La jueza prohíbe deportar a los internos del CIE de Barcelona que denunciaron agresiones

La magistrada que investiga los presuntos malos tratos de los que fueron víctimas en la noche de Fin de Año ha citado a declarar a siete internos el próximo jueves

BARCELONA // La jueza que investiga los presuntos malos tratos de los que fueron víctimas varios internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona la noche de Fin de Año ha prohibido que estos sean deportados sin su autorización. En una providencia a la que ha tenido acceso la agencia EFE, la magistrada ha citado a declarar este jueves a siete de ellos .

La titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona ha acordado impedir las deportaciones después de que en los últimos meses, varios internos que denunciaron haber sufrido malos tratos por parte de la policía nacional que custodia el centro, o que fueron testigos de abusos, hayan sido deportados a sus países de origen.

Los hechos que investiga la juez sucedieron los pasados 31 de diciembre y 1 de enero. La Campaña Tanquem els CIEs recibió la llamada de un interno que los alertó de que varios agentes estaban agrediendo a sus compañeros: “Aquí están pegando a personas, se han llevado a tres, los matarán a golpes. Llama a alguien para que venga, ¡que venga alguien que los matarán!”, expresó el interno, según explicó la plataforma en un comunicado.

Según las denuncias, en la madrugada del primero de enero algunos de los agentes estuvieron consumiendo alcohol e increpando y humillando a varias personas. A raíz de estos hechos, un grupo de internos presentó una queja formal ante el director del centro, lo que motivó, aseguran los testigos, que los policías irrumpieran en las duchas y golpearan a varias de las personas recluidas.

La magistrada ha ordenado que no se lleve a cabo la expulsión de ocho de los internos “sin previa comunicación a este juzgado”. La jueza exige que se le comuniquen las expulsiones “con antelación suficiente que permita, en su caso, instar al cese del internamiento en atención al interés superior de la investigación penal» que ella dirige.

Imágenes «extraviadas» del interior del CIE

Además de esta investigación, el juzgado de instrucción número 21 de Barcelona mantiene diligencias abiertas a raíz del posible suicidio de un inmigrante de origen armenio que, según la policía, apareció ahorcado en una de las celdas de aislamiento del CIE de Barcelona a principios de diciembre.

El juez ha pedido que se le faciliten las imágenes de las cámaras de video vigilancia de la celda y del interior de la galería en la que falleció Alik, de 42 años de edad, y que según denunciaron otros internos a las asociaciones de derechos humanos, estuvo gritando durante horas tras un encontronazo con los agentes la noche en que falleció.

Está previsto que se fije una fecha para su visionado. Sin embargo, los responsables del CIE no han entregado las imágenes de los pasillos que conducen a la zona donde murió el interno. Según fuentes judiciales citadas por EFE, la policía asegura que se han extraviado.

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto.

 

aportacion la marea
PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.