lamarea.com

viernes 24 noviembre 2017

LA UNI EN LA CALLE

Ciencia y conciencia para la Universidad

Los autores imparten docencia de Física en la UCM y la UPM

05 febrero 2014
17:44
Compartir
Ciencia y conciencia para la Universidad

La Ciencia y la Tecnología forman parte de nuestra vida en todos los niveles. Por ello, un ciudadano del siglo XXI no debería vivir sin conocer cómo han afectado al desarrollo histórico de la Humanidad. La asignatura Ciencia y Conciencia, que se impartía dentro del programa ADA-Madrid y que desapareció por los recortes en la universidad, pretendía generar una actitud crítica a los estudiantes frente a los descubrimientos de la ciencia. Para ello nos situábamos en un momento muy concreto de la historia de la ciencia: la quinta conferencia Solvay de 1927.

El primer acto es una pequeña obra de teatro en la que participan el público, profesores y estudiantes de nuestras universidades. Aquí reproducimos un extracto de este acto.

NARRADOR 1
Descripción. Esta foto, se ha llamado “la foto más famosa de la historia de la ciencia”. Es la fotografía de los asistentes al V Congreso Solvay, celebrado en Bruselas entre el 24 y el 29 de octubre de 1927 en torno al tema “Electrones y protones”. Al encuentro asistieron 29 invitados, de los cuales 17 acabaron recibiendo el premio Nobel. Se dice que ese encuentro puso punto final a una edad de oro de la física caracterizada por una creatividad científica sin precedentes.

NARRADOR 2
Pero todo comenzó un año antes. El 2 de abril de 1926, Hendrik Lorentz salía de una audiencia con el rey de los belgas.

HENDRIK LORENTZ
¡Ya puedo escribir a Einstein! He sido recibido en audiencia por nuestro rey y me ha dado la aprobación real para invitar a Albert Einstein a formar parte del comité científico del International Institute of Physics y, además, le puedo invitar al V Congreso Solvay, que se va a celebrar en octubre de 1927. Su Majestad ha expresado la opinión de que, siete años después, la animadversión generada por la guerra se ha atenuado ya lo suficiente y la ciencia puede contribuir muy positivamente a aumentar la compresión entre los pueblos.

NARRADOR 1
Con este gesto, parecía que se acababa el aislamiento que habían sufrido los científicos alemanes después de la I Guerra Mundial. Lorentz, apenas recibió el consentimiento del rey de Bélgica, invitó a Einstein al V Congreso Solvay, nombrándolo miembro del comité responsable de su organización. Todos los invitados sabían que el V Congreso Solvay sobre “Electrones y fotones” se iba a ocupar de uno de los problemas más acuciantes del momento, una cuestión más filosófica que física: el significado de la mecánica cuántica. Los dos grandes contendientes del debate, Bohr y Einstein, no tenían ponencias en el congreso. Bohr llegaba a Bruselas como el rey de los cuantos, pero Einstein seguía siendo el papa de la física. Bohr estaba muy interesado, en suma, por la opinión de Einstein. Así que había una gran expectativa cuando, a las 10 de la mañana del nublado lunes 24 de octubre de 1927, los físicos más importantes del mundo de la física cuántica se reunieron en el Instituto de Fisiología de Leopold Park para dar comienzo a la primera sesión del congreso.

Pero no fue hasta el miércoles, cuando los defensores de las dos versiones enfrentadas de la mecánica cuántica tuvieron que exponer sus diferentes perspectivas. Durante la sesión de la mañana, Heisenberg y Max Born tenían que presentar su informe conjunto, dividido en cuatro grandes secciones: el formalismo matemático, la interpretación física, el principio de incertidumbre y las aplicaciones de la mecánica cuántica.

El cierre de su informe terminó con una afirmación provocadora, “nosotros consideramos que la mecánica cuántica es una teoría cerrada, cuyos supuestos físicos y matemáticos básicos no son susceptibles de cambio ni modificación alguna”. Este final era algo que Einstein simplemente no podía aceptar. Pero no se tragó el anzuelo de la provocación y no participó en el debate.

Paul Ehrenfest, que se dio cuenta de lo molesto para Einstein de dicha afirmación, le envió una nota garabateada.

PAUL EHRENFEST
“¡No te rías, pero debo decirte que hay, en el purgatorio, una sección especial en la que los profesores de teoría cuántica se ven obligados a escuchar clases de física clásica diez horas al día!”

NARRADOR 1
A lo que Einstein contestó.

ALBERT EINSTEIN
“Yo sólo me río de su ingenuidad. ¿Quién sabe el que, dentro de unos años, seguirá riéndose?”…

El acto segundo fue una lectura dramatizada de un capítulo de la obra de teatro Copenhage, de Michael Fryan. En este acto hablarán Niels Bohr, su mujer Margherite y Werner Heisenberg. La versión que nosotros utilizamos es una traducción que se representó en Buenos Aires.

————————-

Juan Pedro García Villaluenga trabaja en el Departamento de Física Aplicada I de la UCM. Imparte docencia de Termodinámica Clásica y Termodinámica de No-Equilibrio. Desarrolla su investigación en termodinámica en motores brownianos y en sistemas heterogéneos.

Javier Galeano Prieto trabaja en el Departamento de Ciencia y Tecnología Aplicadas a la I.T. Agrícola de la UPM. Imparte docencia de Física General y Física Estadística de Sistemas Desordenados. Desarrolla su investigación en física estadística, en particular en redes complejas.

Varios Autores

Varios Autores

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones presidenciales en Chile: lo que está en juego

"En este momento ningún candidato puede sentirse realmente vencedor, por más que proclame lo contrario en su cierre de campaña". Manuel-Fabien Aliana analiza el panorama político de Chile a pocas horas de las elecciones presidenciales.

Los socios/as escriben

La gran guerra mundial

La guerra global de los ricos contra los pobres es silenciado y minimizada, sostiene el autor