lamarea.com

martes 17 octubre 2017

Sociedad

Más allá del 8 de marzo: una quincena de lucha feminista en Madrid

“Quince días para visibilizar las luchas cotidianas del movimiento feminista y transfeminista de la capital. Quince días de ochos de marzos, porque una manifestación es insuficiente”

<em>Más allá del 8 de marzo: una quincena de lucha feminista en Madrid</em>

Cuatro meses y diez días antes del golpe de estado contra la II República Española, se celebraba por primera vez una manifestación dedicada a visibilizar a la “mujer trabajadora”. Habría que esperar hasta el 8 de marzo de 1977 para que cientos de mujeres saliesen de nuevo a la calle. En esa ocasión, El Pozo del Tío Raimundo de Madrid fue el escenario en el cual, a las 6 de la mañana, tuvo lugar una concentración bajo el lema “ni una mujer en la cárcel, ni una mujer sin trabajo”.

Desde entonces, la celebración del 8 de marzo como Día Internacional de las Mujeres ha avanzado en su institucionalización. En un sentido literal, los poderes públicos organizan eventos carentes de contenido reivindicativo protagonizados por mujeres. Y dentro del propio movimiento feminista, la fecha se ha convertido en el hito mayor pero más previsible del año.

“¿Se ha despolitizado este día? ¿Cuál ha sido el motivo por parte de los medios para invisibilizar ciertas denuncias y exigencias? (…) ¿En qué se ha ido transformando el Día Internacional de las Mujeres?”, se preguntaban las asistentes al encuentro Re-crear el 8 de marzo: tejiendo un frente común, que tuvo lugar el 14 de diciembre del año pasado.

Las respuestas se encuentran en la Quincena de lucha feminista ‘A por todas’. Quince días para visibilizar las luchas cotidianas del movimiento feminista y transfeminista de la capital. Quince días de ochos de marzos, porque una manifestación es insuficiente. Quince días de convergencia no solo teórica sino también física. Y es que la quincena se inauguró el pasado sábado 1 de marzo con la ocupación de un inmueble en la calle Madera que, entre 1983 y 2011, había sido la sede del local Marx Madera, gestionado por el Partido Comunista de España (PCE). El espacio, rebautizado como La Hoguera, funciona como centro de convergencia y sede de muchas de las actividades.

“Los primeros días se han desarrollado acciones reivindicativas”, explica una de las participantes en la quincena, que prefiere mantener el anonimato. “Ahora que el espacio está acondicionado, se desarrollarán todo tipo de actividades, como charlas, proyecciones y talleres”.

La agenda, repleta de propuestas desde el 1 al 15 de  marzo, tiene como punto álgido la manifestación del día 8. Este año, como símbolo de la necesidad de las organizadoras de hacer suya la fecha y devolverle su carácter de protesta ciudadana, se ha variado el ya clásico recorrido por el ‘manifestódromo feminista’ de la calle Atocha. Bajo el lema “En nuestros úteros no se legisla, nuestros cuerpos no se maltratan, nuestros derechos no se recortan”, la marcha recorrerá este sábado la Gran Vía de Madrid, desde la plaza de Cibeles, de donde partirá la cabecera a las 7 de la
tarde, hasta la plaza de España.

Laura Tejado

Laura Tejado

1 comentario

  1. Verbarte
    Verbarte 07/03/2014, 20:12

    Desgraciadamente, la mujer tiene motivos para estar todos los días en la calle reivindicando. http://wp.me/p2v1L3-tD

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM53 – Octubre 2017

Última hora

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor