón de euros limpios y el club es el que se encarga de abonar a Hacienda la parte correspondiente a sus impuestos.

David Beckham llegó al Madrid a mediados de 2003, tras acordar un sueldo neto de 11,6 millones por año. Durante 2004 y 2006 se lo consideró residente, gracias a lo que el Real Madrid evitó pagar 17,5 millones durante ese trienio. Además, dado que en 2003 y 2007 vivió menos de la mitad del año en nuestro país, tributó como no residente, lo que permitió que el club blanco se ahorrara otros 5,8 millones. La Ley Beckham se modificó en 2010 por una enmienda que introdujo ICV como condición para que Izquierda Unida apoyara los Presupuestos Generales del Estado de aquel año. El gobierno de Zapatero, que había respetado esta norma durante seis años, redujo a 600.000 euros anuales el importe máximo para acogerse a ella. Actualmente, si el salario del trabajador no llega a esta cantidad, puede optar por el 24% de retención. Esta modificación no afectó a los jugadores fichados antes de 2010, ya que se les mantuvo el régimen transitorio de 6 años.

Además de todo esto, en diciembre de 2013, se supo que la Comisión Europea (CE) estaba investigando a siete clubes españoles por diferentes motivos. Uno de ellos, el hecho de que cuatro clubes españoles, el Real Madrid, el Barcelona, el Athletic de Bilbao y Osasuna, no se hayan transformado en sociedades anónimas deportivas (SAD) ya que, desde Bruselas, consideran que puede estar generándoles beneficios fiscales injustamente. Una decisión que, según el secretario general del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, supone un ahorro tributario para estos clubes ya que tributan cinco puntos menos en el impuesto de sociedades que el resto.

En este dossier especial de La Marea, Mollinedo señala que, “curiosamente, el ministro de Exteriores declaró que había que defender a estos clubes porque representan la Marca España, como si el resto de equipos no la representaran”. Aunque asevera que desde el sindicato no se meten en esto, sí consideran que la Marca España “deberían representarla o todos los clubes o ninguno”. Asimismo, desde Gestha tampoco consiguen explicarse este “cierre de filas” a favor de estos cuatro equipos ya que, si la CE determina que ha habido ayudas ilegales del Estado, “va a ordenar que se devuelvan, por lo que la Hacienda estatal recibirá ingresos del Barcelona y del Madrid, y las forales, del Athletic y de Osasuna”.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Maria Cappa

Maria Cappa

4 comentarios

  1. acreixell
    acreixell 10/03/2014, 10:39

    Estamos en las mismas de siempre, unos robando y los otros sufriendo. la diferencia es que al menos en otros países de mientras crean algo de empleo.

    Responder a este comentario
  2. Antonio
    Antonio 10/03/2014, 08:32

    En el momento en que de ha dicho que el primer galáctico que fichó el madrid fue Beckham he dejado de leer… Ademas de que lo de los estatutos no es así, Florentino ya lo explicó en su momento… Y bueno, si para fichar a Figo, Zidane, Ronaldo o C.Ronaldo hace falta un criterio deportivo mas alla de que sean o fueran los mejores en sus puestos, apaga y vamonos…

    Responder a este comentario
  3. aliass
    aliass 09/03/2014, 23:45

    La chusma…

    Responder a este comentario
  4. santaklaus
    santaklaus 09/03/2014, 23:31

    Cabrones, no dejais que nadie robe tranquilamente en este país. Siempre persiguiendo a los ladrones decentes y honrados… malditos plebeyos de mierda…

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.