lamarea.com

lunes 18 junio 2018

Sociedad

10.000 kilómetros en busca de justicia

Una numerosa delegación de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina ha llegado a Buenos Aires para declarar ante la jueza, e impulsar el proceso por los crímenes del franquismo

07 diciembre 2013
14:56
Compartir
10.000 kilómetros en busca de justicia
Inés García Holgado, Darío Rivas y Adriana Fernández, primeros querellantes. SILVINA DI CAUDO

BUENOS AIRES // Varios de los querellantes por los crímenes del franquismo han declarado esta semana ante la jueza María Romilda Servini de Cubría, que investiga los crímenes de lesa humanidad y el robo de bebés en España durante el período comprendido entre los años 1936 y 1977. La llegada de estos querellantes y víctimas de la represión franquista coincide con la reciente autorización del Gobierno de Mariano Rajoy de extraditar a dos de los cuatro torturadores contra los cuales la magistrada argentina dictó orden de detención vía Interpol y a efectos de indagatoria el 18 de septiembre del corriente año.

Durante la tarde del sábado pasado, la Plataforma Argentina de apoyo a la querella contra los crímenes del franquismo recibió a la delegación española en la sede de la Federación de Asociaciones Gallegas de la República Argentina en Buenos Aires. Allí estuvieron presentes los tres primeros querellantes: Darío Rivas Cando, Inés García Holgado y Adriana Fernández.

En estos momentos, la causa abierta en Argentina contra el franquismo es la única en el mundo. Por eso se han movilizado miles de kilómetros para ser escuchados. Algunos llegaron el viernes, otros el mismo sábado, pero el cansancio de doce horas de viaje no fue impedimento para el encuentro. El recibimiento de la delegación española por los integrantes de la Plataforma Argentina fue cálido y emotivo y hubo tiempo para las presentaciones individuales, en las cuales cada uno sintetizó su historia y sus esperanzas.

Entre los visitantes llegados a Buenos Aires se encuentran José María Galante Serrano, José Ibargutxi y Soledad Luque Delgado, quienes ya habían estado en Argentina a fines de agosto, participando en esos días de la creación de la Plataforma Argentina de apoyo a la querella. En ese acto, representantes de organismos de derechos humanos, asociaciones de profesionales, organizaciones políticas, estudiantiles, gremios culturales y ciudadanos en general, en base al “principio de jurisdicción universal”, se comprometieron a “apoyar la difusión de los objetivos de la querella y a respaldar las actividades que se realicen con ese fin, y para seguir aunando voluntades con un criterio amplio, plural y democrático que congregue las diversidades de pensamiento y acción”.

Una tupida delegación

Esta vez, la delegación española contó también con la presencia de los querellantes Andoni Txasko Díaz, Ángela Fernández Carballeda, Ascensión Mendieta Ibarra y su hija Ascensión Vargas Mendieta, Elsa Osaba Bailo, Felipe Izagirre Esnal, Felipe Moreno, Jon Arrizabalaga, José Luis Galán Corrochano, María Antonia Oliver París, María Josefa Zorroza Gezuraga, Merçona Puig Antich, Pablo Mayoral y Paqui Maqueda Fernández. Y los viajeros no querellantes Ana Mesutti (abogada), Eduardo Ranz, Hugo Fernández, Manuela Bergerot Uncal, María Arcenegui Siemens, María Luisa Chamorro Díaz Guijarro y Peter de Echave.

Durante estos días, y a la espera del cumplimiento de la orden de extradición que dictó Servini de Cubría, no sólo declararon en el juzgado, sino que también participaron de muchas actividades (visitas a lugares emblemáticos de memoria histórica, charlas, entrevistas, debates y encuentros con diferentes organismos de derechos humanos).

Algunos de ellos fueron invitados especialmente a contar sus historias, como por ejemplo el ex sacerdote franciscano Felipe Izaguirre Esnal, representante del grupo “los curas de la cárcel de Zamora”, quien se reunió con miembros del Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos de Buenos Aires y relató sus años de lucha, cárcel y tortura por hablar de justicia social y denunciar los maltratos policiales al pueblo.

El martes por la noche, las dramaturgas españolas Susana Hornos y Zaida Rico, acompañadas por otras actrices, ofrecieron una función especial de la obra Granos de uva en el paladar, homenaje teatral a 80 años de lucha. En esta oportunidad participaron y acompañaron diferentes organismos de derechos humanos, personajes de la cultura y medios de comunicación.

Al finalizar la función y rodeada de gran cantidad de personas emocionadas, Ana Messuti, integrante del equipo de abogados que impulsa la querella argentina por los crímenes del franquismo subió al escenario y se dirigió al público presente explicando los avances de la causa.

Homenaje a las Brigadas Internacionales

Unos días después, tras la tradicional ronda de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo, símbolo de lucha por conservar siempre viva la memoria, llegó uno de los momentos más emotivos de la visita. La Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra los crímenes del franquismo realizó un “Homenaje de los Pueblos del Estado Español a los Hombres y Mujeres de las Brigadas Internacionales que partieron de Argentina a combatir en territorio español en defensa de la Paz, la Democracia y la Emancipación. Hijos de lo mejor de lo Humano”.

Este homenaje consistió en la inauguración de una placa en la puerta del Bar Iberia, antiguo reducto republicano en plena Avenida de Mayo, la más española de la ciudad de Buenos Aires. El “Chato” Galante, integrante de una asociación de presos del franquismo, fue el encargado de dirigir la palabra a los presentes. Galante se refirió al momento en que se produjo el golpe de estado militar contra la República Española democráticamente constituida, “momento en el que el mundo asombrado vio como las democracias occidentales miraban para otro lado mientras el fascismo apoyaba material, política y militarmente a los sublevados”.

De manera firme y mirando a los presentes reconoció que “no todo el mundo se quedó en ese asunto, sino que hubo gente que pasó del asombro a la indignación y de la indignación a la acción. Fue esa gente lo mejor de su generación, la que fue a España a pelear por libertad y democracia porque entendió que esa pelea era también la pelea por un mundo más libre, más justo y mejor, sueño que ellos llevaban en su corazón”.

Chato agradeció al pueblo argentino haber permitido hoy dar esa pelea contra la impunidad del franquismo y destacó la importancia de rendir homenaje a los argentinos que estuvieron en las Brigadas Internacionales, “algo que en nuestro país no nos dejan y aquí es un ejercicio extraordinario por los derechos humanos y la recuperación de la memoria”.

Para finalizar sus palabras, propuso que “así como los presos con tenacidad utilizaban cucharas para cavar metros de tierra que les permitiera recuperar la libertad, hay que volver a agarrar las cucharas de uno y del otro lado del océano para cavar metros y metros contra la impunidad del franquismo”.

Aplausos, puños en alto y cantos de la época de la Guerra Civil cerraron el homenaje, junto a otros cantos reclamando justicia como el argentinísimo “Olé olé, olé olá, como a los nazis les va a pasar, a donde vayan los iremos a buscar”. Los integrantes de la delegación española dejaron claro que, a pesar de tener distintos criterios y diferentes inclinaciones políticas, los une la misma esperanza, lograr la verdad, la justicia y la reparación que su propio país les niega.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Silvina Di Caudo

Silvina Di Caudo

5 comentarios

  1. Verdad,justicia y reparación.
    Verdad,justicia y reparación. 08/12/2013, 09:35

    Leer en su periódico que estas personas representan a las víctimas del franquismo y que están luchando por todas las que no están es uno de los mejores chistes de Gila que se pueden escuchar. Ninguno de ellos ha hecho nada por la verdad, la justicia y la reparación en los últimos quince años de activismo. Si acaso la señora mayor que tiene una lápida en el cementerio de Guadalajara en recuerdo de su padre y ha asistido a algún que otro homenaje. Los demás son unos aprovchados y unos jetas e incluso hay entre ellos, algún impostor e impostora, con historias inventadas y falseadas. La jueza lleva desde el 2010 mareando la perdiz y los abogados imputan a muertos y a torturadores de cuarta que en nada representan la magnitud de la tragedia. En fin, que lamento que su periódico haya publicado una historia de ficción y de egos. Ya se enterarán ustedes más adelante de lo que estaban haciendo estas personas en Argentina. Ya.

