lamarea.com

sábado 23 junio 2018

Sociedad

UGT denuncia a un periodista tras publicar un reportaje sobre su financiación en Asturias

El sindicato acusó a Xuan Cándano, director de Atlántica XXII por “incompatibilidad” al tener una productora en los años 90 mientras estaba en excedencia de RTVE. La televisión le ha suspendido 20 días de empleo y sueldo.

01 diciembre 2013
05:59
Compartir

“UGT S.A. Un sindicato empresarial”. Ese es el título del dossier que publicó en septiembre la revista Atlántica XXII. Una semana y media después de publicarse ese reportaje, su director, Xuan Cándano, recibió una denuncia de la sección sindical de UGT en RTVE por incompatibilidad de su cargo con una productora que montó durante unos años de excedencia en los 90.

“Es una vendetta”, afirma Xuan Cándano. “Querían ir a por mí, y como no encontraron nada con lo que tocarme las narices sacaron lo de la productora”. El periodista niega las acusaciones. “Eso fue hace 30 años, cuando estaba en excedencia, pero además, cuando volví a RTVE dejé la productora sin actividad y así sigue desde entonces”, aunque reconoce que no la dio de baja administrativamente.

Por ese motivo, esta misma semana ha recibido la notificación de su sanción: un expediente de 20 días sin empleo y sueldo. La denuncia, interpuesta por la sección sindical de UGT en Asturias, no contó con el apoyo ni de USO ni de CCOO, representados también en el Comité de Empresa. Finalmente el director de relaciones laborales, vinculado a UGT según Cándano, le ha dado la razón al sindicato.

Para el director de Atlántica XXII, UGT actúa “como una mafia”. En el número 28 de la revista se publicaron varios reportajes sobre el sindicato, incluida una entrevista con un disidente que contaba como funcionaba el entramado de empresas para financiar sus actividades en Asturias. Al director de la publicación no le llegó ni una sola denuncia, “el trabajo periodístico fue impecable”, asegura.

Eso sí, Cándano aún recuerda que cuando uno de sus periodistas fue a hacer una información a UGT se despidieron de él con estas palabras: “Cuidado con lo que escribís porque vosotros sois muy influyentes, pero nosotros somos muy poderosos”.

El periodista ha recibido esta misma semana el apoyo de varios partidos políticos como Izquierda Unida, Foro Asturias o Los Verdes, además de numerosas organizaciones de todo tipo. Entre ellas, la Asociación de la Prensa de Oviedo para quien UGT “ha hecho un uso torticero de sus prerrogativas sindicales para amedrentar, cuando no escarmentar, a un periodista de trayectoria intachable cuyo pecado ha sido ejercer su derecho a la libertad de información”.

En este sentido, Cándano recuerda que “en el número de la revista de septiembre disparamos contra todo, contra Botín, Liberbank, partidos políticos y nunca pasó nada” y lamenta que sea un sindicato quien quiera “coartar la libertad de expresión”.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.