Huelga indefinida de limpieza en el hospital Ramón y Cajal contra los recortes

Los empleados de Clece, empresa propiedad de Florentino Pérez, comenzarán este lunes un paro indefinido contra los despidos que "amenazan" la salud de los pacientes

MADRID // El hospital Ramón y Cajal de Madrid amanecerá este lunes más sucio de lo normal. El motivo es que los trabajadores de Clece, empresa responsable del servicio de limpieza y propiedad de Florentino Pérez, iniciarán a las 00.00 horas del 13 de enero una huelga indefinida para protestar por los futuros despidos con los que amenaza la empresa.

Los sindicatos convocantes, UGT, CCOO y CGT, todos los que tienen representación en el Comité, denuncian los recortes de la Consejería de Sanidad: 60 trabajadores menos en una plantilla de 380 personas.

El origen del conflicto parte de la decisión del gobierno madrileño, el 11 de julio de 2013, de adjudicar el contrato de limpieza de 17 centros sanitarios. El caramelo era de 208 millones de euros y tenía una duración de tres años. Las empresas Clece y Ferrovial se llevaron las adjudicaciones.

Como explica Julio Gómez, responsable de acción sindical de CCOO,  el tope que marcó la consejería en el pliego de condiciones era “muy bajo”. En algunos casos, “no sabíamos dónde se iba a recortar pero, teniendo en cuenta que el 90% del gasto era en personal, era fácil de adivinar”, añade.

“Antes, los gerentes de los hospitales eran sensibles a nuestras reivindicaciones, pero como la consejería decide el lote en su globalidad, con un recorte del 30 e incluso del 40%, las empresas recortan en mano de obra”, reivindica el portavoz de CCOO.

Sobre las posibles consecuencias de estos recortes para la salud de los pacientes, Gómez pone como ejemplo los informes de medicina preventiva: “Aunque no nos lo han entregado, hemos visto algunos que alertan de que en el tema de la limpieza, en hospitalización, habitaciones o pasillos, hay centros que no cubren los mínimos establecidos”.

Asimismo recuerda que en las cuestiones de limpieza “hay que seguir unos protocolos”. Y añade: “Con 40 personas menos, va a repercutir de una forma u otra en la limpieza y en la salubridad”.

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.