    Responder a este comentario
    • Julieta
      Julieta 15/06/2014, 22:38

      Me gustaria que tengas un poco de respeto por las personas que luchamos dia a dia para recuperar la identidad de nuestros familiares, se nota que no tuviste que remover la tierra para encontrar los huesos de algun familiar como fue el caso de MI ABUELO, te pido tengas respeto .
      Si te parece que desde aca no se hace nada te invito a que me escribas y consultes todas tus dudas.

      Responder a este comentario
  2. ateo666666
    ateo666666 07/12/2013, 23:23

    Vivimos en una democracia secuestrada por el filofascismo que parasita todas y cada una de las esferas: gobierno, parlamento, sistema judicial, seguridad del estado, etc., teniendo el dudoso honor de ser uno de los países del mundo con más desaparecidos provenientes del genocidio franquista mientras no pasa día alguno en donde se siga homenajeando impunemente la memoria de los criminales que perpetraron esos execrables crímenes. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2013/11/desgraciadamente-espana-no-puede-acabar.html

    Responder a este comentario
  3. Flanagan
    Flanagan 07/12/2013, 18:08

    Hay que pedir una comisión de investigación en la que participe una delegación del Parlamento Europeo, porque estos ignorantes han sobrepasado ya todos los límites de la legalidad con la intención de parapetarse al haber sido desmanteladas todas las falacias que propagan para negar la inmensa corrupción ancestral que arrastran desde sus orígenes franquistas. (fin de la cita)
    Si les dejamos continuar terminarán con Internet libre censurándonos todas las protestas y preparando un plan para hacerse con la voluntad de la Junta Electoral de manera que los macutazos y tamayazos les protejan de perder elecciones en el futuro.(fin de la cita)
    Ya han hecho cosas peores como son las de poner fiscales defensores del Pepé contra el Pueblo, perseguir a jueces antifranquistas, meter la mano en la reserva de la Seguridad Social que fundó Zapatero y lanzar a la calle a mas de la mitad del contingente de inspectores de Hacienda para que no se continúe investigando sobre el gurtelazo de robo cósmico al Pueblo y pagos colosales en dinero negro a la élite fascista. (fin de la cita).
    También la Policía; acojonados sus agentes por las represalias, ha alterado sus formas democráticas establecidas por los gobiernos socialistas y ahora son esos agentes antidisturbios mas feroces y peores que los grises de Fraga Iribarne en tiempos de Franco. (fin de la cita)
    Propongo que se ponga en libertad a Bárcenas y que en su lugar se meta preso al responsable directo desde hace veinte años, de las actuaciones de ese empleado contable. (fin de la cita)
    El pepero que le pagaba el sueldo y firmaba la nómina de ese tesorero, es el culpable delincuente señor X de toda la trama y los jueces ya lo saben bien desde hace tiempo, pero no mueven un dedo esperando que algo *sobre*. (fin de la cita)
    Desde hace seis años estamos en la fase de que si son galgos o son podencos mientras el conejo de la suerte se escapa todos los días en avión a los países mas recónditos de la Tierra para quitarse de enmedio alegando que va a promocionar la exportación de nuestra producción de *chimpiritione*. (fin de la cita)

    Responder a este comentario
  4. María
    María 07/12/2013, 16:20

    “Chato” Galante:
    “cuando se produjo el golpe de estado militar contra la República Española democráticamente constituida, las democracias occidentales miraban para otro lado mientras el fascismo apoyaba material, política y militarmente a los sublevados”.
    Pués otra vez el fascismo, seres que no saben lo que significa humanidad, justicia, sensibilidad, DDHH, convivencia, vuelve a pasear su arrogante ignorancia por este país pero tambien por la vieja Europa.
    Fascismos, franquismos, capitalismos, neoliberalismos, mercados, van siempre juntos y atacando los derechos y las libertades de los pueblos ya que los quieren sólo para ellos.
    Felipe Izaguirre, ex-sacerdote de la cárcel de Zamora, que sufrió cárcel y tortura por hablar de justicia social y malos tratos policiales es una representación de bastantes miembros de la iglesia que se desmarcaron del tradicional alineamiento de esa iglesia con los poderosos. ¿Qué hacen estos discípulos de Jesús en esa gran secta/partido de farsantes e impostores que se han autonombrado sus representantes? Me temo que solamente lavarles la imagen.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.